PNUD insta a llenar encuesta LGBTI

Compartir

Más de 3,600 personas han sido parte de la primera Encuesta Nacional LGBTI, cuyo objetivo es obtener información precisa sobre la realidad socioeconómica de personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI) en la República Dominicana.
La encuesta fue lanzada en el pasado mes de diciembre por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Instituto de Investigación y Estudios de Género y Familia de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (IGEF-UASD) con el apoyo de la Embajada del Reino Unido y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), además cuenta con el apoyo de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y organizaciones de la sociedad civil.

Se encuentra disponible en el portal https://encuestalgbti2020.do, desde donde se podrá completar con total confidencialidad hasta el 19 de febrero.

El levantamiento procura expandir las evidencias respecto a las características sociodemográficas de la población LGBTI, identificar los costos sociales y económicos relacionados a la exclusión y discriminación de este grupo poblacional y recopilar datos sobre la situación del respeto y protección de sus derechos fundamentales.

De acuerdo con una nota remitida por el PNUD, la encuesta constituye una oportunidad para que se escuchen las voces de las personas LGBTI en República Dominicana. Entre sus propósitos figura obtener información de calidad para que el gobierno, la sociedad civil y otros actores puedan implementar medidas para eliminar la discriminación, garantizar los derechos y el desarrollo humano sostenible e inclusivo.

La iniciativa es uno de los esfuerzos del Proyecto “Ser LGBTI en el Caribe”. Un informe sobre el impacto socioeconómico del COVID-19 en personas LGBTI en la República Dominicana, publicado en octubre del 2020 por el PNUD, ACNUR y ONUSIDA, donde se encuestaron familias compuestas por al menos un miembro LGBTI, reveló que en el 26 % de estos hogares, al menos un miembro había perdido su trabajo de manera permanente; un 54 % disminuyó el número de comidas al día debido a la reducción del ingreso familiar, a raíz de la baja actividad económica, y en el 45 % de estos hogares donde un miembro de la familia necesitaba tratamiento médico regular, no había podido acceder a servicios de salud.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir