Una oportunidad para una madre desesperada

Compartir
Cecilia Brazobán, madre de Belkis, acompañada de vecinos, dijo que su hija pidió perdón y que está arrepentida de grabarse simulando asfixiar a su bebé para presionar al padre. A su lado, Luciano Mejía, en representación del alcalde pedáneo.
A Belkis se le dictó 30 años de cárcel, por hacer un video simulando asfixiar a su bebé para presionar al padre

Una oportunidad es lo que pide la familia de una joven de 24 años que fue condenada a 30 años de prisión tras grabarse simulando asfixiar a su bebé para presionar al padre de la infante para que responda económicamente, ya que nunca se hizo cargo de la misma.

“Yo pido que le den una oportunidad, que la suelten por favor, porque no es un caso como ellos lo ven. ¿Que ella iba a asfixiar a la niña?, no iba a asfixiar a la niña… Ella tiene otro niño, para que ella pueda criar a sus hijos, porque yo soy una persona mayor, ahorita me muero, ¿y con quién yo voy a dejar a los niños?”, es la expresión de la madre de Belkis Brazobán.

Cecilia Brazobán es consciente de lo que hizo su hija, pero aclara que la situación económica precaria la empujó a hacer el video, un simulacro, solo para presionar al padre de la niña, Benerio Jean Brito, quien, dijo, no declaró a la bebé, ahora de casi dos años; no se hizo cargo del embarazo ni la manutención y ahora tiene la custodia de la infante.

Belkis y Benerio Jean, de 33 años, no se casaron ni tampoco vivían juntos en la misma casa. La relación nunca fue bien vista por la familia del hombre.

“Pero una joven que tiene dos bebés en brazos sin un padre que le ayude, desespera, y pasando necesidad, el problema es muy duro para ella”, afirmó.

“Ellos (la familia del padre de la niña) no quieren que nadie esté cerca de la niña, que no lleven nada, ni vienen para acá, ni nadie la puede ver, y yo señor, por qué? fui yo quien pasó trabajo con mi hija y todos los vecinos saben el trabajo que yo pasé con mi hija, tanto trabajo que yo pasé con ella, por qué me impiden de ver a mi hija (nieta). Ahora estoy sufriendo el dolor de ver a mi hija presa y sufriendo el dolor de la ausencia de mi nieta también”, contó al equipo del elCaribe que se trasladó hasta su humilde vivienda.

Difícil situación

Cecilia, quien vive en Los Coquitos de Guanuma, La Vitoria, Santo Domingo Norte, una comunidad pobre, narró la difícil situación que vivió con su hija, quien tiene otro niño de cinco años, cuyo padre no se sabe quién es, cuando salió embarazada otra vez.

Explicó que Benerio Jean no se responsabilizó del embarazo, a tal punto que dos meses después de nacer la niña, regresó de Haití.
“La vio y al otro día se fue para aquel lao’, duró tres meses más, a los tres meses, la niña se le enfermó, no hay pamper, no hay leche, no hay nada, y ella ahí hizo el video, pero ella no hizo el video para matar a su bebé, ella hizo el video, se lo mandó a él para que él le mandara el dinero o que él viniera”.

Recluida en Najayo

Su hija, Belkis, está recluida en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo-Mujeres. Solo llegó a sexto nivel de la primaria y no trabajaba, fue condenada por barbarie y tortura en junio de 2019 y en enero del presente año la Corte de Apelación de la provincia de Santo Domingo le ratificó la pena. Ahora el proceso está en casación, a la espera de que la Suprema Corte de Justicia (SCJ) fije fecha para la conocer la audiencia y que el caso sea revisado.

“Sus hijos la necesitan”

Entre lágrimas, su progenitora, Cecilia, afirma que su otro hijo está deseoso de ver a su madre y a su hermanita.

“Pero sus hijos la necesitan, porque cuando un niño se cría sin su madre, lo que se cría es con un vacío, con odio… como esta niña que se está criando allí y esa familia no quiere saber de ninguno de nosotros, ¿qué se le va a sembrar a esa niña?, no va a saber que su mamá pasó trabajo con ella, son cosas malas es que le van a decir”, dijo.

