Iglesia Católica marcha en contra del aborto

La Iglesia Católica realizó por séptimo año consecutivo la caminata “Un paso por mi familia”, esta vez bajo el lema “Salvemos las dos vidas” y de forma simultánea en el Distrito Nacional y Santiago. Miles de personas caminaron para exigir a los legisladores que aprueben un nuevo Código Penal manteniendo la penalización del aborto.

La Iglesia Católica realizó en el Distrito Nacional y Santiago dos multitudinarias marchas dedicadas a la familia para demandar de los legisladores aprobar el proyecto de ley de Código Penal manteniendo la prohibición al aborto.

Las caminatas denominadas “Un paso por mi familia” bajo el lema “Salvemos las 2 vidas” se llevó a cabo por séptima vez con carácter nacional y de forma simultánea en la ciudad Capital y Santiago de los Caballeros.

En Santo Domingo se realizó en la avenida George Washington, donde miles de personas se dieron cita y concluyó con la celebración de la Eucaristía oficiada por el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo, Jesús Castro Marte.

Durante la homilía eucarística, el obispo Castro Marte pidió al Congreso Nacional no olvidarse de los niños por nacer, ya que “entre todos los pobres, son los más pobres, porque ni siquiera tienen voz para defenderse”.

“No es progreso o modernidad pretender resolver problemas matando la vida humana, un ser humano es siempre sagrado e inviolable en cualquier situación y en cada etapa de su desarrollo desde la concepción”, expresó.

Dijo que la sociedad está gritando desde su interior que se debe luchar por la vida del niño y por la mujer.

“Los niños y las niñas en nuestra sociedad dominicana no están solos, por el contrario, que sepan que la mayoría de la gente de este país, están dispuesto a proteger desde el momento de la concepción”, recalcó Castro Marte.

Asimismo, afirmó que la familia es el centro de la comunión cristiana, y el lugar más adecuado para el nacimiento, crecimiento, madurez y sociabilización de los hombres. “La familia es el lugar cuyo centro es Jesús”, añadió. Criticó la desigualdad, el maltrato hacia la mujer, la corrupción, el desempleo, el consumo de drogas y alcohol y la ideología de género, los cuales calificó como un gran mal que está dañando la sociedad.

Santiago

Simultáneamente, miles feligreses participaron en Santiago de una manifestación con el mismo objetivo. Allí, el arzobispo de esa arquidiócesis, Freddy Bretón, comparó a los promotores del aborto “con un grupo de mafias que mandan a matar”.

Para monseñor Bretón, en estos tiempos difíciles, hasta los niños en el vientre tendrán que gritar “¡Protégeme Dios mío, que me refugio en ti!”, por lo que llama a todos los sectores a participar en la batalla de la defensa de la vida.

“El Papa Francisco ha hablado con claridad meridiana: el abordó no es un mal menor, es un crimen, es echar fuera a uno para salvar a otro. Es lo mismo que hace la mafia. Yo no sé si alguien no entiende eso, quiere decir, que el que promueve el aborto, es como la mafia que manda a matar”, apuntó.

Lucha por la vida

El arzobispo, quien advirtió que no es justo quitar una vida humana para resolver un problema, dijo que a la Iglesia Católica le gustaría contar con el apoyo firme de las autoridades, de los legisladores.

“En esta dura lucha por la defensa de la vida, debemos unirnos todos, sin que nadie permanezca indiferente. Sabemos que los niños en el vientre no pueden gritar, pero nosotros, podemos y debemos gritar a nombre de ellos y en eso estamos, proclamando el evangelio de la vida”, manifestó el monseñor.

Bretón, parafraseando al extinto papa Juan Pablo II, aseguró que no son dignas de confianza, ni las autoridades ni la sociedad que no protejan a los vulnerables e indefensos. “Pido de corazón a los senadores y diputados que no nos dejen solos. Es vital que nos apoyen en esta noble lucha en medio de la cual nos encontramos”, indicó.

Los miles de participantes en la caminata de Santiago partieron de la catedral Santiago Apóstol El Mayor, doblaron por la calle 30 de Marzo, subieron por la 27 de Febrero y tomaron la Bartolomé Colón hasta concluir en el Parque Central, de la Ciudad Corazón.

“No hay otro derecho por encima de la vida”

Previo a la celebración de la misa en la Capital, se realizaron varias dramatizaciones, donde se reflejó el rechazo a la aprobación del aborto con las tres causales, cuando corre riesgo la vida de la mujer, cuando el embarazo es inviable o cuando es producto de violación o incesto. De igual modo, se leyó un manifestó donde solicitaban al Poder Legislativo reconocer el derecho a la vida, ya que “no hay ningún otro derecho que esté por encima del derecho a la vida”, y pidieron el estudio y la aprobación del Código Penal con la penalización total del aborto. Hicieron un llamado alertando a la sociedad por “los intentos de introducir” en las escuelas la ideología de género, que para la Iglesia promueve la promiscuidad temprana.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.