PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
Foto Felix de la Cruz
Foto Felix de la Cruz

La directora general de Ética e Integridad Gubernamental, Milagros Ortiz Bosch, se refirió este jueves al compromiso del Gobierno para asegurar la independencia de la justicia y al caso del ministro de la Presidencia, Lisandro Macarrulla, por la vinculación de su empresa familiar en la acusación del supuesto entramado de corrupción en la construcción de la Nueva Victoria, denominado por el Ministerio Público como “Medusa”.

Entrevistada en Despierta con CDN, la funcionaria sostuvo que el depósito de la querella en el caso Medusa es la prueba más contundente de la independencia del Poder Judicial y de la Procuraduría General de la República (PGR), para investigar cualquier situación que afecte la sociedad dominicana.

Ortiz Bosch consideró como un gran aporte del Gobierno la posición que ha asumido de respetar la independencia de los poderes públicos, especialmente del Poder Judicial y el Ministerio Público. 

Respecto al caso de Macarrulla, la directora de Ética e Integridad Gubernamental planteó que, a diferencia de todos los casos anteriores, se trata de un ministro que no está involucrado directamente en la acusación del Ministerio Público, sino más bien un hijo suyo.

Decisión de Macarrulla da buena señal

Sin embargo, calificó de gran importancia la decisión de poner pausa a la gestión del ministro Macarrulla, debido a que da la oportunidad de ver el clima en que se está manejando el Gobierno que preside Luis Abinader.

“Es un clima de principios y normas en la que todos nos sentimos comprometidos en darle paso a la investigación y al derecho. Hay una cosa muy importante que diré sin temor a críticas….viví en la época de Trujillo cómo los padres tenían que desvincularse de sus hijos para satisfacer al régimen. Hay aquí una necesidad de darle un espacio a la integridad a que se exprese. Un gobierno no puede impedir que se aplique una conducta en la que todos participamos”, dijo al referirse a la salida temporal del Gobierno que ha solicitado Macarrulla.

Agregó que esta acción es un indicativo de cómo están conformados los ministros que acompañan al presidente Luis Abinader. A juicio de la funcionaria y alta dirigente del Partido Revolucionario Moderno (PRM), lo que está ocurriendo es resultado de un proceso electoral cuya primera visión es el respeto a la institucionalidad, la recreación de la democracia y sobre todo el respeto al estado de derecho.

Para Milagros Ortiz Bosch, ningunos funcionarios de las gestiones del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) tuvieron suficiente valentía y decoro para abandonar sus cargos cuando se vieron involucrados en procesos judiciales. 

“Pido a los dominicanos que recordemos cuántos lo hicieron antes. Y, en ese sentido, es para mí satisfactorio ver el proceso en que los implicados de este Gobierno responden con responsabilidad sin romper los valores familiares”, manifestó.

Independencia de justicia es un hecho

Asimismo, dijo que lo más importante es confirmar hasta el fondo que no existe un solo funcionario del Gobierno que se atreva a participar o pedirle atención a los tribunales sin que tenga consecuencia, “porque la independencia de la justicia dominicana ya es un hecho a cualquier precio”.

En relación a la participación directa de Lisandro Macarrulla en la construcción de la Nueva Victoria, a través de la empresa Mac Construcciones, Ortiz Bosch declaró que en una visita que le hizo al funcionario para tratar el tema, este le habría afirmado que el caso ya estaba en la justicia, razón por la que no continuó investigando.

En este sentido, la funcionaria aclaró que la Dirección de Ética e Integridad Gubernamental no puede intervenir en los procesos que ya están en la justicia, debido a que en este sistema de justicia independiente, tienen la responsabilidad de dejar que los poderes públicos funcionen sin la intervención del Estado.

“Ese fue el motivo de Marcha Verde, nos comprometimos con eso”, expresó Ortiz Bosch, al tiempo de recordar que el Decreto 436-12 emitido por el entonces presidente Danilo Medina, establece que la institución que dirige tiene la responsabilidad de enviar los casos a la justicia, por lo que no tendrían nada qué hacer una vez estén en los tribunales de la República.

Asimismo, planteó que cuidar el debido proceso y las limitaciones del poder, es una responsabilidad que el presidente Abinader depositó en ella, por lo que tiene la obligación de respetarlo paso a paso.

Hay que mantener el debido proceso

Al ser preguntada de si le sorprendió la acusación del Ministerio Público en el sentido de que las empresas constructoras de la Nueva Victoria habrían pagado soborno de hasta por el 20% del valor real, pese a que Macarrulla lo había negado hasta el momento, la funcionaria reiteró que se debe mantener el compromiso del debido proceso y que la pedida de licencia es un hecho que merece reconocimiento público.

“Hicimos en cada caso lo que establece el debido proceso, que es el papel nuestro. Y, sobre toro, mantener el hilo fino, porque había mucha gente diciendo que no había sometimiento en el caso Medusa porque no había personas conocidas”, añadió.

En este orden, reiteró que el Gobierno a través de la Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental debe ser garante de la institucionalidad democrática, de la división de poderes, del debido proceso. “Y que cada proceso produzca la reacción humana y jurídica que demanda el caso”, adujo.

A la pregunta de si la licencia que solicitó Macarrulla fue pactada con el Gobierno, Ortiz Bosch respondió que desconoce si hubo o no algún acuerdo y precisó que no puede hablar en nombre del presidente Luis Abinader.

“Vamos a esperar que hable el Presidente, porque no puedo venir aquí a hablar mentiras”. Sin embargo, afirmó que existe un compromiso ético de todos los funcionarios que están alrededor del jefe de Estado.

La también exvicepresidenta de la República sugirió hacer un análisis comparativo de la actual Procuraduría General de la República con las de otras administraciones, para identificar los avances que el país ha logrado en la lucha contra la criminalidad y la corrupción administrativa.  

Ley de Extinción de Dominio

La directora General de Ética e Integridad Gubernamental también se refirió al proyecto de Ley de Extinción de Dominio que cursa en el Congreso Nacional. Milagros Ortiz Bosch afirmó que las personas que se verán afectadas con la ley empezarán a hacer trampa, para manipularla y sacarle provecho a la puesta en vigencia de su ejecución.

Al señalar que en el país existe un problema de corrupción que debe verse en su dimensión real, precisó que la Ley de Extinción de Dominio está diseñada para atacar el capital ilícito, delito que, según ella, no perime en ninguna parte del mundo.

Ortiz Bosch se refirió además, a las controversias que ha generado la pieza por presuntamente transgredir el principio constitucional de la no retroactividad, aclarando que no se trata de derechos adquiridos, sino del capital que se adquirió de forma ilícita con anterioridad a la ley.

La alta dirigente del Partido Revolucionario Moderno sostuvo que la corrupción en el mundo es un delito inteligente que busca la manera de cometerse sin dejar rastros.

Finalmente, la directora General de Ética e Integridad Gubernamental consideró que la Ley de Extinción de Dominio es importante para la República Dominicana, ya que conlleva responsabilidad penal y otros aspectos de gran relevancia.

Milagros Ortiz Bosch sobre caso Macarrulla: «hay independencia de justicia y debemos respetar el debido proceso»

Posted in PaísEtiquetas
agency orquidea

Más contenido por Ulises de la Cruz