En ocho meses, el Gobierno lidia con varios escándalos

El último escándalo se destapó en la Lotería Nacional, donde supuestamente funcionaba una mafia que sustrajo millones.

Denuncias de mafias que operan en las instituciones, acosos, abusos sexuales, violación a procesos de compras y contrataciones, así como acusaciones de corrupción, son algunos de los escándalos que instituciones del actual gobierno han tenido que enfrentar en los casi nueve meses que lleva en el poder.

Al poco tiempo de haberse instalado esta Administración, varios funcionarios y empleados del Estado se han visto de frente con la justicia dominicana para responder a imputaciones y denuncias en su contra, o de lo contrario, han sido cancelados y sustituidos de sus cargos luego de comprobarse supuestas irregularidades en el desempeño de sus funciones.

El caso más reciente, es el que se ha destapado en la Lotería Nacional, donde el administrador de esta institución, Luis Michel Dicent, denunció la pasada semana que unas 30 o 50 personas, -dentro de las cuales se encuentran al menos siete empleados suspendidos-, formaban parte de una mafia que estafaba a través de los sorteos con sumas millonarias.

Hasta el momento, unas doce personas se encuentran detenidas por el hecho, pero el proceso se encuentra en una fase preliminar y no se han ofrecido detalles mayores respecto a cómo y desde cuándo operaba la red mafiosa, pero sí se sabe que hay ciegos involucrados que tienen entre 15 y 18 años en la Lotería Nacional y que eran los encargados de sacar los bolos de las tómbolas.

Los demás casos que han explotado

Otro de los casos es el del suspendido director del Instituto Agrario Dominicano (IAD), Leonardo Faña, quien fue uno de los primeros en escenificar escándalos en este gobierno, puesto que al principio se denunció que el incumbente (ahora suspendido) había quitado maquinarias a los productores en los campos sin justificación y por ello, fue citado en el Senado de la República donde tuvo que dar explicaciones.

Meses más tarde, el mismo Faña enfrentó otro caso. Esa vez, una empleada de esa entidad lo acusaba de abuso sexual y aunque esta retiró la querella, en la Fiscalía se dio continuidad al proceso, se le arrestó y se le conoció medida de coerción. Cumplió un mes en prisión como medida preventiva y después se le varió por presentación periódica y pago de una fianza de RD$500 mil.

Entre los casos más sonoros de este gobierno está también el de la exministra de la Juventud, Kinsberly Taveras, quien fue acusada de actos de corrupción antes de llegar al puesto. Luego de que se abriera una investigación, renunció de su posición y se puso a disposición para cualquier indagatoria que el Ministerio Público entendiera pertinente.

La destitución del viceministro de Interior y Policía, Víctor Polanco, es otro que se suma a la lista, ya que a este se le canceló por estar, supuestamente involucrado, en una mafia dedicada a dar los permisos de armas de fuego.

Además de Polanco, este Gobierno tuvo que destituir al funcionario Miguel Antonio Mateo Familia, del Ministerio de Salud Pública, luego de ser acusado de traficar con los nombramientos en esa institución.

A todos ellos se agrega el que enfrentó el director del Gabinete de Políticas Sociales, Tony Peña Guaba, por la entrega de 100 millones de pesos a 70 artistas dominicanos “como apoyo económico a ese sector ante la crisis generada por la pandemia”.
Aunque la Dirección de Compras y Contrataciones confirmó que este incurrió en violaciones a la ley 340-06, Peña Guaba sigue en el cargo desempeñando sus funciones.

Director de Aduanas, acusado de acoso

En enero de este año, el Ministerio Público de Santiago arrestó al encargado de la Dirección Regional de Aduanas, Antonio Gómez Díaz, por la supuesta violación sexual a una mujer y acoso a una empleada de la citada dependencia estatal.

Luego, en febrero, la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de este distrito judicial impuso seis meses de prisión domiciliaria como medida de coerción.

El pasado martes 26 de enero, Gómez Díaz, quien ya había sido suspendido del cargo hasta que concluyan las investigaciones, acudió de forma voluntaria ante la Unidad de Violencia de Género.
Allí defendió su inocencia y aseguró que tiene cómo demostrar que se trata de una falsa en su contra de parte de la mujer que hace dicha acusación. En ese momento expresó que lo que más deseaba es que esto se esclarezca, puesto que no solo lo está afectando a él sino a su familia.

Dijo que fue él quien pidió a su superior en Aduanas la suspensión para poder libremente defender y demostrar su inocencia de las acusaciones, e indicó que no tiene nada que ocultar, por lo que dio la cara ante las autoridades del Ministerio Público.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.