ESCUCHA ESTA NOTICIA

Tapachula (México), 1 jun (EFE).- El Instituto Nacional de Migración (INM) de México y la Guardia Nacional (GN) desplegaron un operativo carretero este sábado para frenar la caravana de cientos de migrantes que partió desde la frontera sur para presionar a las autoridades en víspera de la elección del domingo.

En el tramo de carretera Villa Comaltitlán- Huixtla, en el estado de Chiapas, al menos cuatro venezolanos se entregaron a las autoridades migratorias porque los oficiales prometieron ayuda en el despliegue, conformado por siete unidades del INM y dos de la GN, que vigilan a los migrantes en su marcha.

La caravana, que partió el viernes desde la frontera con cientos de migrantes de Cuba, Centoramérica y Venezuela, descansó entonces en Huixtla, a unos 40 kilómetros de Tapachula, la mayor ciudad de México en el límite con Guatemala.

La migrante hondureña Gaby aseguró a EFE que los agentes de «forma prepotente» intentaron dialogar y llevarlos a Huixtla, pero no aceptaron la propuesta, por lo que buscarán seguir caminando.

“A un día de las elecciones, mañana son las elecciones en México, en vez de ayudarnos están regresando a la gente a Tapachula, están regresando a muchas familias, porque (otras) ya han llegado a Ciudad de México y las devolvieron. En vez de ayudar para que salgamos lo que hacen es que retroceden todo el proceso que llevamos”, dijo.

Un migrante de Cuba que prefirió no revelar su nombre por temor a represalias aseveró que los agentes del INM ya los «engañaron» una primera vez con la promesa de llevarlos a otras ciudades, pero en realidad los retuvieron.

“Nos quieren regresar otra vez, no quieren que lleguemos más adelante», sostuvo.

Juan, de Honduras, también acusó al INM de querer detenerlos, pero avisó que la caravana seguirá en cuanto pueda.

«Todos los migrantes estamos juntos, vamos a seguir juntos en el nombre de Jesucristo, ahora se ha hecho difícil por el agua y por los niños. Que nos apoyen, si en verdad nos quieren ayudar, que no se separen de la caravana y que vayan juntos con nosotros hasta donde lleguemos y que vaya la Guardia Nacional», manifestó.

Las autoridades mexicanas han intensificado sus operativos de seguridad en las carreteras y en la frontera sur antes de las elecciones del domingo, que serán las más grandes en la historia del país porque más de 98 millones de votantes están llamados a renovar más de 20.000 cargos, incluyendo la presidencia y el Congreso.

El Gobierno mexicano elevó en casi un 200 % anual la detección de migrantes irregulares en el primer trimestre de 2024, cuando interceptó a más de 360.000.

Posted in Internacionales

Más de panorama

Más leídas de panorama

Las Más leídas