Zelenski
Zelenski

Kiev/Moscú, 3 oct (EFE).– El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, visitó el frente nororiental e inspeccionó tanques y blindados occidentales, coincidiendo con la preparación en EEUU de un nuevo paquete de ayuda cuyo anuncia se espera pronto y con el que intenta enviar el mensaje a Rusia de que la asistencia militar a Kiev no cejará.

Ucrania intenta quitar hierro al hecho de que el Congreso de EEUU excluyó nuevas ayudas a ese país en el presupuesto interino que adoptó el sábado para mantener al Gobierno operativo durante 45 días, al afirmar que el nivel de apoyo de Washington no se ha debilitado.

La Administración del presidente Joe Biden había pedido otros 24.000 millones de dólares.

«La pregunta es si lo que ocurrió en el Congreso la semana pasada es una cuestión aislada o sistémica», dijo el ministro ucraniano de Exteriores, Dmitró Kuleba.

La embajadora de Ucrania en EEUU, Oksana Markarova, recalcó hoy en una entrevista con la agencia Ukrinform que la asistencia a Ucrania aún cuenta con el apoyo tanto de republicanos como de demócratas en ambas cámaras.

Recalcó que, si bien es lamentable que durante mes y medio no pueda haber nuevas ayudas, lo más importante es que esté en el presupuesto general de 2024, que se negocia ya con los partidos mirando hacia las elecciones presidenciales del año próximo.

Pero desde el sábado, tanto en Kiev como en otras capitales europeas, altos cargos y medios de comunicación expresan su preocupación porlo que consideran un «regalo» al presidente ruso, Vladímir Putin, justo cuando el Kremlin intenta hacer ver con su propaganda que hay «cansancio» en EEUU y Occidente en su apoyo militar a Ucrania.

¿Un nuevo paquete de ayuda esta misma semana?

La portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo la víspera en respuesta que «pronto» habrá otro paquete de ayuda para Ucrania como «señal de nuestro apoyo continuado a los valientes ucranianos».

«Y ese es nuestro mensaje. Si (el señor Putin) piensa que puede agotarnos, creemos que está equivocado», recalcó.

Según el medio estadounidense Politico, la ayuda será anunciada esta misma semana.

A su vez, Biden llamó este martes a sus principales aliados -los líderes del G7, la UE y la OTAN- para reasegurarles que EEUU está comprometido a ayudar militarmente a Kiev.

El presidente estadounidense prevé, según esta fuente, hablar con los líderes de los países del G7 y otros aliados europeos,

El objetivo sería mitigar las preocupaciones de que los recelos republicanos podrían darle a Putin un impulso en su plan de guerra de cara al otoño e invierno en Ucrania.

En todo caso, Kiev, que cuenta con el apoyo de otros socios como la Unión Europea (UE), Canadá y el Reino Unido, no dejará de luchar si dejara de llegar nueva ayuda estadounidense.

El Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW en inglés) ya ha advertido de que no es el momento para que Occidente disminuya o deje de asistir a Ucrania.

En un análisis, recalcó que lo único que esto provocaría sería un retraso en la llegada de más equipamiento bélico al frente y por tanto entorpecería la estrategia ucraniana, como ya ocurrió el año pasado, cuando la resistencia occidental a enviar el armamento moderno solicitado por Kiev retrasó la primera contraofensiva.

Ucrania seguirá luchando

«Nadie debe ni logrará ‘apagar’ de forma programada o a raíz de una emergencia nuestra resiliencia, resistencia, determinación y coraje. No hay ‘fecha de caducidad’, ‘fecha final’ ni punto final tras el cual dejaremos de resistir y luchar, excepto uno: nuestra victoria», señaló el domingo Zelenski.

El mandatario viajó hoy a una de las zonas de combate más calientes del frente, Kupiansk-Limán, en el noreste de Ucrania, donde visitó varias brigadas para informarse sobre la situación en el campo de batalla y las necesidades de los soldados.

Además, evaluó junto a la unidad de tanques de la 21ª brigada mecanizada separada, el equipamiento transferido al Ejército ucraniano por parte de Occidente, en particular los tanques Leopard 2 y los vehículos de combate de infantería suecos CV-90.

El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, sostuvo hoy que las Fuerzas Armadas de Rusia han «debilitado considerablemente» el potencial bélico de Ucrania, al infligirle un gran número de bajas y pérdidas.

Precisamente, quiso destacar la acción de las fuerzas rusas en la zona de Limán, donde horas después apareció Zelenski.EFE

Posted in Internacionales

Más de panorama

Más leídas de panorama

Las Más leídas