PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Baní Desde el pasado 30 de mayo, más de 600 efectivos de la Guardia Costera de Estados Unidos han estado colaborando con la Armada de la República Dominicana en labores de patrullaje, dando asistencia humanitaria e interceptando viajes ilegales por vía marítima hacia Puerto Rico.

De acuerdo con el Capitán de corbeta Mario Gil, comandante del barco Joseph Tezanos, embarcación donde están soldados de 22 países, estas operaciones “tienen como principal misión reforzar la lucha contra el narcotráfico, la trata de personas y otros delitos en la zona del Caribe”.

Estos entrenamientos, que se realizan anualmente, buscan fortalecer “los lazos entre nosotros y los cuerpos de seguridad de los distintos países a los que vamos, para que la delincuencia en altamar se reduzca”. En esta ocasión se llevan a cabo en la Base Naval de Las Calderas, provincia Peravia.

El capitán Gil citó como ejemplo de la labor que desempeñan, el rescate de 14 personas, el pasado 2 de este mes, que se embarcaron en un viaje ilegal y se encontraban a la deriva a unas 12 millas náuticas de la provincia La Altagracia.

“Los guardacostas y la Armada dominicana trabajamos juntos para tratar de rescatar a más personas posibles en esas situaciones, pero en el caso de la Altagracia, siete perdieron la vida”, lamentó al respecto.

Otro de los casos que mencionó, fue el de una mujer, que tras aguantar por más de 14 horas con tan solo un salvavidas en medio del Canal de la Mona, fue rescatada por efectivos de la Guardia Costera de este país norteamericano.

“Ella estaba desesperada. Nos dijo al rescatarla que si veía que el sol se ocultaba, iba a soltar el salvavidas para morirse.
Inmediatamente la subimos al barco, se desmayó. No debió ser nada fácil para ella mantenerse tanto tiempo en el agua, sin ver tierra por ningún lado”, detalló en ese sentido.

Los efectivos de esta veintena de países, participaron además en la trigésima quinta versión de los ejercicios “Tradewinds 2019”, organizados por el Comando Sur de los Estados Unidos y el Ministerio de Defensa de la República Dominicana (MIDE).

Estas operaciones, de acuerdo con el MIDE, tuvieron como objetivo mejorar la capacidad colectiva de las fuerzas de defensa y seguridad contra el crimen organizado transnacional, proveer asistencia humanitaria y realizar operaciones de socorro.

Los Tradewinds 2019, indica el MIDE, son ejercicios conjuntos y combinados de carácter multinacional que se realizan con el objetivo de fortalecer alianzas regionales y las capacidades colectivas, necesarias para garantizar la estabilidad y la seguridad en la región del Caribe.

Entre las naciones participantes figuran Antigua & Barbuda, Haití, Bahamas, Barbados, Belice, Canadá, Colombia, Costa Rica, Dominica, Trinidad y Tobago, Francia, Granada, Jamaica, Estados Unidos Mexicanos, Antillas Holandesas, Turcos y Caicos, San Vicente y Las Granadinas, Surinam, Reino Unido, Guyana, Estados Unidos de América, y la República Dominicana como anfitrión.

Durante los ejercicios se realizaron operaciones de entrenamiento con las unidades militares y policiales participantes, enfocadas en acciones conjuntas y combinadas para evaluar, con ejercicios reales, las destrezas operacionales y las capacidades de respuesta ante desastres naturales y eventos que amenacen la seguridad en la región, según puntualiza el MIDE.

La embarcación Joseph Tezanos.

Armada pondera colaboración de EE.UU.

El capitán de navío Carlos Quéliz, comandante del Comando Naval Sur de la Armada, valoró positivamente la colaboración de los guardacostas norteamericanos “para combatir las amenazas propias de la región del Caribe”.

“Igualmente, la Armada dominicana tiene su plataforma marítima, y ahora mismo contamos con lanchas interceptoras que hacen el trabajo cerca de las costas. Son equipos relativamente modernos, con tecnología de punta y equipamiento, utilizados para realizar operaciones que dan sus resultados”, dijo.

Posted in Destacado, PaísEtiquetas
agency orquidea

Más contenido por Marcos Rodríguez