Relato bienestar que promueve el gobierno choca con el contexto de la crisis

El presidente Luis Abinader ha apostado al optimismo a pesar de las circunstancias adversas en que le ha tocado gobernar.
Espectacularidad económica de los números que presenta gobierno no armoniza con dificultad de la gente

Desde que asumió las riendas del Estado, el presidente Luis Abinader ha mantenido una narrativa de optimismo sobre el país, a pesar de las múltiples crisis nacionales e internacionales que ha tenido que afrontar desde que asumió el poder.

En su discurso del pasado domingo mantuvo el mismo optimismo y resaltó con tanta vehemencia el crecimiento económico de 12.3% el pasado año, que generó los mayores aplausos en el Salón de la Asamblea Nacional.

Cuando se revisa la narrativa del gobernante, con su presencia permanente en los medios de comunicación y unos 13 discursos en 16 meses, se observa que obvia hablar de crisis. Su relato sobre la situación es siempre optimista, aunque en el discurso del domingo no dejó de reconocer las dificultades que enfrenta.

“Me ha tocado gobernar en tiempos de crisis, con eventos complicados y complejos, pero no nos hemos desviado de nuestro objetivo de ser un gobierno atento a las demandas del pueblo dominicano, sensible a los más vulnerables y reformador para cambiar nuestro país”, sostuvo Abinader.

También habló de la nueva situación que afecta al mundo por la invasión de Rusia a Ucrania. “Esta es una realidad que no podemos obviar ni cambiar. Estamos ante la mayor acción militar en Europa desde la II Guerra Mundial. Esto está teniendo ya consecuencias negativas para todo el planeta y tenemos que prepararnos”, dijo. “Una vez más tengo que advertir de las dificultades a las que nos enfrentamos en este año 2022”, fue lo más cercano de abordar el enfoque de crisis que hizo Abinader durante su alocución al país.

Contrario a eso, el mandatario hizo hincapié en la narrativa optimista desde los logros alcanzados por su gestión hasta frases filosóficas para alentar a la ciudadanía. “No elegimos los tiempos y tampoco las circunstancias, pero sí podemos escoger la conducta por la que seremos evaluados cuando descendamos las escalinatas del Palacio Nacional. No hay nada que los dominicanos no podamos lograr cuando nos unimos por una causa y nos escuchamos unos a otros. Somos una nación bicentenaria, llena de orgullo, historia y, sobre todo, futuro. Les aseguro que las dificultades actuales son pasajeras y las venceremos como las hemos vencido en el pasado”, proclamó al final de su exposición de más de dos horas.

En el relato de Abinader sobre el país de hoy, la República Dominicana está mejor que en 2019, el año previo a la pandemia de la covid-19.

Además del espectacular crecimiento de la economía que enfatiza, dijo, por ejemplo, que el pasado año se crearon 22 mil nuevos empleos formales “uno de los incrementos más grandes de nuestra historia”.

En el relato del gobernante el país llegó el fin de la impunidad. Así lo dijo en su discurso en el 2021. “Este es ya un país sin impunidad. Hoy los dominicanos saben, y este es un principio sagrado, que el que la hace, la paga. Nadie quedará impune si comete un delito, ni nadie interferirá en su resolución”, afirmó el pasado año.

Al cumplir su primer año de gobierno el 16 de agosto del pasado año, afirmó que en el país no hay impunidad. “Nuestro Gobierno contrajo un compromiso irrenunciable desde el primer día con ustedes, luchar contra la impunidad y la corrupción, porque durante demasiado tiempo el arco de la historia política dominicana nunca se inclinó hacia la justicia. El camino hacia un sistema de consecuencias ante el delito, igual para todos, es ya irreversible.

El pasado domingo reiteró ese criterio. “Ya nadie se va a atrever a revertir el modelo de un ministerio público independiente. Esta es una conquista colectiva. No hay ya República de la impunidad. No hay país para corruptos”, apuntó Abinader.

Sin embargo, un proceso judicial de la complejidad de los casos de corrupción que lleva el Ministerio Público toma hasta 5 años. El caso Odebrecht arrancó en el 2017 y fue a final del 2021 que se dictó sentencia en primera instancia, cinco años después.

¿El relato optimista tiene riesgos? sí

La narrativa que evita hablar de crisis que tiene el gobierno del Partido Revolucionario Moderno (PRM) pisa el terreno minado de terminar derrotada por la realidad que vive la gente por la inflación.

Igualmente, con apenas 16 meses de gobierno hace afirmaciones tan radicales como decretar el fin de la impunidad, tiene el riesgo de que con que el tiempo la realidad sea otra y la ciudadanía termine decepcionada y pase factura.

Más aún, la insistencia del discurso del bienestar que tiene el gobierno podría llevar a la población a sentirlo alejado de del día a día de la gente. Ese punto, conjugado con la insistencia de los partidos de oposición de acusar la gestión del PRM de elitista y que gobierna para ricos, podría ganar mucho terreno.

Lo cierto es que la insistencia de una narrativa del bienestar podría estar despreciando la oportunidad de un relato más realista.

La crisis no la generó el gobierno, la encontró. Se reconoce que la ha gestionado adecuadamente, pero no por eso terminó, al revés podría agravarse.

La economía está bien, pero las quejas no paran

Las informaciones del crecimiento económico que el gobierno repite con insistencia podría generar un choque en el sentimiento de la gente que se queja por la alta inflación que el pasado año fue de 8.5%. El discurso de exhibir el bienestar de la economía por el crecimiento y la estabilidad de la macroeconomía no es nuevo. El Banco Central en los últimos años constantemente ha informado a la población sobre el comportamiento de la economía, pero la diferencia es que no había crisis, y la inflación en 2018 fue de 3.56%; en 2019, 1.81% y en 2020, 3.78% mientras que en el 2021 se disparó a 8.5%. En ese contexto, luce contraproducente seguir el guion de exhibir crecimiento.

Inflación
La inflación del país es la más alta en los últimos 14 años y los conflictos internacionales podrían agravarla.
Crecimiento
Todos los indicadores de la macreconomía señalan que se ha recuperado y así lo reconocen también organismos externos.
Reto
Reto será armonizar crecimiento de la economía para que la población afectada por altos precios lo sienta.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d2