PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

NUEVA YORK.- El presidente Luis Abinader, durante su discurso este martes para conmemorar el 159 aniversario de la Restauración y el segundo año de su gestión, irrespetó e ignoró a un conglomerado humano que supera los dos millones de personas, como lo es la comunidad dominicana en el exterior.

El criterio es de Luis Mayobanex Rodríguez, coordinador general de Alianza País en ultramar, afirmando que el mandatario dejó un desagradable tufo clasista que penetro las paredes del Gran Teatro Cibao y se esparció dentro y fuera del territorio nacional.

“Confirmó el menosprecio de la oligarquía dominicana hacia nuestros migrantes”, ya que, en su discurso, preñados de cifras reales o no, se fue en elogios al empresariado de áreas como el turismo, energía, y zonas francas, precisa el dirigente político”.

“No tuvo la honradez de reconocer el extraordinario valor que representan nuestras remesas en el desarrollo de la economía nacional, en la estabilidad en la macro economía y en su fervorosa aclamación de que las reservas internacionales del país están situadas por vez primera en 14 mil millones de dólares”.

El orgullo que mostró el mandatario al aclamar “cómo éxito de su gobierno la apreciación de la moneda nacional, debió de encontrar un mínimo de humildad y decir que ese comportamiento también tiene que ver con el sacrificio de cientos de miles de mujeres y hombres trabajadores quisqueyanos desde el exterior”

Mayobanex Rodríguez, añadió que muchas veces esos hombres y mujeres viven en condiciones humanas críticas para poder enviar el dinero que requieren millares de familias desatendidas y olvidadas por gobiernos entregados a los brazos de la oligarquía”.

El presidente Abinader “obvió con toda mala intención que el monto de las remesas anuales equivale al 50% del presupuesto nacional”, sostuvo.

“Claro, nada se dice al respecto porque muchos de los supuestos logros del gobierno no responden a sus políticas públicas, sino, indudablemente, a los multimillonarios aportes de unos migrantes frente a los cuales el Estado no les reconoce ni respeta derechos algunos”.

“Desde la óptica del mandatario la comunidad dominicana seguirá siendo un conglomerado humano sin derechos, pero si con deberes”, subraya.

“Reiteramos que su cacareado discurso del cambio no ha llegado y parece que no llegará al seno de las comunidades dominicanas”, sostiene.

Se puede afirmar que de cara a nuestros migrantes la diferencia del actual gobierno con los 20 años de gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) radica en el color del partido gobernante, no en ejecutorias de políticas públicas sustantivas, puntualizó Mayobanex Rodríguez.

Posted in InternacionalesEtiquetas
agency orquidea

Más contenido por Ramón Mercedes