PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Nueva Delhi, 4 oct (EFE).- El Buró Central de Investigaciones de la India (CBI, en inglés) informó este martes de la detención de un hacker de origen ruso que supuestamente ayudó a cientos de personas a corromper el complejo sistema de pruebas de admisión a las universidades en la India.

El acusado fue detenido por la Oficina de Inmigración en el Aeropuerto Internacional Indira Gandhi en Nueva Delhi, al llegar a la India desde Almaty, Kazajistán, anunció hoy en un comunicado el CBI, que indicó también que había comenzado el interrogatorio.

La detención del ciudadano ruso surgió a raíz de una investigación iniciada hace un año sobre una masiva violación del sistema del Examen Conjunto de Ingreso (en inglés JEE), la prueba de admisión para carreras de ingeniería, arquitectura o planificación en la India diseñado por la Agencia Nacional de Pruebas.

«Se reveló el papel del ciudadano ruso que supuestamente había manipulado el software iLeon (la plataforma en la que se realiza el examen JEE-2021) y que ayudó a otros acusados ​​a piratear los sistemas informáticos de algunos candidatos sospechosos durante el examen», indicó el CBI.

De acuerdo con esto, el ciberpirata permitió que terceros que se encontraban fuera de las salas donde se presentaban las pruebas accedieran de manera remota al sistema cerrado de computadoras y resolvieran las preguntas y los problemas en las pruebas de los candidatos.

En septiembre del año pasado, las autoridades registraron un caso contra una empresa privada y varios individuos, incluidos sus directores, tres empleados, y otros particulares, por denuncias de irregularidades cometidas en los exámenes JEE, indicó el buró.

Según el CBI, «dicha empresa y sus directores estaban manipulando el examen en línea de JEE y facilitando a los estudiantes aspirantes a obtener la admisión en los principales NIT (Institutos Nacionales de Tecnología) a cambio de una gran cantidad de dinero», detalló.

Los acusados ​​solicitaban usuarios, contraseñas, y cheques a estudiantes aspirantes como garantía de pago.

La intervención de estos hackers podía costar entre 15.000 y 18.000 dólares por cada aspirante, según el CBI.

De acuerdo con el canal indio NDTV, la agencia estatal dijo hoy a un tribunal de Nueva Delhi que las investigaciones sugieren que unas 800 personas podrían haber presentado el examen con la ayuda de estos hackers.

Los casos de copia masiva en exámenes son comunes en el país asiático, y las autoridades en ocasiones optan con cortar el internet y las comunicaciones en las zonas donde se presentan las pruebas para evitar que se hagan trampas.

En 2018, la Comisión Central de la Escuela Secundaria (CBSE) ordenó la repetición de los exámenes de 2,8 millones de estudiantes debido a que las preguntas de las pruebas fueron filtradas en la aplicación Whatsapp

Posted in Internacionales
agency orquidea

Más contenido por EFE