PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Los países exportadores de petróleo, agrupados en la Opep+, tienen previsto reunirse mañana; podrían bajar producción

Los países exportadores de petróleo, agrupados en la Opep+ tienen previsto reunirse mañana, luego de que dejaron de verse de manera presencial hace más de dos años, por la llegada de la pandemia de covid-19.

El anuncio sobre esa reunión tiene expectante a gran parte del mundo, incluyendo a República Dominicana, especialmente porque se sospecha, luego de rumores puestos a rodar, que esas naciones podrían reducir la producción del llamado “oro negro”, empujado ese recorte por temores a una recesión mundial.

Un recorte en la oferta (habría menos petróleo disponible en el mercado) contribuiría a una mayor subida de precios, lo cual sería un problema para el caso local, porque incrementaría la factura petrolera, y sometería al gobierno a una situación más complicada de la que tiene, subsidiando cada semana el precio de los combustibles para no cargar las alzas bruscas a los consumidores.


Subsidios de combustibles por el gobierno

Desde el 7 de marzo de 2022 a la fecha, el Gobierno ha subsidiado el equivalente a RD$28,980 millones. Se comprometió a hacerlo por cuatro meses, siempre que el petróleo de Texas se mueva entre 85 y 115 dólares el barril.

Pero luego optó por mantener la subvención más allá de ese período, aun cuando esa franja ha sido rota. Ayer, por ejemplo, el precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró la jornada con una subida de 5.2 % y se situó en US$83.64, volviendo a sobrepasar la barrera de los US$80. Ha llegado a cotizarse este año por encima de los US$100.

Al finalizar las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) en esta primera jornada de octubre, los contratos de futuros del WTI para entrega en noviembre sumaron US$4.14, respecto al cierre anterior.

Informaciones difundidas por distintas agencias noticiosas dan cuenta de que la Opep y otros aliados como Rusia, conocidos como Opep+, sopesa reducir la producción en más de 1 millón de barriles por día en su cita del miércoles, lo que supondría su mayor recorte desde el comienzo de la pandemia.

Los encuentros de la Opep+ se estuvieron limitando al formato virtual, pero esta vez se juntará en la sede del cartel petrolero, en Viena. Cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el covid-19 como una pandemia (el 11 de marzo de 2020) el barril de crudo de Texas costaba US$33.13
Y seis días después, cuando República Dominicana cerró sus fronteras por aire, tierra y mar, para evitar una expansión de contagios, el precio ya había caído a US$26.96 (rebajó 6.17 dólares).

Ha llegado a caer, incluso, en terreno totalmente negativo, como el 20 de abril de 2020, con una cotización de -36.98 dólares. Fue algo así como “más barato que regalado”.

Pero el crudo tomó “bríos”, y exactamente un año después del inicio de la pandemia –11 de marzo de 2021- ya costaba a US$66.02. Su “fuerza” ha seguido.

Para República Dominicana fue un duro golpe que alcanzara ese nivel de precio, porque el Presupuesto General del Estado (PGE) consignó para el año pasado un precio promedio de US$45.50, nivel que quedó superado desde el inicio del período.


El alto costo del petróleo es la variable económica más inmanejable

El alto costo del petróleo fue en 2021 la variable económica más inmanejable para el Gobierno. En 2022 se ha corrido la misma “suerte”. El crudo ha seguido creando inconvenientes a las metas oficiales.

Apenas cumplidas las dos primeras semanas de 2022, la cotización al alza del oro negro estuvo todo el tiempo por encima de la media proyectada por las autoridades del gobierno para el período completo, consignada en el PGE 2022 (que fue US$62.7/ barril).

El año actual comenzó con un precio superior en un 25 % al promedio estimado para el período general.
El mercado internacional ha estado muy impactado por conflictos políticos entre países productores del Medio Oriente y el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, elementos que se suman a los efectos que ya venía provocando la pandemia en materia de suministro, logística y demás, a nivel mundial.

Reuniones de la Opep

Los representantes de los 13 miembros de la Opep, liderados por Arabia Saudita, y sus diez aliados encabezados por Rusia, se reúnen en un contexto de fuertes rumores del pacto al que llegarían para poner en picada la oferta petrolera.

Antes de la pandemia, este grupo de países productores se reunía dos ves por año en la capital de Austria. Pero, desde el impacto de la pandemia, a inicios de 2020, los 23 miembros tuvieron apenas una cita mensual por videoconferencia, para alinear sus objetivos frente a la volatilidad de la demanda.

Desde su última reunión en septiembre, los dos índices petroleros cayeron y oscilan en torno a US$80, lejos de los máximos registrados en marzo, de US$139.13 para el Brent del Mar del Norte y US$130.50 en el “overnight” para el Texas, iniciada la guerra en Ucrania.

En 2020, los miembros del cartel acordaron reducir la producción para no inundar de petróleo a un mercado incapaz de absorber la oferta debido a los confinamientos y restricciones sanitarias.

Esta estrategia funcionó y los precios que habían caído con fuerza remontaron gracias a esta política.

El año pasado, en un contexto de retorno de la normalidad, la Opep+ acordó volver a subir la producción. Sin embargo, frente a los temores de una recesión en ciernes, la alianza decidió en septiembre bajar sus volúmenes, decisión que podría confirmar esta semana.

150 mil barriles cada día y una incidencia en otros

La República Dominicana es un importador neto de petróleo y derivados, con un consumo diario de alrededor de 150 mil barriles. Esa condición convierte al crudo en un elemento esencial de la planificación económica.

El petróleo incide en varias áreas y actividades económicas que también impactan en los precios internos, marcando el nivel o tasa de inflación como son el transporte, los fletes y la energía eléctrica.

A nivel de presupuesto, el precio del crudo incide en el costo semanal de los combustibles y aumenta o disminuye las recaudaciones fiscales basadas en el impuesto ad valorem a los combustibles. Así de importante es lo que pasa o no con el petróleo.

Posted in Dinero
agency orquidea

Más contenido por Martín Polanco