PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

El exministro de Administración Pública, Ramón Ventura Camejo, dice sólo hay 180 mil puestos con vocación a carrera

El exministro de Administración Pública, Ramón Ventura Camejo, explicó ayer que en República Dominicana solamente existen 180 mil puestos con vocación a la carrera administrativa.

De acuerdo al técnico, que permaneció al frente del Ministerio de Administración Pública desde 2004 hasta el 2020, en el país se hizo un estudio en base a la Ley 41-08 de Función Pública que estableció que los puestos de carrera administrativa -la cantidad total que puede haber-, sólo llegan a 180 mil.

El exfuncionario enfatizó, por tanto, que “no todos los cargos del servicio público puede ser de carrera”. Esto así, porque requieren una competencia técnica-profesional que convierta al empleado público (por su calidad de conocimiento y por su buen desempeño), el cuerpo que le dará continuidad a la política pública cuando se produzcan los cambios políticos.

“Eso ocurre en cualquier país desarrollado. Es decir, existe el cuerpo de carrera especializado. Entonces, en el caso dominicano, se hizo un estudio sobre la base de la Ley (41-08) y se estableció que esos puestos llegan a 180 mil. Esos 180 mil son los que usted somete a la carrera. Antes, lo podía hacer por evaluación interna y ya, a partir del 2008, se hace por concurso porque universalmente se establece que lo que garantiza el mérito es el concurso público. Entonces, usted va a competir con otros ciudadanos para esas vacantes y el que tenga mejor calificación y una serie de mediciones que se le hacen, pruebas, entonces adquiere eso”, precisó durante una entrevista concedida a elCaribe.

“Es decir, por más esfuerzos que tú hagas nunca va a pasar de 180 mil, que son los que la Ley establece con posibilidad de hacer carrera”, agrega.

Se eligen empleados carrera administrativa por concursos en base cargos disponibles

Durante el conversatorio desde la redacción de este diario, Ventura Camejo indicó que cuando se mide la profesionalización no se hace en base al universo de la nómica pública general, sino es en base a los cargos disponibles o vacantes para pertenecer a la carrera administrativa.

“Actualmente, para ingresar a la carrera se entra por un concurso público de oposición. Para eso, dejamos instalada una herramienta informática llamada “CONCURSA”, donde a través de la página se busca cuáles son los puestos de carrera y cuáles son los perfiles que se requieren”, apunta.

Actualmente, en el país hay 600 mil empleados públicos, pero no todos tienen vocación de carrera administrativa porque ahí también están los militares, los policías y quienes son el grueso más importante ya para la incorporación, que son los médicos, las enfermeras y los bioanalistas, según expresó Ramón Ventura Camejo.

“Lo que se conceptualiza más como la profesionalización del empleo público porque no es que tú tengas 300 personas en carrera o tengas 200, aunque es bueno tener 300, pero que tengan competencias, que manejen herramientas, que la entidad ponga a su disposición recursos como el uso de la tecnología, posibilidad de prepararse”, refiere.

No se piensa en persona, sino en el puesto

Al preguntársele si se podría evaluar que se amplíe la cuota para que haya más posibilidades, indicó que con lo que respecta al sistema de carrera administrativa “no se piensa en la persona, sino en el puesto, en cuál es el perfil del puesto que debe ser de carrera”.

“Por ejemplo, diríamos y no en un sentido discriminatorio, pero el ascensorista no tiene un escalafón y todo lo demás de los servicios generales, es decir, la señora que limpia, que tiene derecho a estudiar y que ocurre en muchas partes, gente que estudió y luego empezaron. Pero es el puesto, no la persona; es el sistema que tiene un escalafón”, comenta.

El exfuncionario mencionó, a modo de ejemplo, que se inicia como analista 1, luego analista 2, 3 hasta llegar a subdirector, director y demás.

“Hay un sistema que ha estado ensayando en América Latina que se llama ‘la carrera del alto directivo público’. Es un sistema ya más flexible donde por ejemplo, a nivel de los viceministros, que son hoy los empleados de confianza, pasan a ser de carrera, pero con el sistema “de alto directivo público” se establecen ternas. Pero esto tiene un encajonamiento que su duración seria por un tiempo limitado por cuatro años con la posibilidad de ser extendido a otros cuatro  y pasados los ocho, tendría que volver a concursar para mantenerse”, ilustra.

Actualmente hay 61,524 empleados en carrera administrativa

Según las estadísticas del Ministerio de Administración Pública (MAP), sólo 61,524 servidores públicos se encuentran activos en la carrera administrativa.

Entre los 61,524 empleados de carrera, 44 mil 305 son de la docente (72.01 %) y 15 mil 367 de la administrativa general (24.98 %). Asimismo, mil 111 de la carrera del Ministerio Público (1.81 %); 646 de la tributaria (1.05 %) y 95 de la diplomática (0.15 %).

Según datos del MAP, a parte de los empleados de carrera activos actualmente hay 4,035 en revisión para ingresar a la carrera administrativa, mientras que 13,647 están inactivos.

El artículo 4 de la Ley de Función Pública, promulgada el 16 de enero de 2008 por el entonces presidente Leonel Fernández, dejó estableció que la carrera administrativa general tenía como fin o propósito garantizar la profesionalidad, la estabilidad y el desarrollo de los servidores públicos. También definió la existencia de las carreras administrativas especiales, como un sistema de función pública profesional diseñada a partir del sistema de carrera administrativa general y de las características específicas de determinados ámbitos públicos.

Con la legislación, se les dieron derechos a los empleados como la permanencia y el crecimiento como servidor público. Sin embargo, el paso trascendental de ingresar a este sistema, no ha sido para la mayoría de los empleados.

Posted in País
agency orquidea

Más contenido por Darielys Quezada