Rodeada de sus vecinos que durante la entrevista acudieron a darle apoyo, recalcó que Belkis pidió perdón, y dijo que está arrepentida, y no hizo el video para para matar a su hija.

Doña Cecilia, quien se identifica como cristiana desde hace más de dos décadas, pide a los jueces de la SCJ que conocerán el recurso de casación, que por favor le den una oportunidad a su hija. “Ella no es así como ellos dicen, muchos dijeron condénala, mátala, pero Dios nos da la libertad, para sacarnos de la esclavitud, pero el hombre coge la ley y hace lo que quiera. Ellos, a los que matan no le están dando ni diez años ahora”, expresó visiblemente afectada.

Cecilia indicó que su hija no es de problemas ni nunca ha tenido ningún conflicto con nadie de la comunidad. Explicó que cuando estaban en juicio de fondo los vecinos hicieron una lista con su firma y cédula, también las iglesias cristinas de la zona certificaron el buen compartimento de Belkis.

Con Belkis encarcelada su situación es mucho peor, ya que se está haciendo cargo de su otro nieto de cinco años, a quien, dijo, tiene que inscribir en la escuela próximamente y no tiene cómo hacerlo… “y ella está allí trancada, cuando ella podría asumir la responsabilidad de sus hijos”.

El padre del bebé pidió una oportunidad para Belkis
De acuerdo al expediente del caso, Benerio Jean, padre de la bebé, pidió una oportunidad para que Belkis críe a sus dos hijos y dijo que lo que la joven hizo solo fue un simulacro, ya que no es capaz de cometer actos violencia”.

“Durante la relación no la vi maltratar al otro niño, durante la relación era buena con mi familia… Yo creo que lo hizo por celos, desde que ella dio a luz no le vi comportamiento de agresividad, ni a mí, ni hacia la niña, durante esos once meses, el trato de ella con la niña era muy bien, la cuidaba bien, la tenía limpiecita y si le faltaba algo me decía. Ella me decía que si yo no venía, la ira que tenía se iba descargar con la niña, ella me dijo eso par de veces en el mismo mes. Antes de eso, ella se portaba bien con la niña, antes de ese mes no había amenazado con la niña, tenía tres meses que no venía, cuando estaba en Haití”, indicó.

Dijo a los jueces del Segundo Tribunal Colegiado de Santo Domingo tribunal que impusieron la condena de 30 años, que él se encontraba trabajando en Haití y Belkis le pidió que regresara al país. “Yo le mando lo que puedo, pero le dije que si ella necesitaba algo que le dijera a mami, ella me envió ese video, yo se lo envié a mi hermana y ella lo subió a Facebook, yo tuve que venir porque la niña se la había llevado CONANI”, agregó.

“No es capaz de cometer actos violencia, la niña tiene un año y algo, en el otro momento tenía once meses, ella tenía una almohada encima de la cara de la niña diciendo que si no vengo iba a hacer algo peor, ella dijo que si no venía iba a hacer algo peor, yo creo que lo hizo por celo”, afirmó en audiencia delante de los magistrados que condenaron a la joven de 24 años.

Belkis hizo video por desesperación

En el juicio de fondo, Belkis pidió perdón a Dios y a su familia.
En la sentencia la condenada expresó que el video lo hizo porque la niña no tenía leche ni pañales, y le pidió dinero al padre y él no correspondía.

“Yo le pido perdón a Dios, y luego a ustedes y luego a mi familia. Cómo él dice que fue en escena de celo, entre su familia y (yo) nunca hubo una buena relación, cuando fui a decirle a la familia de él, me cerraron la puerta y él me negó la barriga, después de un momento nos arreglamos… el video no fue hecho por celo, sino porque la niña no tenía leche ni pampers, yo le (mandé) a decir que mandara dinero, porque yo no podía trabajar”, dijo Belkis en el juicio, y concluyó: “No tengo más que decir”.

