Últimas riñas en cárceles reflejan viejos problemas

El pasado domingo en la cárcel La Victoria, tres reclusos resultaron muertos y otros diez heridos.

Durante los últimos cuatro meses, en seis cárceles del país se han registrado varias trifulcas que han puesto en riesgo la seguridad de los reclusos y de todo el penal, situación que pone nuevamente en el tapete los problemas del sistema carcelario dominicano.

El problema, a raíz de riñas entre los privados de libertad o intenciones de agredir a agentes penitenciarios, han ocasionado la muerte de cuatro reclusos, además, salieron heridos otros 24 presos y, que se sepa, también dos custodias.

A los tres incidentes que se registrado este semana en cárceles La Victoria; La Isleta de Moca y en el CCR XX, en Najayo, se suma a los que ocurrieron en septiembre pasado en Rafey de Santiago y Najayo (CCR 17), además del conflicto que ocurrió en octubre en la cárcel Anamuya de Higüey.

De estas seis cárceles, cinco pertenecen a los Centros de Corrección y Rehabilitación, antiguamente llamado Nuevo Modelo Penitenciario, que son custodiados por agentes civiles especializados en materia de tratamiento y seguridad penitenciaria. La Victoria, una de las prisiones más hacinadas e inseguras del país, está resguardada por policías.

Para el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH-RD), Manuel María Mercedes, la situación podría agravarse si las autoridades no toman acciones rápidas y concretas, ya que a su consideración, estos conflictos son solo fruto del deterioro del sistema penitenciario y no ve que haya una salida a la crisis.

“Lo que está sucediendo hoy en el sistema penitenciario es fruto a la crisis que en ese sector se está viendo como resultado de que se ha encarecido y se ha disminuido los servicios y los derechos que a los privados de libertad le corresponde”, expresó.

Al ser consultado por elCaribe sobre la situación actual, María Mercedes fue claro en decir que si ahora no se hace nada, entonces “tenemos que prepararnos de que vamos a volver a la época de que los motines se producían como resultados de las condiciones de vida que viven los privados de libertad”.

Que de los últimos seis incidentes, ocurridos desde septiembre a este mes de enero, cinco fueran en Centros de Corrección y Rehabilitación, es el resultado del desmejoramiento de estas cárceles, consideró el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, quien recordó que antes no se ocurrían incidentes en este tipo de cárceles.

“Si nos libran cárceles un aplauso”

La responsabilidad de las cárceles es de la Procuraduría General de la República, distribuida en las direcciones General de Servicios Penitenciarios y Correccionales (DGSPC) y de Centros de Corrección y Rehabilitación.

Sobre el tema fue abordada, en noviembre pasado, la procuradora general de la República, Miriam Germán Brito, quien valoró como positiva la idea de que se le quite a esta institución la administración del sistema penitenciario del país.

“Estaríamos libres de tener problemas que son las cárceles de aquí, nosotros no hemos llegado a lo de Ecuador pero ha habido situaciones difíciles, así que si nos libran de las cárceles, del sistema carcelario, un aplauso”, manifestó al participar como oradora invitada de la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (AmchamDR).

Actualmente hay alrededor de 27 mil personas privadas de libertad distribuidas en 40 centros carcelarios, de estos 22 son del llamado nuevo modelo y 18 son del viejo, estos últimos están en hacinamiento.

Rerforma penitenciaria y últimos incidentes

Sobre la reforma penitenciaria, Manuel María Mercedes, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, entiende que la misma está en un limbo. Dijo que el presidente Luis Abinader, dictó un decreto en la que declaró de alto interés la culminación de la reforma carcelaria en el país basada en una serie de estrategias establecidas en un plan, sin embargo, expresó que el mismo “de buenas a primeras se cayó en el zafacón”. “Y eso ha provocado situaciones que hoy casi son inaceptables y que de una manera y otra ha desmejorado en el desenvolvimiento del sistema”, agregó. Los últimos incidentes en cárceles del país, que registran las reseñas periodísticas son las siguientes: el 7 de septiembre pasado un interno de Najayo-Hombres (CCR-17) resultó herido de bala cuando se vio involucrado en una riña e intentó agredir a un agente penitenciario. Unos días después, ocurrió otra riña entre privados de libertad pero en el recinto de Rafey para Hombres, en Santiago, en la que resultaron heridos tres internos. En octubre, un privado de libertad perdió la vida y otros dos resultaron heridos en la cárcel Anamuya, en Higüey. En enero han ocurrido tres, siendo el de La Victoria el peor con dos muertos y 10 heridos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.