PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
Los talibanes disuelven una manifestación en apoyo a las protestas en Irán
Los talibanes disuelven una manifestación en apoyo a las protestas en Irán

Kabul, (EFE).- Los talibanes disolvieron este jueves con disparos al aire una manifestación de mujeres en Kabul en apoyo a las protestas en Irán, donde se repiten las muestras de indignación desde hace casi dos semanas por la muerte de Mahsa Amini, que había sido arrestada por aparentemente llevar mal puesto el velo islámico.

«Irán se puso en pie, ahora es nuestro turno» o «La sangre de Mahsa es nuestro camino y nuestra inspiración» son algunos de los lemas que portaban en carteles la treintena de mujeres que participó en la manifestación frente a la embajada de Irán.

Las mujeres, completamente cubiertas con velos, mascarillas o gafas de sol para evitar ser reconocidas, portaban también fotografías de la joven kurda de 22 años que murió bajo custodia policial tras ser detenida por la Policía de la moral.

Un comerciante de la zona, que pidió el anonimato, explicó a Efe que la treintena de mujeres «coreaban eslóganes por la libertad de las mujeres y contra el gobierno de Irán», hasta que las fuerzas de seguridad de los talibanes «dispararon al aire y las manifestantes se dispersaron en unos pocos minutos».

El área frente a la embajada iraní cuenta con un amplio despliegue de seguridad, pero los talibanes permitieron la movilización porque pensaron que se manifestaban contra las supuestas agresiones que sufren sus compatriotas refugiados en Irán.

«Al principio pensamos que protestaban por los migrantes afganos víctimas de la violencia en Irán. De repente nos dimos cuenta de que protestaban por la chica iraní, por lo que nuestros colegas actuaron de inmediato y las expulsaron del área», afirmó a Efe un miembro de las fuerzas de seguridad de los islamistas, que pidió el anonimato.

Desde poco después de la llegada de los talibanes al poder a mediados de agosto de 2021, las manifestaciones de mujeres en Afganistán reclamando sus derechos se han repetido con cierta frecuencia, primero en las calles y después, tras la intensificación de las represalias de los islamistas, en la clandestinidad.

En esas protestas las mujeres reclaman que los fundamentalistas les permitan volver a sus puestos de trabajo o a la escuela, de la que han excluido a las estudiantes de secundaria, al tiempo que les obligan a cubrirse por entero o limitan su libertad de movimiento, al necesitar viajar acompañadas por un miembro varón de su familia.

En la memoria de todos persiste lo sucedido durante el anterior régimen talibán entre 1996 y 2001, cuando a pesar de las promesas, las mujeres estuvieron recluidas en el interior del hogar, y solo podían salir de la vivienda acompañadas por un hombre de la familia. 

Posted in Internacionales
agency orquidea

Más contenido por Agencias