PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Santo Domingo.- El programa Al Límite con Rafaelina Bisonó celebró este lunes su primer aniversario dando a conocer historias de carácter humano, aprovechando el espacio para en esta ocasión destacar la vida y 32 años de trayectoria social-comunitaria del padre Rogelio Cruz, quien se ha convertido en el cura de los pobres y más desposeídos.

La productora y conductora del espacio televisivo, Rafaelina Bisonó, aseguró que cada día transcurrido de este lapso de tiempo se ha convertido en un reto a superar, que se vuelve satisfactorio cuando desde la plataforma puede ser portavoz, para canalizar ayudas en favor de tanta gente con diferentes carencias en el país.

“Cada entrega es un reto superado, un reto que nos lleva al límite, por lo que al arribar al primer aniversario quisimos conversar con el padre Rogelio Cruz y distinguir su labor solidaria, altruista y desinteresada en favor de los más desfavorecidos”, manifestó la también presentadora de televisión al momento de entregarle una placa de reconocimiento al líder religioso.

Rafaelina Bisonó a su vez agradeció el apoyo recibido por la Corporación Estatal de Radio y Televisión Dominicana (CERTV), ahora representada por el comunicador Ivan Ruiz y todo el equipo técnico que cada semana pone carácter y empeño para llevar al aire un contenido que informe, oriente y edifique las familias dominicanas que sintonizan cada lunes a las 10 de la noche por Canal 4 y TV Quisqueya.

Sobre Rogelio Cruz

Al conversar Al Límite con Rafaelina Bisonó, el padre Rogelio Cruz dio a conocer que su infancia, como parte de una familia de 11 hermanos, estuvo marcada por la extrema pobreza, razón que entre otras cosas le motivó a ingresar al sacerdocio desde la edad de 13 años.

Dijo que una vez allí tuvo acceso a mejores condiciones de vida y alimentarias, pero le lastimaba la realidad de saber que sus parientes no corrían la misma suerte, lo que se convirtió en el talón de aquiles para desde el presbiterado empezar a trabajar en favor de los pobres, con una convicción social arraigada en su seno paternal.

¿Cómo hablar de Dios al que tiene hambre?, ¿cómo hablar de Dios al que le están violando sus derechos todos los días? fueron las preguntas que le llevaron a entender y aplicar lo que dice Lucas 4:18. “El Espíritu de Dios me ha ungido para llevar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos (…) y poner en libertad a los oprimidos”, detalló.

Cruz entiende que su pasado ha sido columna vertebral para el presente de hoy y en la actualidad sólo pide que el Estado cree programas y proyectos en favor de los pobres, que los beneficios lleguen a las manos necesitadas. “Que haya justicia, que se atienda a los desvalidos, sin tanta burocracia cuando se va a impactar a la gente”, dijo al asegurar que es lo que promueve y gestiona a través de la fundación que lleva su nombre.

Y aprovechó el escenario para invitar a la población a enfrentar los problemas de la mejor manera. “Cuando estamos al límite, tenemos al frente un sinnúmero de posibilidades que nos permiten crecer, ser nosotros, en mi caso, acompañar a un pueblo que ha estado abandonado”, agregó con la satisfacción del deber cumplido al recibir el reconocimiento.

Posted in País
agency orquidea

Más contenido por El Caribe