PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Proyectos sostenibles en el país buscan un ahorro energético en viviendas de hasta 90%

Certificaciones verdes ahorran energia y mejoran plusvalía en inmuebles pero no existe normativa en RD que incentive su uso.

Santo Domingo.- Los proyectos de construcción sostenibles buscan, entre otros, el ahorro energético  de hasta el 90% en viviendas. Sin embargo, no existe una normativa que estimule las certificaciones verdes para las decisiones de diseño y construcción.

“La crisis climática nos obliga a restablecer la armonía entre la vida humana y la naturaleza. En el país tenemos potencial solar, eólica e hidraulico entre otrs, suficientes para producir energía. Las soluciones basadas en la naturaleza son herramientas clave en la construcción verde¨, explica el ingeniero Leandro Mercedes.

¨Si bien se calcula un aumento en el costo de sobre el 2%, hay varios beneficios importantes.  En la medida en que los usuarios vean reducidos los costos de mantenimiento, factura eléctrica, mayor calidad de ambiente interior y la protección al medio ambiente, tenderán a elegir edificios verdes; esto conlleva un aumento de la plusvalía”, agregó Mercedes.

En el 2020 las emisiones de C02 en el país crecieron un 3,69%, respecto a 2019 y la emisión per cápita aumentó en 2,62 toneladas por habitante, lo que supuso un cambio de paradigma para los nuevos proyectos residenciales regidos por la ley 687 y el marco legal del sistema de reglamentación técnica de la ingeniería, arquitectura y ramas afines.

“El concepto ha permeado en todo el mundo, pero no hay una normativa local. Por eso ser sostenible es una dirección o enfoque de tu trabajo. La importancia de las certificaciones de edificios verdes es algo que seguirá en tendencia y va a modificar el curso del desarrollo inmobiliario en el país”, señala el especialista quien es el responsable de la primera propuesta residencial con certificación verde en el país, una obra que ahorra hasta 36% en el consumo de energía de cada apartamento.

Las construcciones verdes están desarrolladas con materiales sostenibles, responsables con el medio ambiente, o sea que son o pueden ser reciclados, no contienen elementos tóxicos y  en su ciclo de vida presentan una reducción del uso de los recursos.

 “La utilización de estos materiales tiene varias ventajas, pues al ser extraídos de manera sustentable, mitigan la contaminación del agua, el aire y el suelo; lo que deriva en un impacto ecológico mucho menor”, señala Mercedes quien actualmente tiene proyectos en Santo Domingo, Punta Cana, La Terrenas y Samaná.

Según el ingeniero civil, responsable de la primera empresa en el país en tener una certificación de Excelencia en el Diseño para una Mayor Eficiencia (EDGE), los proyectos verdes tienen una mucho menor huella de carbono.

“La iluminación eléctrica puede provocar altos grados de calor, mientras que la generación de calor con la iluminación natural es casi nula si se controla adecuadamente; además de minimizar la cantidad de luz artificial.  De la misma forma un buen aislamiento y manejo de la ventilación representa ahorros importantes en el gasto de energía para la climatización”; enfatizó.

Otra solución sencilla que se aplica es la instalación de aireadores en los grifos, incorporando aire al chorro de agua, lo que reduce el consumo hasta en un 40%, apunta el especialista.

“El porcentaje de residuos de la construcción y demolición que se aprovecha en el país es menos de un 8%. Por eso, aunque no necesariamente haya condiciones para residuos cero, sí hay mucho que se puede hacer. En nuestros proyectos reaprovechamos y reciclamos todo tipo de materiales desde los escombros, la cerámica… hasta los pedazos de tubos que se regalan o venden a quien los necesite”; puntualiza Mercedes quien también cuenta con la certificación LEED GA concedida por el US Green Building Council (USGC) a profesionales especializados en el área.

Para el ingeniero civil, por su huella de carbono, el desarrollo sostenible en la industria de la construcción es uno de los puntos de mayor relevancia de cara al 2030 tanto para inversionistas como para diseñadores, desarrolladores y constructores.

“Algunos estándares que se aplican en la industria de la construcción son el sistema de certificación LEED, EDGE o SITES y la creación de edificios sostenibles certificados es una de las oportunidades de inversión más interesantes de la próxima década, afirmó. El foco, según Mercedes, se centra en alcanzar una especie de comunión entre la construcción y el medioambiente. Se basa en los principios de la gestión circular de los residuos, el uso de energías renovables y el soporte a la diversidad medioambiental, social y económica.

Posted in PaísEtiquetas
agency orquidea

Más contenido por El Caribe