Petróleo cambia de hostil a amigable con RD

Las gasolinas han bajado en promedio 22 pesos el galón en las últimas cinco semanas en el mercado interno de combustibles.

De un inicio hostil para el mercado doméstico de combustibles, el comportamiento internacional de la cotización del petróleo ha cambiado hacia un estadio más amigable, con menor presión para los costos internos de los hidrocarburos. Un precio actual del barril del crudo menor en un promedio de 10 dólares que el del inicio del año ha bajado el grado de las amenazas que se cernían sobre la economía local.

Las dos primeras semanas del 2020 y la última del año anterior fueron de alzas mientras que las cinco posteriores, que son las comprendidas entre el 18 de enero y la fecha, presentaron rebajas consecutivas en las cotizaciones internas de los derivados del petróleo, reflejo del comportamiento de la cotización internacional del crudo.

Esos cambios de postura en el impacto en la economía local de los precios internacionales del “oro negro”, han representado un alivio, al menos para los consumidores dominicanos que han visto acumular reducciones de precios en los combustibles durante las últimas cinco semanas, que para los dos tipos de gasolinas suman RD$12.10 para la prémium y RD$13.70 la regular, y RD$20.50 para el gasoil regular y RD$23.60 el óptimo.

Expectativas

Se anticipa que la tendencia se mantenga en la nueva fijación de precios que dispondrá hoy viernes el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM) para el periodo 22 al 29, que al menos mantenga los precios actuales. Hasta el pasado miércoles, último día de referencia que toma el MICM para fijar precios, el crudo cerró a US$53,69, un nivel similar al de referencia de la semana anterior.

Durante las dos primeras semanas del año el precio del petróleo, tanto el referente para el mercado Americano, el WTI como el Brent, que es el referente europeo, estuvieron en alza.

El primer empuje se originó por el conflicto surgido entre Estados Unidos e Irán por la muerte de un alto jefe militar iraní. Los temores basados en ese conflicto se disiparon, pero surgió otro elemento, la aparición del coronavirus en China, la segunda economía mundial, cuya demanda de petróleo es impactante para los precios del crudo, según suba o baje sus requerimientos. Ayer el precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró con una subida del 0,90 % situando el barril en 53.78 dólares, después de que se anunciara un aumento de las reservas de petróleo menor de lo esperado.

Movimiento de precio

El precio medio del barril de la OPEP en febrero ha caído hasta 53,69 en lo que va de febrero, desde los 65,11dólares del mes de agosto del 2019, para una caída equivalente a un 15,4%. En los últimos doce meses el precio del barril de petróleo de la OPEP ha descendido un 13,69%.

Los analistas de bolsas para los hidrocarburos dicen no saber cómo acabará influyendo el coronavirus en la economía china o en la demanda de petróleo porque la sociedad china no es abierta y la información oficial está controlada en gran medida por el gobierno, sin embargo, a mediados de febrero, las instituciones empezaron a revisar sus previsiones de demanda de petróleo para este año. British Petroleum (BP) ha sido una de las primeras instituciones en pronosticar el impacto que el coronavirus tendrá en la demanda mundial de petróleo. El director financiero de la compañía dijo que cree que la ralentización global provocada por el coronavirus, reducirá el crecimiento del consumo mundial de petrolero de 300 a 500 mil barriles diarios.

El mercado aprecia previsiones bajistas

Según las interpretaciones que hacen los analistas del MICM, “el mercado parece apreciar la revisión a la baja que ha hecho la OPEP y EIA en esta semana, provocando un incremento en el precio del Brent de 2% y un ligero incremento los precios del West Texas Intermediate de 1.5% con relación al cierre de la semana pasada”. Alegan que hay que tomar en consideración dos puntos claves: en primer lugar, el mercado reaccionará a medida que vayan calando estas previsiones de demandas revisadas.

Impacto del coronavirus, una incógnita

El segundo elemento que los analistas dicen que hay que tomar en cuenta es que a largo plazo nadie saber el impacto real de este virus dentro en la demanda de petróleo. Estas previsiones son basadas en muy poca información real porque la OMS no puede predecir lo que va a suceder en China ni en otros lugares; por lo tanto, BP, OPEP y EIA tampoco lo saben. Mientras tanto, en el país los combustibles siguen bajando, disipando los temores de la población, por la despedida del 2019 y la recepción del 2020 en de alzas del crudo.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.