Leonel advierte ola de protestas AL por demandas sociales

Durante el foro regional, Fernández dijo las palabras de apertura y presentó las conclusiones de los debates¿

La Romana. El expresidente Leonel Fernández advirtió ayer que debido al agravamiento de la crisis económica por el impacto de la crisis entre Rusia y Ucrania, en los meses por venir podrían estallar protestas sociales en América Latina si los gobiernos no atienden las demandas sociales de la población.

El presidente de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode) hizo la advertencia al cierre del Foro Funglode: tendencias de un mundo en transformación, que se desarrolló ayer en Casa de Campo, La Romana.

“Hay problemas que vamos arrastrar en el tiempo que implican que no hay recursos para enfrentar los temas de desempleo, el tema de pobreza, la desigualdad, eso será imposible en el periodo inmediato que nos toca vivir, por tanto, se puede desde ya pronosticar lo que va a ocurrir en América Latina en el porvenir inmediato, si los gobiernos en sus presupuestos no tienen capacidad para enfrentar los temas sociales, habrá protestas”, vaticinó el político.

Sostuvo que las sanciones económicos a Rusia por el conflicto con Ucrania lo que van es agravar la crisis que existía antes de la pandemia, y que ahora los gobiernos enfrentan la realidad de una deuda alta y falta de recursos para dar respuesta a las demandas.
Dijo que la solución sería plantear una reforma fiscal, pero que todavía no es momento para eso y que ahora no sería políticamente viable.

Otros desafíos de la región

En el cónclave, expertos y analistas latinoamericanos, Estados Unidos y Canadá advierten de la necesidad de la integración regional para enfrentar retos como el impacto de la crisis económica y detener los gobiernos autoritarios que han surgido en la región.

Esos y otros temas estarían en la agenda de la IX Cumbre de las Américas que tendrá lugar en California, Estados Unidos, el próximo mes de junio.

Fernández consideró que resultaría de gran trascendencia que, en el marco de dicha Cumbre se puedan establecer mecanismos de negociación para extender en el tiempo la apertura de mercados como el del arroz, y evitar la quiebra de numerosos productores y la ruina de ciertas regiones que dependen de la producción de esos bienes agrícolas.

“Ese sería un gran aporte de la administración del presidente Joe Biden a la preservación de la producción agropecuaria en países como la República Dominicana”, manifestó.

El expresidente también fue insistente en que América Latina atraviesa una crisis de representatividad por la infuncionalidad en que han caido diversos organismos regionales.

Además de Fernández el evento contó con la participación del canciller, Roberto Álvarez; el senador de Estados Unidos y presidente del Comité del Senado de Relaciones Exteriores, Robert (Bob) Menéndez; Kevin O´Reilly, coordinador nacional de Estados Unidos de la Cumbre de las Américas; el expresidente de México, Felipe Calderón, entre otros especialistas.

Menéndez destacó la necesidad de colaboración entre Estados Unidos y los países de Centroamérica, Suramérica y el Caribe, en términos de asignaciones presupuestarias a la educación, a la salud y para los refugiados.

Menéndez dijo que se debe trabajar para que cada país del hemisferio destine por lo menos un 10% de su PIB para resolver las necesidades de salud y educación. “Estamos unidos defendiéndonos contra el terrorismo, la corrupción y la falta de independencia en algunos de los estamentos gubernamentales”, sostuvo.

Canciller da perspectiva de la agenda en cumbre

El ministro de Relaciones Exteriores de la República Dominicana, Roberto Álvarez, abordó lo concerniente al contexto regional y global en que se celebrará la próxima cumbre hemisférica.
Afirmó que la novena IX Cumbre de las Américas tiene la particularidad de que en estos momentos no existe consenso entre las naciones de la región, además de haber una extrema polarización vinculada a la lucha entre las grandes potencias. Al abundar en este aspecto, Álvarez vaticinó que las elecciones presidenciales que se celebrarán próximamente en Colombia y Brasil decidirán hacia donde gravitará la región de América Latina.
El diplomático dijo que no se sabe a ciencia cierta cuáles presidentes de Latinoamérica participarán en IX Cumbre de las Américas, lo que atribuyó a la polarización ideológica que hay en la región. “Este es uno de los grandes dilemas de la actualidad”, dijo Álvarez, al pasar revista a la situación del hemisferio en materia de ideología política.

Sostuvo, a manera de advertencia, que la agenda de la Cumbre no incluye los temas más importantes del momento, lo que podría restarle efectividad al cónclave. Consideró que en la Cumbre, el papel principal no será de los gobiernos, sino para la empresa privada.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.