PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Bogotá. El presidente colombiano, Gustavo Petro, dijo que pidió perdón a Haití por el asesinato hace un año de su presidente Jovenel Moise, crimen por el que están presos en Puerto Príncipe 18 mercenarios colombianos.

“Hoy le pedí perdón a Haití por el asesinato de su presidente cometido por mercenarios colombianos”, escribió en Twitter el jefe de Estado que está en Nueva York en donde participó en la 77 Asamblea General de las Naciones Unidas.

El pedido de perdón se constituye en la postura oficial del nuevo Gobierno colombiano con respecto al magnicidio, del cual están acusados militares retirados del Ejército colombiano que esperan el juicio en Haití.

Las familias de los detenidos abogan por un juicio justo, pues las investigaciones del caso no han tenido avances.

Según la Policía haitiana, capturaron 18 militares retirados colombianos por tras el asesinato de Moise, el 7 de julio de 2021, y otros 3 murieron.

De acuerdo con las investigaciones, el magnicidio fue cometido por un comando de 26 mercenarios colombianos que irrumpieron de madrugada en la residencia presidencial, sin hallar resistencia por parte de las fuerzas de seguridad que custodiaban la mansión, situada en el sector de Pelerin, en Puerto Príncipe.

En agosto del año pasado, la Defensoría del Pueblo de Colombia denunció que los 18 exmilitares colombianos estaban hacinados, incomunicados y permanecían esposados en la cárcel desde su arresto.

La Defensoría insistió en que se les preste asistencia jurídica ya que, según dijo, se les desconocen derechos fundamentales.


Interrogado

Esta semana, el juez Walter Wesser Voltaire, quien investiga el asesinato del presidente haitiano, Jovenel Moïse, entrevistó al médico Christian Emmanuel Sanon, principal sospechoso del magnicidio.

Fue la primera comparecencia de Sanon desde su detención en julio de 2021, poco después del crimen y las acusaciones de ser uno de los principales organizadores del complot, que involucró a una veintena de exmilitares colombianos.

Sanon, quien vivió durante varios años en Estados Unidos, se presenta como doctor y pastor cristiano que brinda “liderazgo para Haití a través de una vida de acción positiva y absoluta integridad”.

En 2011, impulsó una carrera política y criticó la corrupción de las élites haitianas, el control de la comunidad internacional sobre el país, además de afirmar su deseo de encarnar la alternativa a las necesidades de la población.

Posted in Internacionales
agency orquidea

Más contenido por Agencias