Indigentes abundan en las calles de la ciudad de Santo Domingo

Compartir
Es cada vez más frecuente salir a la calle y encontrarse con un indigente en las principales vías de la Capital

Andan sin rumbo por las calles de la ciudad con sus pies descalzos, están harapientos, sucios, descuidados y con el desconocimiento de que en el ambiente hay un virus que amenaza la vida de la gente.

Salir a la calle y toparse con un indigente deambulando desde tempranas horas de la mañana hasta la noche, es cada vez más frecuente, durante estos días que impera el estrés e incertidumbre propia de la pandemia.

Algunos llevan décadas recorriendo de forma religiosa varias de las principales avenidas, autopistas y calles del país y son vistos sin asombro por los ciudadanos, por lo normal que es ver a un indigente o como de forma peyorativa le llaman, “mendigo”.

“Un día tú ves a ese loco en la Rómulo Betancourt y otro día lo ves que va por la Tiradentes, él llega lejísimo caminando (…) siempre hablando solo y sonriendo”, expresó Juan María, vendedor ambulante de accesorios de celulares.

Muchos de ellos son personas conocidas y hasta “queridas”, ya que algunos dueños de negocios y moradores de las zonas que suelen merodear, les brindan comida de vez en cuando y hasta le ofrecen ropa limpia para que no estén al descubierto.

Debajo de su deteriorada y a veces escasa vestimenta, hay un hombre o una mujer de edad difícil de constatar, ya que muchos aparentan ser jóvenes, mientras que otros lucen como ancianos, por su caminar pausado y sus rostros desmejorados y envejecidos.

Durante un recorrido que realizó elCaribe se observó que la mayoría de esos desamparados divagan por zonas de amplia actividad comercial y concurrencia de personas, como por los alrededores de la parada María Montez, de la línea 2 del Metro de Santo Domingo, por la calle Las Palmas, en el sector Herrera y por la avenida Isabela Aguiar.

El ambiente por esos puntos es de caos, al pulular cientos de negocios de comidas, ropas, electrodomésticos, tiendas de reparación y ventas de celulares, así como varias rutas de carros públicos, motoconchos y cientos de vendedores ambulantes de frutas, vegetales, víveres, artículos de limpiezas del hogar, productos para el pelo, entre otros.

Otros indigentes se pasan las horas sentados o acostados en lugares más tranquilos y abiertos de la Capital.

Como en la avenida Abraham Lincoln con George Washington, el Malecón de Santo Domingo, zona colonial y por la periferia de la Plaza de la Salud.

Por el parque Enriquillo decenas de indigentes se suman al ambiente de marginalidad e inseguridad que impera en el lugar.
Los antisociales, trabajadoras sexuales y la arrabalización rodean el parque.

Menores haitianos duermen en parques

El pasado lunes, elCaribe publicó que niños nacionales haitianos han sido vistos dormir y rondar entre parques y aceras del municipio de Santiago de los Caballeros.

Esos menores inmigrantes improvisan con pedazos de cartón sus camas y son presuntamente forzados a realizar trabajos en las vías de ese municipio.

Asimismo, se informó que a esas acciones se suman niños dominicanos.

En la pasada gestión, la Gobernación Provincial junto a otras entidades públicas lanzaron un programa que permitiría el rescate de personas en situación vulnerable, pero los resultados no permitieron alcanzar los objetivos del proyecto. También algunos adultos están regresando a las principales calles y avenidas del municipio de Santiago de Los Caballeros.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir