PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

España y Estados Unidos abogan por la gestión migratoria con trato justo a las personas

Washington.- El papa Francisco pidió que las muertes de migrantes, como las que se han producido en Melilla y en Texas, no sucedan de nuevo. En Melilla, ciudad española ubicada en el norte de África, murieron 23 personas, y los inmigrantes fueron azotados por guardias fronterizos. En San Antonio Texas, 51 murieron sofocadas en un camión.

“He recibido con dolor las noticias de las tragedias de los migrantes en Melilla y en Texas”, comenzó el mensaje de Francisco, quien pidió rezar todos juntos “por estos hermanos que han muerto mientras perseguían la esperanza de una vida mejor”.

Y pidió además que “el Señor nos abra el corazón y estas desgracias no sucedan de nuevo”.

Los fallecidos en el intento de entrar en el Melilla por parte de unas 2,000 personas subsaharianas, la más numerosa y violenta que recuerdan los vecinos de la localidad marroquí fronteriza de Nador, van llegando en un goteo de cifras discordantes. Las muertes se produjeron después de la actuación de los agentes del país magrebí, que dispusieron un amplio dispositivo para frenar a los emigrantes y actuaron con gas, pelotas de goma, porras y piedras lanzadas con hondas.

Compromiso

España y Estados Unidos se comprometieron este martes a colaborar en un enfoque integral para la gestión de los flujos migratorios irregulares, que garantice un trato justo y humano de los migrantes y resaltaron la necesidad de una cooperación permanente ante estos movimientos en el norte de África.

Así lo sellaron ambos países en una declaración conjunta con motivo de la reunión del jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en el Palacio de la Moncloa, sede oficial del Ejecutivo español.

Uno de los apartados de esa declaración, que lleva por epígrafe “Por una migración segura, ordenada y regular” recoge esa apuesta por la gestión de los flujos migratorios con trato justo a las personas.

Un compromiso en medio de la polémica por la actuación de la Gendarmería marroquí frente a los migrantes subsaharianos que el pasado viernes asaltaron la valla fronteriza entre ese país norteafricano y la ciudad española de Melilla, que provocó la muerte de una treintena de personas.

España y Estados Unidos reconocen en la declaración la importancia de una cooperación permanente en respuesta a los retos de la inmigración irregular en el norte de África.

España es frontera sur de la Unión Europea con África y por ello, miles de migrantes africanos intentan entrar en el país, como puerta de acceso para el resto de Europa.

Además, ambos países se comprometen a coordinar esfuerzos para abordar las causas fundamentales de la migración irregular y trabajar para fortalecer las vías legales, con especial énfasis en los países de América Latina y el Caribe, regiones próximas a Estados Unidos y con una relación muy cercana con España.

Política migratoria fallida

Estados Unidos y México admitieron una política migratoria fallida y se conjuraron por enésima vez contra el tráfico de personas tras el hallazgo de 51 migrantes muertos hacinados en un camión en San Antonio, Texas, una de las mayores tragedias de este tipo de las últimas décadas.

“La horrible y trágica muerte de seres humanos en San Antonio anoche es resultado de leyes migratorias rotas y disfuncionales”, lamentó en redes sociales el embajador estadounidense en México, Ken Salazar.
Mientras que el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, calificó en una rueda de prensa el suceso de “tremenda desgracia” y la atribuyó al tráfico de personas y a “la falta de controles” tanto en la frontera común como “al interior de Estados Unidos”.

El suceso ocurrió apenas dos semanas después de que países americanos, incluidos Estados Unidos y México, firmaran durante la Cumbre de las Américas de Los Ángeles una declaración en la que se comprometieron a contener la migración forzada. De los 51 fallecidos, al menos 27 son mexicanos, 7 guatemaltecos y 2 hondureños, mientras que de los otros se desconoce la nacionalidad.

Otros 16 migrantes fueron hallados con vida en el interior del vehículo y trasladados a tres hospitales de la zona.

Las autoridades hallaron el vehículo abandonado tras recibir la alerta de que se escuchaban gritos de auxilio en su interior, y arrestaron a tres personas que formarían parte de una red de traficantes que transporta a migrantes de México y Centroamérica hacia Estados Unidos. Se trata de la mayor tragedia de tráfico de personas de las últimas décadas sucedida en el interior de Estados Unidos.

Sin embargo, la experta en migración Eunice Rendón dijo que sucesos de este tipo, con más o menos fallecidos, “no son nuevos” sino “el pan de cada día para los migrantes”. Explicó que las víctimas son personas que huyen de sus países para “salvar la vida” y que, tras pagar a veces miles de dólares a traficantes para cruzar la frontera, se acaban encontrando con un “modus operando abusivo y violento” por parte de estas redes criminales.

Contra el tráfico de personas

La portavoz de la Casa Blanca, Karine-Jean Pierre, dijo que lo sucedido en San Antonio es “absolutamente horroroso y que rompe el corazón”, a la vez que reivindicó las acciones del Gobierno estadounidense contra las redes de trata de personas que, según dijo, han permitido arrestar a 1,800 personas en dos meses. De visita en Washington, el presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, declaró que “es imperativo” endurecer las penas contra el tráfico de personas y que se extradite a los traficantes. En diciembre del año pasado, 55 migrantes en su mayoría guatemaltecos murieron al chocar el camión en el que iban hacinados en Chiapas, sureste de México, con dirección a territorio estadounidense. Tras ese accidente, los Gobiernos de Estados Unidos, México, Honduras, Nicaragua, Ecuador y República Dominicana anunciaron un Grupo de Acción Inmediata para perseguir redes de traficantes.

Posted in Internacionales
agency orquidea

Más contenido por Agencias