Denuncian ventas de solares en área protegida en SDN

Desde hace cuatro años un colectivo de juntas de vecinos de Santo Domingo Norte viene denunciando los daños que causan a una importante área protegida de esta demarcación las ocupaciones ilegales, el conuquismo y la tala de árboles.Comunitarios agrupados en el Bloque de Juntas de Vecinos Restauración de la Esperanza lograron en el 2013 la emisión de varias disposiciones de desalojo en el espacio natural que constituye parte de los Humedales del Ozama por parte del Ministerio de Medio Ambiente. Pero la orden no fue cumplida y con el paso del tiempo a las casitas esparcidas les añadieron otras frágiles viviendas constituyéndose hoy en día en un vecindario asentado en un área protegida considerada parte del Cinturón Verde que rodea el entorno urbano de la Ciudad de Santo Domingo. No obstante, surge también otro agravante. Y es que según una denuncia que hiciera la Junta de Vecinos Riobisa, una empresa privada está haciendo una distribución por solares del borde de estos humedales para venderlos a particulares.

Pelagio de los Santos, encargado de Espacios Públicos de la citada junta de vecinos, reveló que el Ayuntamiento de Santo Domingo Norte trabaja en la creación de una resolución para impedir que estos terrenos sean vendidos a particulares.

Recientemente, el cabildo colocó varios letreros que indican que “esta área está siendo intervenida por el Ayuntamiento de Santo Domingo Norte”.

De acuerdo con el comunitario, Inmobiliaria Geraldino es la empresa que está vendiendo solares tanto a personas de la Urbanización Riobisa como a otros residentes de otras zonas.

Asegura que es la misma entidad que vendió los terrenos de la Urbanización Riobisa, hace más de 15 años a los residentes de la barriada.

Precisa que aproximadamente 10 personas de la urbanización han comprado a la citada empresa solares que corresponden al área protegida. “Esto ha traído hasta roce con la junta, porque ahora los que compraron piensan que uno está en contra de sus intereses”, reveló.

Los lugareños manifestaron que la urbanización no cuenta con un espacio para el esparcimiento.

En ese sentido, el Bloque de Juntas de Vecinos Restauración de la Esperanza solicitó al Ministerio de Medio Ambiente instalar un campamento para salvaguardar esta parte de los Humedales del Ozama.

“Si el Ministerio de Medio Ambiente no resuelve esta situación en este mismo año, el próximo año no habrá un solo árbol aquí”, advierte el dirigente comunitario”, mientras señala desde una pendiente los árboles quemados tirados en el suelo, muchos de los cuales son centenarios. A principio de año, esta organización comunitaria dirigió una comunicación a Medio Ambiente pidiendo la intervención inmediata. “Hace muchos años que nuestras áreas verdes han sido brutalmente atacadas por manos criminales ante la mirada indiferente de las autoridades”, indica la misiva.

Comunitarios proponen desarrollar turismo

Los Humedales del Ozama o zona ambiental “F” cuenta con lagunas, ciénagas, manglares, caños, ríos, cañadas y extensos bosques de la parte nororiental de la ciudad. Tomando en cuenta estas características, el bloque de juntas de vecinos viene proponiendo a las autoridades ambientales desarrollar un turismo ecológico, que incluya el alquiler de montura a caballos y en bicicletas y considerar la comunicación con otros humedales a través de botes. También la construcción de gazebos donde las personas puedan disfrutar al máximo de este pulmón natural.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.