Conflicto pone a prueba amistad de líderes

Biden y Netanyaju tienen una amistad de cuatro décadas.

Washington. La amistad de cuatro décadas entre el presidente de EE. UU., Joe Biden, y el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, se ha puesto a prueba con la escalada bélica en Oriente Medio, aunque ha podido ayudar al estadounidense a presionar al israelí a aceptar un alto el fuego con los palestinos.

A lo largo de la última semana, las llamadas de Biden a Netanyahu han sido continuas en lo que la Casa Blanca ha descrito como una “diplomacia intensiva y silenciosa” para promover un cese de las hostilidades entre Israel y el grupo islamista Hamás, que gobierna en la Franja de Gaza. Ambos dirigentes políticos mantienen una amistad por lo menos de fachada, dado lo muy diferentes que son sus caracteres y ante la importancia de los vínculos entre EE.UU. e Israel.

El presidente estadounidense y el primer ministro israelí se conocieron en Washington cuando Netanyahu era el “número dos” de la Embajada de su país en la capital estadounidense y Biden un joven senador interesado en política exterior. La relación ha perdurado a la largo de los años con sus más y sus menos.

Y es que ha habido momentos en los que las políticas de ultraderecha de Netanyahu han exasperado a Biden, quien concibe las relaciones personales como un instrumento de política exterior.

Así lo explicó a Efe el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Duke Bruce Jentleson, quien entre 2009 y 2011 fue asesor del Departamento de Estado durante la Administración de Barack Obama (2009-2017), en la que Biden fue vicepresidente.

El caso más claro fue en 2010 durante una visita del entonces vicepresidente a Israel, cuando el primer ministro honró su amistad con Biden, para poco después tensar la relación.

En ese viaje, Biden se conmovió cuando supo que Netanyahu había plantado un círculo de árboles en honor a su madre en un jardín en Jerusalén.

EE.UU. no va a cambiar su ayuda militar a Israel

Estados Unidos “no tiene planes” de cambiar su ayuda militar a Israel, después de la escalada bélica que ese país mantuvo con las milicias palestinas durante once días, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki. Destacó como un “precedente histórico” que Israel y los palestinos alcanzaran un acuerdo de cese al fuego, que ayer cumplió su primera jornada en relativa calma.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.