PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

El Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS), por sus siglas en inglés, informó ayer que a 49 kilómetros al sur de la provincia de San Pedro de Macorís, se registró un temblor de 4.7 en la escala de Richter, que se sintió fuertemente en gran parte del país.

Esto tuvo como consecuencia el cese de las operaciones laborales en empresas y compañías debido a evacuaciones. A raíz del movimiento telúrico, en la torre comercial Acropolis Center localizada en la avenida Winston Churchill del Distrito Nacional, realizaron una evacuación de emergencias de los empleados de diversas compañías. También personal del Sistema de Atención de Emergencias 911 se acudió al lugar para brindar auxilios a una mujer de 25 años, quien se desmayó a causa de taquicardia cuando se encontraba laborando en el piso 25 del edificio.

“Nosotros hicimos la evacuación inmediata y llamamos al lobby de la plaza y nos dijeron que evacuáramos inmediatamente y procedimos a hacerlo. Nosotros regularmente hacemos simulacros, el más reciente fue hace dos meses. Los empleados están entrenados para que sepan cómo proceder ante el evento”, dijo a elCaribe Tania Mota, encargada de seguridad y prevención de accidentes de la plaza comercial.

Especialista

En tanto que, el especialista en sismología, Javier Rodríguez, director del Instituto del Observatorio Sismológico del Politécnico Loyola, explicó que siempre que ocurran movimientos telúricos la ciudad estará en vulnerabilidad. Sin embargo, dijo que esto puede variar dependiendo del tipo de suelo, de los cuales hay alrededor de siete claes en la Capital, y si llueve mientras ocurre el evento, como sucedió ayer.

“Santo Domingo es una ciudad en crecimiento, que en principio fue muy bien planificada por los españoles, pero ha ido creciendo desordenadamente y no toda la ciudad tiene el mismo tipo de suelo y de esto depende la respuesta al temblor. Desde la Gustavo Mejía Ricart hasta el mar son terrenos rocosos, arrecifes de corales. Todo lo que se construya ahí es muy posible que tenga una muy buena cimentación. Sin embargo, desde la John F. Kennedy y desde el río Ozama, son suelos de la meteorización de la caliza, son más blandos y la respuesta ante el terremoto es peor y las ondas se amplifican”, explicó Javier Rodríguez.

Aseguró que es importante reconocer los métodos de evacuación y respuesta rápida ante el evento, sobre todo en las empresas donde laboran un gran número de personas.

El personal de Acropolis Center, en la capital, fue evacuado.

Suelo rocoso amortigua el impacto de las ondas

El geólogo Osiris de León indicó que parte de los suelos de roca de la ciudad permiten amortiguar el impacto del movimiento telúrico. “Esto permite que las ondas sísmicas de corte, denominadas ondas secundarias, viajen rápidamente a velocidades superiores a 1,000 metros por segundo, por lo que toda su energía elástica se consume en velocidad y no en amplificación, sin causar ningún tipo de daños a las edificaciones”, dijo.

Posted in Destacado, PaísEtiquetas
agency orquidea

Más contenido por Abraham Méndez