Abogados niegan Dotel participe en lavado de activos

Yvelia Batista y Manny Sierra, durante visita a elCaribe.

Los abogados del expelotero de grandes ligas Octavio Eduardo Dotel Díaz reiteraron que las acusaciones contra su cliente sobre supuestos vínculos con el narcotraficante de César Emilio Peralta (César el Abusador), no corresponden con la verdad.

Durante una visita al subdirector de elCaribe, Héctor Linares, Manuel (Manny) Sierra e Yvelia Batista, advirtieron que las autoridaes no tienen pruebas que vinculen al ex toletero con la red de “El Abusador”.

El abogado Manuel (Manny) Sierra indicó que en realidad el único “delito” de su cliente es haber realizado un préstamo legitimo con garantía hipotecaria el cual, según afirmó, ha servido de excusa para su detención..

Sostuvo que es incalculable el daño a la imagen pública y a la reputación que estas acusaciones han impactado tanto a su defendido como al expelotero Luis Castillo.

Sostuvo que además, el caso ha causado un impacto emocional en los amigos y familiares de Dotel.

Niegan lavado de activos

Al referirse a las propiedades incautadas al expelotero y que el Ministerio Público aseguran son producto del lavado de activo, la abogada Yvelia Batista sindicó que las mismas están en poder de Dotel desde hace mas de 20 años.

“No sabemos porque el Ministerio Público dice que hay 30 propiedades, ya que no se muestra la vinculacion de Dotel con ninguna propiedad a nombre de César El Abusador. No vemos de donde eso sale”, dijo Batista.

En cuanto a la villa implicada en la acusación, Manny Sierra explicó que Octavio Dotel aportó parte del dinero para un contrato de préstamo con garantía hipotecaria suscrito con la señora Eridania Del Carmen Jorge Estrella en fecha 16 de enero de 2015.

El abogado indicó que con ese dinero, la dama haría el pago de una deuda adquirida por con la sociedad Amantis SRL, “ propiedad de César Augusto de los Santos, dueño de César Motors, por la suma de un millón 600 mil dólares norteamericanos”.

Agregó que el bien en garantía es la Villa S-10 de Villas Colinas, que posteriormente fue adjudicado ante los tribunales a un tercero.aseguró que esta propiedad no coincide con la Villa S-21 que segúbn la orden de arresto, la Procuraduría con una supuesta red de narcotráfico en la orden de arresto.

Dotel y Castillo fueron timados

Los abogados Sierra y Batista expusieron en su visita a elCaribe que el préstamo realizado por los señores Octavio Dotel y Luís Castillo, se encuentra sustentado en un pagaré notarial de fecha 16 de enero del 2015 y que recae sobre todos los bienes de la señora Eridania Del Carmen Jorge Estrella y en un contrato de préstamo con garantía hipotecaria de la villa S-10 de Villas Colinas.

“No entendemos como es que la Procuraduría no ha llamado a investigación a esa señora, ya que ella es que figura en la operación realizada”, dijo Sierra.

Manifestaron además, que Octavio Dotel y Luís Castillo fueron doble víctimas en este proceso, primero de un acto de engaño de parte de la señora Eridania Del Carmen Jorge Estrella en razón de que la Villa objeto del contrato de préstamo, la S-10 de Villa Colina, se encontraba en litis judicial al momento de ser ejecutado el préstamo, debido a falta de pago.

Agregó que la señora Eridania del Carmen Jorge Estrella ocultó dicha realidad a sus prestatarios, pero recibió todo el dinero por el pago del préstamo, en un cheque certificado del Bank of América de lo Estados Unidos.

Sierra explicó que el 30 de mayo de 2018, la Suprema Corte de Justicia, adjudicó la villa S-10 de Villa Colina- a su legítimo propietario y rechazó el recurso de casación incoado por la señora Eridania del Carmen Jorge Estrella.

“Esto implicó que los señores Octavio Dotel y Luis Castillo no pudieran ejecutar su contrato de préstamo con garantía hipotecaria sobre la Villa S-10 de Villa Colina, quedando únicamente protegidos en su crédito por el pagaré notarial firmado por la señora Eridania Del Carmen Jorge en fecha 16 de enero de 2015”, expresó.

Manifestó que Eridania del Carmen Jorge, le había justificado a sus acreedores Octavio Dotel y Luis Castillo, que también era dueña de la villa S-21 de Villa Colina, conforme al contrato de venta realizado por ésta con Costa Sur Dominicana en fecha 10 de mayo de 2003.

Los abogados de Dotel manifestaron que pudieron constatar, que la referida villa es la que sospecha la Procuraduría está implicada entre los bienes de una supuesta red de lavado de activos, pero que no es la que pusiera en garantía del referido préstamo.

Castillo dice que fue un negocio de buena fe

El expelotero Luis Castillo declaró que la adquisición a través de la cual compró una villa en Casa de Campo a la empresa Costasur Dominicana S.A. junto a Octavio Dotel fue “un negocio de buena fe” y se hizo la transacción como un préstamo no como una estrategia de lavado. Luis Castillo, en conversación con el programa del Sol de la Mañana, aseguró que vendrá a la República Dominicana a limpiar su nombre y a entregar las evidencias que aclaran la transacción que por el momento se le ha imputado. Luis Rivas, abogado de Luis Castillo, consideró las acusaciones que le hace la Procuraduría General de la República como “sin fundamento”. Luis Castillo declaró que en cuanto se ha dado a conocer la información, familiares, amigos y compañeros le han mostrado respaldo pero lo que más le ha afectado fue una llamada de su hijo el primer día que entró a la universidad en Estados Unidos. “Me llamó y me dijo que un amigo suyo dijo tu papá está en problemas y yo soy una persona que siempre me he manejado por lo correcto. Esperamos que todo se aclare”. La acusación del Ministerio Público indica que “Octavio Dotel y Luis Castillo suscriben además como acreedores de un supuesto préstamo por garantía hipotecaria por la suma de 1.6 millones de dólares con la misma villa puesta como garantía de la deuda, lo cual carece de sentido si ya habían adquirido la propiedad un día antes”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.