PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
Cómo evitar que compras del Viernes Negro drenen tus ahorros o tarjetas
Cómo evitar que compras del Viernes Negro drenen tus ahorros o tarjetas

Como ya se ha vuelto costumbre, cada Viernes Negro o «Black Friday», las empresas realizan diversos descuentos por motivo de esta festividad, oportunidad que aprovechan los clientes para adquirir multiplicidad de artículos que muchas veces no necesitan. Antes de comprar toma unos minutos y lee las recomendaciones de este experto para que no termines con un hueco en el bolsillo ni descarriles tus finanzas personales.

Se trata de un fenómeno del comportamiento humano descrito por el médico psiquiatra José Miguel Gómez, como “compras compulsivas de las adicciones comportamentales”, cuyas consecuencias económicas podrían ser nocivas para los pacientes, debido a que muchos incurren en deudas para aprovechar las ofertas.   

“En esta fecha, donde están más visibles las ofertas, las personas que tienen indicadores a compras compulsivas se van a endeudar y luego tendrán problemas de tipo financiero. La volatilidad no solo es de tipo económica, también es financiera en la compra compulsiva”, plantea.

El especialista aborda el tema de las compras compulsivas y sus consecuencias durante su participación de cada viernes en el programa Despierta con CDN, en el que también aprovechó la ocasión para hacer varias recomendaciones a las personas que desde tempranas horas de hoy están abarrotando las tiendas para hacer sus compras.

Recomendaciones para comprar el Viernes Negro

Para evitar caer en esas compras compulsivas que pueden drenar tus ahorros o trepar tus tarjetas de crédito, Gómez recomienda hacer una lista con lo que realmente necesitas comprar, sea en rebajas o no.

“No compren porque hay ofertas, porque le están llamando y facilitando ofertas de tarjetas de los bancos. Planifique lo que usted quiere, y si tiene problemas de compra compulsiva, vaya con una persona que le pueda fiscalizar y ayudar a elegir lo que necesita”, añade.

En este sentido, sugiere que no compren por el estímulo condicionado, donde las neuronas espejo (células nerviosas de nuestro cerebro encargadas de imitar las acciones que inconscientemente llaman nuestra atención), llevan tres días recibiendo las campañas publicitarias de las empresas en los medios de comunicación.

“Cuando un ser humano está viendo todas estas ofertas, las neuronas espejo donde usted fija los estímulos y el sistema dopaminérgico que tienen que ver con el placer se activa y las personas salen temprano a comprar”, explica.

Asimismo, recomienda que compren, de forma organizada, únicamente los artículos que necesiten según el presupuesto económico del que dispongan, para evitar los irritables endeudamientos.

Compre según su presupuesto

“Compre con un presupuesto destinado para ese artículo y que no sobregire el dinero que tenga disponible en su tarjeta. Hay mucha gente que salió a comprar unos zapatos y viene con cinco carteras, cuatro blusas y cuatro pantalones y vuelve a endeudarse. Cuando llega a su casa, se da cuenta que lo que compró (el Viernes Negro) lo tenía en su casa”, expone.

Dice que luego de esa compra se produce en la persona un sentimiento de culpa, porque quedó enganchado por la impulsividad del placer, que lo lleva a querer adquirir todo lo que vio sin detenerse a analizar las consecuencias.

Al preguntársele si existe manera de identificar la impulsividad en las compras, Miguel Gómez explica lo siguiente: “Hay un preámbulo en los comportamientos o impulsividad a cualquier tipo de adicción. Las personas, previo a comprar, lo primero que le llega es un pensamiento rumiante, un pensamiento tipo parásito que le comienza a decir compras, tú necesitas, hazlo, es una oportunidad, aprovéchala”.

Dice que a ese pensamiento le sigue una etapa emocional donde empieza a acelerarse el corazón, surgen los nervios y la intranquilidad hasta que toma la autodeterminación de ir a comprar.

Indica que en el comprador impulsivo se produce un trance, ya que se encuentra entre el placer, la impulsividad de comprar y el sentimiento de culpa, sea por la deuda o los problemas que tenga con su pareja.

Posted in PaísEtiquetas
agency orquidea

Más contenido por Cristina Mendoza