Nueva York busca reformar las “prácticas racistas” de policía

Bill de Blasio, alcalde de Nueva York.

Nueva York. La ciudad de Nueva York desveló ayer un proyecto para “deshacer el legado y el daño causado por las prácticas policiales racistas”, denunciadas durante la ola de protestas que estalló en mayo en todo el país tras el asesinato del ciudadano negro George Floyd a manos de un policía blanco.
“Debemos ir más allá para enfrentar el legado dañino de unas prácticas policiales racistas. Estas reformas restablecerán la confianza y la responsabilidad para crear una fuerza policial que sea un reflejo de las comunidades a las que sirve”, aseguró el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, en una rueda de prensa. El anuncio se produce un día después de que el máximo responsable político de la Policía, Dermot Shea, pidiera perdón por este comportamiento.

“Tenemos que reconocer esta verdad y yo lo hago. Y debemos reconocer el papel histórico de la Policía de Nueva York en el maltrato de las comunidades de color. Lo siento. Nuestro desafío hoy es asegurarnos de que no participaremos ni toleraremos ninguna otra desigualdad o injusticia. Llevamos años de reformas constantes y debemos continuar”, aseguró Shea.

A debates

La nueva iniciativa, que entrará en un período de discusión pública antes de su aprobación, consta de 36 propuestas y cinco objetivos principales.

Transparencia y rendición de cuentas; representación y asociación comunal; reconocimiento y continuo examen de las prácticas racistas de la policía de Nueva York en la actualidad y a lo largo de su historia; despenalización de la pobreza y la creación de un cuerpo policial resiliente, diverso y que ofrezca apoyo, son las bases de este borrador. El pasado 25 de febrero, De Blasio anunció la designación de un oficial afroamericano, Rodney Harrison, como el nuevo jefe de la policía de la ciudad.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.