Policía dice apresó un “autor intelectual” del magnicidio

Las calles en Puerto Príncipe se han mantenido en calma luego del asesinao del presidente Jovenel Moise.

Puerto Príncipe. Las circunstancias que rodean el asesinato a tiros del presidente de Haití, Jovenel Moise, tienen más incógnitas que certezas cuatro días después, dado que la narración oficial de los hechos continúa llena de lagunas.

Las autoridades de Haití anunciaron la detención de uno de los supuestos autores intelectuales del asesinato del presidente Jovenel Moise, Christian Emmanuel Sanon, un médico residente en Florida.

“Cuando se bloqueó el avance de los bandidos, la primera persona a la que llamaron fue Emmanuel Sanon”, dijo el director general de la Policía Nacional de Haití, Léon Charles, en una intervención ante la prensa, en la que consideró que el motivo del crimen es “político”.

La Policía también investiga a otros dos supuestos autores intelectuales del magnicidio, que estuvieron en contacto con Sanon, pero sus identidades no fueron divulgadas. Del mismo modo, la Policía ha tomado “medidas cautelares” contra los responsables de la seguridad del presidente Moise y se está recopilando información a fin de determinar “el grado de implicación de cada uno”.

Según las investigaciones, Sanon entró en contacto con una empresa venezolana de seguridad con base en Estados Unidos a fin de reclutar a los miembros del comando que supuestamente perpetró el magnicidio.

Sanon entró a Haití en un vuelo privado a principios de junio, acompañado de algunos de los mercenarios colombianos, a los que contrató con el cometido de garantizar su seguridad personal y de su negocio.

Posteriormente, “la misión cambió” y a uno de los colombianos se le presentó una orden de arresto contra el presidente de la República. “La operación se montó a partir de ahí”, dijo Charles.
Entre otros detalles de la investigación sobre Sanon, el responsable de la Policía dijo que en su domicilio se encontró un quepis en el que estaban escritas las siglas DEA.

Sanon es el tercer haitiano detenido por el caso, que se suman a otros 18 colombianos acusados de formar parte del comando que supuestamente atacó la residencia de Jovenel Moise el pasado miércoles.

Hasta el momento, las autoridades haitianas han detenido a 20 de los supuestos implicados en el asalto, 3 murieron en tiroteos con la Policía y 5 permanecen fugados, sin que se hayan producido nuevos arrestos desde el viernes ni se hayan ofrecido más detalles oficiales sobre la evolución de las pesquisas.

Las autoridades siguen sin aclarar la sucesión de los hechos en la noche del asesinato y tampoco han dilucidado los supuestos motivos o dado indicios sobre la autoría intelectual del magnicidio.

Las autoridades colombianas, nacionalidad de 26 de los 28 implicados, confirmaron el viernes la identidad de varios miembros del grupo, a los que calificó como “mercenarios”, y corroboraron que al menos 15 de ellos eran militares retirados del Ejército entre 2018 y 2020.

Además, investigan a cuatro empresas, cuyos nombres y actividad no se ha divulgado, que habrían reclutado a los mercenarios llegados a Puerto Príncipe desde Bogotá distribuidos en dos grupos que viajaron en mayo y junio pasados.

Un audio que se atribuye a la primera dama, Martine Moise, quien fue ingresada en un hospital de Miami tras resultar gravemente herida en el ataque, abunda en la idea de que fueron asesinos a sueldo los autores del magnicidio, idea difundida desde el primer momento por las autoridades de su país. Sin embargo, la oposición haitiana pone en tela de juicio la versión oficial. El exsenador Steven Benoît afirmó que el presidente murió a manos de sus propios agentes de seguridad y que los colombianos habrían sido víctimas de una trampa para convertirlos en chivos expiatorios.

Advierte impedirá cualquier manifestación

La Policía Nacional de Haití advirtió que impedirá cualquier manifestación, horas después de que el líder de la banda armada más poderosa del país convocara protestas para este lunes. En un comunicado, la dirección general de la Policía recordó a la población que toda manifestación en la vía pública está “fuertemente prohibida” en virtud del estado de sitio impuesto por el Gobierno el pasado miércoles.

Desde Roma, el papa Francisco llamó al cese de la violencia en Haití y animó al país a vivir fraternalmente, después de rezar el Ángelus desde el hospital romano en el que está ingresado.
“En los últimos días mis oraciones han estado dirigidas a menudo a Haití tras el asesinato del presidente, en el que la esposa fue herida”, dijo el pontífice desde el hospital Gemelli de Roma.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.