Helidosa dice opera con seguridad y la CIAA indaga hecho

La empresa asegura que cumple fielmente las leyes y normas de seguridad operacional.

La empresa dominicana Helidosa Aviation Group lamentó el trágico incidente ocurrido el miércoles con una de sus aeronaves y garantizó que sus operaciones son seguras.

Aseguró que da fiel cumplimiento a las leyes y normas de seguridad operacional y las regulaciones aéreas que rigen la aviación civil dominicana y a nivel internacional, como lo demuestran sus 29 años de fundación que superan las 55,000 horas de vuelo en aviones.

Alex Castillo manifestó que para “la familia Helidosa el hecho representa una tragedia que los enlutece grandemente. “Por eso nos hemos solidarizado con las familias de las víctimas que fallecieron en este incidente aéreo. Pedimos a toda la sociedad acompañar y apoyarles con prudencia y solidaridad en estos momentos tan difíciles para todos”, dijo la firma.

Mientras, la Comisión Investigadora de Accidentes de Aviación (CIAA), que hace las indagatorias del accidente de la aeronave matrícula HI1050, informó a media tarde de ayer que emitirá un informe preliminar del caso en un plazo que no excederá los 30 días.

Lo hará conforme el Anexo 13 sobre Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), explicó la institución, que está adscrita a la Junta de Aviación Civil (JAC).

En un comunicado, indicó que “conforme el protocolo, el Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC) procedió comunicar a la CIAA de la ocurrencia del suceso, el cual fue posteriormente calificado como accidente aéreo.

Una vez recibida la notificación, la CIAA se dirigió al lugar del accidente - en la cabecera de la pista 35 del Aeropuerto Internacional Las Américas -José Francisco Peña Gómez (AILA)- y procedió de manera conjunta a notificar el suceso a los Estados involucrados (Estado de fabricación y diseño).

Del lado de Helidosa, Alex Castillo informó que al conocer el incidente se comunicó con las familias de los pasajeros y los tripulantes que iban a bordo para informarles del trágico suceso. “Y se determinó poner a su disposición aeronaves de la empresa para que puedan llegar al país, quienes residen en el extranjero y estar así con sus seres queridos en este desafortunado momento que nos duele a todos. Asimismo, brindarles todas las facilidades que ameriten”, dijo.

Castillo, presidente ejecutivo de la compañía, precisó que cada aeronave es sometida a un riguroso y minucioso mantenimiento, acorde con los protocolos internacionales, lo cual podrá ser verificado, según avance la investigación de las autoridades competentes.

Explicó que la empresa tiene más de 60 pilotos profesionales expertos, con miles de horas de vuelo, quienes reciben entrenamientos recurrentes en Estados Unidos, respetando y priorizando su descanso, así como la seguridad operacional de la empresa y por supuesto, teniendo como pilares la calidad del servicio y el bienestar de sus clientes y tripulantes.

“Nuestra prioridad en estos casi 30 años de fundada siempre ha sido y será ser merecedores de la confianza de los pasajeros que utilizan los servicios, y por supuesto, la de nuestro extraordinario equipo de trabajo, cumpliendo con los estándares de la industria y ofreciendo un servicio de alta calidad. Sin embargo, estamos claros que siempre hay riesgos y este tipo de situaciones tan lamentables podrían suceder. Compartimos nuestro profundo dolor con los afectados”, dijo.

La aeronave era tripulada por Luis Alberto Eljuri y Víctor Emilio Herrera, como copiloto. Fallecieron también Verónica Estrella, quien se desempañaba como azafata, en su primer vuelo; José Ángel Hernández, su esposa Debbie Von Jiménez García, de 31 años, y el hijo de la pareja, Jayden Hernández, de 4 años.
También perdieron la vida Kellyan Hernández Pena, Yeilianys Jeishlimar Meléndez Jiménez y Jassiel Yabdiel Silva.

La pregunta de por dónde iniciar la investigación

La caída del avión privado con nueve personas a bordo abre una serie de interrogantes, algunas de ellas tienen que ver con las causas del siniestro.

Conocido el accidente, inmediatamente se piensa en la recuperación –si la tuviera- de la caja negra de la aeronave (que por cierto, es de color naranja), en las condiciones que tenía el aparato siniestrado, e incluso en el comportamiento y la salud del capitán de vuelo y en el factor humano.

La Convención de la Aviación Civil Internacional deja claro –al referirse a quienes pueden y deben investigar- que “la primera responsabilidad recae sobre el Estado donde ocurrió el desastre (en este caso, República Dominicana), aunque también pueden tomar parte el país donde la aeronave estaba registrada, aquel donde la aerolínea tenga su casa matriz y el país donde se haya diseñado el aparato. Anoche algunos medios publicaron que la caja negra del avión se recuperó. Oficialmente el dato no se había ofrecido.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.