PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Texas. La Policía de Texas (EE.UU.) admitió este viernes que fue un error no entrar antes y por la fuerza al aula en que se encontraba el atacante de la escuela en que murieron 19 niños y dos maestras el pasado martes, a la que los agentes tardaron en torno a una hora en acceder.

En una rueda de prensa, el director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steven McCraw, reconoció que no derribar la puerta y esperar a que llegase el conserje con la llave fue una “decisión incorrecta” y culpó de ella al máximo responsable policial que en ese momento se encontraba en el colegio.

Según contó McCraw, después de haber oído múltiples disparos en el aula y que estos ya solo se dirigieran a la puerta cuando los agentes trataban de acceder, el citado jefe interpretó que ya no quedaba nadie con vida dentro salvo el agresor.

Esta interpretación le llevó a decidir cambiar el protocolo de “atacante activo” a “sospechoso atrincherado”, por lo que en lugar de derribar la puerta y entrar a la fuerza exponiendo a sus agentes a los disparos del agresor, optó por esperar a que llegase la llave y los refuerzos con el equipamiento adecuado.

“(El jefe policial) consideró que había tiempo y que ya no había más niños en peligro. Obviamente, sí que los había y el atacante seguía activo. Fue la decisión incorrecta y no hay ninguna excusa que valga”, reconoció McCraw.

Las 21 víctimas mortales del tiroteo se encontraban en la misma aula, pero cuando la Policía finalmente logró acceder, también halló en ella a niños con vida.

Las llamadas de alerta a la Policía se produjeron incluso desde dentro del aula por parte de algunos alumnos.

Durante la hora en la que la Policía esperó los refuerzos y no realizó ningún intento de entrar al aula por la fuerza, había 19 agentes en el colegio.

“Estamos en el salvaje oeste”

“Estamos en el salvaje oeste”, dice Deborah Bond fuera de la tienda donde el autor de la masacre de Uvalde (Texas, EE.UU.) compró legalmente el fusil de asalto con el que mató a 21 personas. En un estado “santuario” de las armas de fuego, algunos empiezan a preguntarse si es hora de poner límites.

Cerca de la tienda Oasis Outback de Uvalde, Bond explica a Efe que acaba de ver salir del establecimiento a un hombre “con un niño pequeño de una mano y un (rifle de asalto) AR-15 en la otra”. “He visto a mucha gente comprar armas”, asegura Bond, que tiene una pistola en casa “para protegerse”, pero lamenta profundamente que los líderes y muchos ciudadanos de Texas “no quieran ningún tipo de regulación” de inmediato de la zona.

Acusan de amenaza terrorista a menor

Las autoridades de Long Island (Nueva York) detuvieron a un adolescente y lo acusaron ede amenaza terrorista después de que sugiriera un tiroteo masivo en su escuela secundaria tras la matanza de Texas. El fiscal del condado de Suffolk, Raymond Tierney, dijo que se trata de un menor de 16 años -sin identificar- que publicó este miércoles en una cuenta de Instagram que podría haber un “tiroteo masivo” en su centro, el Instituto de Bellport, al día siguiente.

Posted in Destacado, Internacionales
agency orquidea

Más contenido por Agencias