Los jueces del Segundo Tribunal Colegiado de Santo Domingo condenaron a la pena máxima de 30 años de prisión a Belkis por actos de barbarie y tortura. En su decisión indicó que se aportaron pruebas suficientes apera ser condenada y destruir su presunción de inocencia, y que para el tribunal resultó “un hecho cruel y abusivo, por la tanto entiende que la única medida para sancionar el mismo es aplicar el máximo de la sanción impuesta, pues siquiera dudar el aminorar la misma, sería aplaudir tales acciones”.

Los vecinos de Belkis muestran su preocupación y abogan por su libertad.

Defensa pide absolución de condena de 30 años

En el recurso de casación interpuesto por la defensa de Belkis, piden que casen la sentencia recurrida, es decir, la confirmación de la pena hecha por la Primera Sala Penal de la Corte de Apelación de Santo Domingo.

En ese sentido, su defensa, un defensor público, solicita la los jueces de la SCJ, que conocerán el recuso, que decidida de manera directa emitiendo sentencia propia del caso declarando la absolución de Belkis.

En el documento, establece que los jueces al momento de valorar las pruebas deben bajo las reglas de la lógica, las máximas de la experiencia y los conocimientos científicos y que al utilizar uno de estos lineamientos, la sentencia del tribunal de primera instancia hubiese sido la absolución de Belkis, en vista de que del juicio se extrajo que el Ministerio Público formuló su acusación en contra de la joven por un hecho donde se presentaron una prueba testimonial que fue el padre de la niña, así como también un CD conteniendo las imágenes donde la imputada hace un simulacro como si fuera asfixiar a la bebe de once meses.

“Les decimos a ustedes honorable que tanto el primer grado como los juzgadores de la corte han basado una sentencia de manera subjetiva en lo que respecta la parte sentimental y se apartaron en la parte de la objetividad conforme a la norma”, indicó la defensa pública a cargo de la Teodora Henríquez.

Agrega que la configuración del tipo penal consistente en tortura y actos de barbarie no están presentes como elementos constitutivos del tipo penal. Destacó que se debe observar cómo se configura el tipo penal de tortura.

La defensa agrega que la acusada estaba haciendo un simulacro y que el padre de la víctima le pidió al tribunal que le diera una oportunidad, ya que durante su relación no observó ningún tipo de maltrato a los niños, ya que ella tiene otro hijo, y que el interés de la joven era simular para manipularlo a él, y no hacerle daño a la niña.

Explicó que dentro de los elementos constitutivos del maltrato está la intencionalidad de que con su accionar materializar el daño y dijo que en este caso ese elemento no se configura, ya que no hubo un agente tercero que actuara para evitar y materializar el daño, “de manera que la persona que estaba con el móvil grabando debió de ser sometida como coautora o cómplice, que en vez de evitar el incidente lo que hizo fue grabarlo, por lo que los periféricos que adornan las circunstancias del hecho no dan al traste de maltrato infantil como requiere la norma, por consiguiente la norma no ha sido bien aplicada”.

Vecinos dicen Belkis no maltrataba a los dos niños

Durante la entrevista, Cecilia estuvo acompañada de sus vecinos, quienes la respaldaron. Gladys de la Rosa afirmó que la joven no maltrataba a sus hijos y siempre los tenía “bien limpios y cambiaditos. “Durante el tiempo que esa muchacha tuvo su barriga, tenía otro hijo más, y nunca yo vi el maltrato, ni siquiera para hablarle duro a ese niño, ni a su niña”. Dijo que Belkis solo pensó que ese era el lado más fácil de que el padre de la bebé diera la manutención.

1 año y 7 meses
Es el tiempo que tiene la joven presa, debido a que en agosto del 2019 le fue dictada prisión preventiva.

Proceso
Llama la atención la celeridad de este proceso. El Segundo Tribunal Colegio de Santo Domingo condenó a Belkis Brazobán el 11 de junio de 2019. Se apela la sentencia y ya el 16 de enero de 2020 la Corte de Apelación de la provincia ratificó la condena a 30 años.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d2
Compartir