3.3 onzas de metanol en el cuerpo es como embalsamarse vivo

A raíz de las últimas muertes por alcohol adulterado las autoridades han desmantelado varias fabricas clandestinas.

El metanol es un tipo de alcohol de rápida y sencilla formación. Está presente en los procesos de fermentación, incluso se produce en cantidades mínimas durante la digestión, pero su uso indiscriminado y consumo más allá de lo establecido en los controles, podría llegar a ser letal.

A propósito de las 100 muertes generadas en el país en las últimas cuatro semanas producto de la ingesta de bebidas adulteradas, a las que se les ha determinado una alta concentración de esta sustancia, el ingeniero químico Carlos Sanlley explica a elCaribe sobre los usos, riesgos y regulaciones del metanol o alcohol metílico en la República Dominicana.

A modo de dimensionar los efectos que causa en el organismo, destaca que con solo 10 mililitros o 200 gotas de metanol puro en el organismo, ya se empiezan a sentir síntomas y daños que podrían llegar a ser irreversibles. (20 gotas equivalen a un mililitro).

En tanto 100 mililitros de este tipo de alcohol es la dosis media letal (DL50). Eso quiere decir, que ingerir 3.3 onzas de este tóxico causa la muerte a la mitad de la población afectada. El experto aclara que se trata de un promedio, ya que todo dependerá de que tan sensible sea la persona.

“Pero antes de llegar a lo letal, ya hay efectos permanentes en el cuerpo por el consumo del metanol. Uno de los cuales es la ceguera, ya que el ácido fórmico cuando entra en la sangre es dirigido a las células que más consumen oxígeno. 10 mililitros ya puede tener impacto en los nervios oculares. Ya con 15 mililitros te puedes volver ciego, esto es menos de una onza”, sostiene.

“Todos los alcoholes cuando son ingeridos se oxidan. Al oxidarse en el cuerpo humano se convierten en aldehídos, y luego se convierten en ácidos. La acumulación de aldehídos es altamente tóxica y muy mala en el cuerpo humano”, explica el profesor de Intec.

“El metanol se oxida mucho más rápido, que el etanol (este último presente en las bebidas alcohólicas), y nuestro cuerpo no tiene una enzima protegiéndonos, exactamente, contra el metanol, porque no es algo que comúnmente él se encuentra. Ocurre que el metanol se convierte en el aldehído y después en el ácido fórmico, y se le llama formaldehído, es lo que se utiliza en el líquido para embalsamar los cuerpos”, dice.

“¿Entonces tomar 100 mililitros de alcohol es como embalsamarse vivo? se le pregunta. “Podría decirse”, contesta dejando soltar una corta carcajada, denotando la gravedad del asunto. Agrega: “Tú estás literalmente matando las células y la flora bacteriana del sistema”.

El formaldehído es extremadamente tóxico y se usa para la desinfección a manea industrial y en los laboratorios que trabajan con virus altamente peligroso, se utiliza para desinfectar y esterilizar el área. De acuerdo con Sanlley, doctor en Ingeniería Ambiental, a simple vista no se puede determinar con exactitud que bebida contiene etanol o metanol. Aunque, señala que el metanol tiene una propiedad que lo delata fácil: su olor “picante”, que irrita la nariz ante la exposición. Esto explica porque es “camuflado”, en bebidas tipo cócteles, con alta cantidad de azucares y colorantes.

“No sé qué está ocurriendo con las bebidas. Si es que alguien está tratando de hacer las bebidas a través de procesos de fermentación y destilación, y no sabe o no tiene los controles de calidad necesarios o están comprando alcohol desnaturalizado y lo están utilizando para bebidas”, sostiene. El alcohol desnaturalizado (mezcla de etanol con metanol) es de fácil adquisición y ampliamente utilizado en procesos industriales.

La no observancia de los controles provoca daños

Conforme a lo expuesto por Sanlley, el metanol se forma naturalmente en los procesos de destilación, pero la responsabilidad de las destiladoras es separarlo, hasta llegar a las cantidades permitidas en las reglamentaciones locales, pero si no se tiene un control de calidad o los fabricadores no son conscientes de lo que hacen, esa sustancia queda en el producto. En la elaboración de bebidas alcohólicas solo se podrá utilizar alcohol etílico de origen agrícola con un valor permitido de metanol de 300 miligramos expresado en mg/litro del alcohol 100%/vol, así lo establece la resolución de “Aprobación de la Remisión de la Especificación Técnica de Categorización de las Bebidas Alcohólicas, del Instituto Dominicano para la Calidad (Indocal). El metanol se puede obtener mediante la destilación de la madera y la fermentación de frutas y cereales como el arroz y maíz. En la industria, se emplea para producir una variedad de sustancias químicas. Funciona como disolvente en la producción de tintas, resinas, adhesivos y colorantes. Además puede ser inyectado en tuberías de gas natural a los fines de reducir el punto de congelación del agua al transportar gas y petróleo. Se usa como combustible para vehículos, inclusive en barcos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.