ADP aplica política de género desde hace más de diez años

Compartir
La presidenta de la ADP, Xiomara Guante.
El gremio de maestros defiende la orden departamental que busca reducir las inequidades y desigualdades que afectan a las mujeres

Hace más de diez años que la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) adoptó una política de género, que trajo como resultado la creación de una Secretaría de Equidad con perspectiva de género en sus 155 seccionales, y en tal sentido, favorece la ordenanza del Ministerio de Educación que persigue promover la igualdad entre hombres y mujeres en el sistema educativo.

La presidenta de la ADP, Xiomara Guante, manifestó que en el seno del gremio y en sus estatutos propugnan por la participación y empoderamiento de la mujer en el movimiento sindical por lo que defienden la referida orden departamental del Ministerio, que a su entender viene a fomentar la equidad y establecer estrategias para reducir la violencia contra la mujer que entre 2017 y 2018 provocó la muerte de 285 féminas.

“Ese tema de los feminicidios es un tema de machismo cultural que nosotros, solo con una correcta política de equidad de género vamos a poder erradicar del seno de nuestra sociedad, de nuestros hogares”, dijo.

Guante y la secretaria de Equidad del gremio, Nelly Bonilla, coincidieron en que existe una confusión entre lo que es política de género e ideología de género, ya que el primer término alude a un conjunto de normas y estrategias para promover la equidad y en nada tiene que ver con la promoción de la agenda LGTB como plantean los sectores religiosos y conservadores del país.

“En ese sentido, toda la orden departamental y lo que hemos leído y examinado habla de diseñar una política de equidad de género, de igualdad entre hombre y mujer, establecer las estrategias, que dentro del Ministerio se pueda establecer que haya igualdad, solo eso. No lo vemos mas allá, y no pensamos tampoco que haya habido en ese documento ninguna intención de asociar política de género con ideología que es una cosa muchísimo más profunda, que no tiene nada que ver con igualdad, ni tiene nada que ver con lo que dice la Constitución, ni la Ley General de Educación”, dijo la líder sindical.

Quieren participar en el diseño

Afirmó que hasta ahora la referida orden departamental es un simple documento que otorga un plazo para comenzar a diseñar la estrategia de política que, a su entender, debe contar con la participación de la ADP y de todos los sectores sociales interesados.

Asimismo, considera intolerable que las mujeres sigan siendo discriminadas en el terreno laboral y en materia salarial a pesar de que la brecha en la educación secundaria y universitaria ha sido cerrada en favor de la mujer.

Manifestó que la inequidad se expresa de manera concreta en el salario promedio de las mujeres, el cual es 18% inferior al recibido por los hombres y en que el solo 47% de las mujeres participan en el mercado laboral frente al 69% de los hombres con una tasa de desocupación femenina que duplica a la de los hombres.

“Otro dato revelador de la discriminación contra las mujeres es que el 26% de las jóvenes entre 14 y 24 años no trabajan ni estudian, mientras que entre los jóvenes masculinos es de 13% y los más triste es que el 20% de las mujeres de 15 a 19 años abandonó la escuela por estar embarazada, lo cual tendrá un impacto muy negativo para su futuro, sus hijos y su entorno”, dijo.

Escasa participación de la mujer en los espacios de poder

Según la ADP, la desigualdad de género se refleja claramente en los espacios de participación pública y política a pesar de los avances registrados con el establecimiento de las cuotas femeninas. Dijo que de 22 ministerios que hay en el país, sólo tres son ocupados por mujeres; ninguno de los diez integrantes de la Junta Monetaria es mujer; en los siete órganos reguladores no hay una mujer; de treinta y dos senadurías, sólo tres son ocupadas por mujeres; de 153 alcaldías solo tres son gobernadas por mujeres y de 1,164 regidurías solo 294 tienen liderazgo femenino.

“La solución de la grave desigualdad existente en la sociedad dominicana entre los géneros requiere de cambios culturales profundos en visiones y normas, patrones de comportamientos individuales y colectivos, sustentados en el predominio masculino, cambios que deben ser promovidos por la educación con equidad de género”, dijo la presidenta de la ADP.

En tal sentido, el sindicato sugirió al Ministro de Educación, Antonio Peña Mirabal, convocar de inmediato un proceso de discusión y concertación de la política de equidad de género en el que participen todos los sectores de la sociedad, en especial las mujeres que son las que más sufren discriminación y opresión. “Creemos que mujeres y hombres tienen derechos iguales, y que este derecho debe ser un importante eje en el currículo educativo, a fin de que nuestros niños, niñas y adolescentes experimenten desde las aulas el valor de la igualdad de género”, dijo la dirigente magisterial.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir