PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Proyectos presidenciales por fuera de Abinader están pospuestos al 2028, pero vicepresidenta es atractiva para próximos comicios

En el Partido Revolucionario Moderno (PRM) aunque Guido Gómez Mazara anuncia sus aspiraciones a la candidatura presidencial para el 2024, todo apunta a que la boleta está decidida para el presidente Luis Abinader.

Lo que sí ocurre en el PRM es una inusual campaña de dirigentes de la organización que al parecer quieren que Abinader los escoja para la candidatura vicepresidencial para las elecciones del 2024. Pero mientras eso ocurre, el gobernante demuestra cada vez más confianza en la vicepresidenta, Raquel Peña, a quien ha colocado al frente de los temas más serios y complejos que ha manejado desde que llegó al poder en agosto del 2020.

Entre los dirigentes que estarían más interesados en ser segundo a bordo en la boleta del PRM, figuran Carolina Mejía, alcaldesa de la capital y el ministro de Turismo David Collado. Mejía fue compañera de boleta de Abinader para las elecciones del 2016 y Collado dijo que le ofrecieron el cargo para el 2020.

“Sí confirmo que he recibido ofertas de otros partidos como de mi partido, tanto para la presidencia como para la vicepresidencia de mi propio partido y de otros partidos”, dijo en un video que publicó el 10 de marzo del 2020.

Collado afirma que para el 2020 tenía intención de votos de hasta 23% y ahora sigue confiando en las encuestas que, según estudios que no se han publicado, es la segunda figura del PRM en intención de votos. Recientemente, el también miembro de Dirección Ejecutiva del PRM, organizó un encuentro con alcaldes y diputados de su partido.

La estrategia de Carolina, secretaria general del PRM, es diferente. Hija de Hipólito Mejía, el segundo dirigente más influyente del PRM después del presidente Abinader, se ha convertido en la principal activista de la reelección del presidente Abinader. Además de organizar actos reeleccionistas, como el de Santiago hace tres semanas, da declaraciones a la prensa promoviendo “cuatro años más” para el gobernante.

“Hay gente que dice que si el partido, el presidente, está en reelección, y le digo mira, el presidente no está en reelección, el presidente está fajado trabajando, ahora la que está en reelección soy yo”, dijo Mejía en un acto. La apuesta de los dirigentes del PRM que quieren la candidatura vicepresidencial, podría chocar con una Peña, que tiene todas las variables políticas a favor para seguir cuatro más con el presidente.

Habría que ver si el presidente Abinader sigue el librito de sus antecesores, Leonel Fernández y Danilo Medina, que fueron a reelección con sus compañeros del primer periodo, Rafael Alburquerque y Margarita Cedeño, respectivamente.

Relevancia de Raquel

En dos años de gobierno, el presidente Abinader ha demostrado con hechos, que Raquel Peña es la persona de mayor confianza en su gobierno, y en ella delega los asuntos cruciales. La última acción en ese sentido, fue el X Censo Nacional de Población y Vivienda. La dama se puso al frente una semana antes del trabajo de campo, para impulsar un proyecto que lucía rezagado.

Antes había sido designada coordinadora del gabinete eléctrico, uno de los temas cruciales de la gestión de Abinader y que tiene el gobierno en números rojos.

La vicepresidenta era una desconocida cuando el entonces candidato presidencial del PRM la escogió como su compañera de boleta. El primer reto fue asumir la campaña cuando en el terreno cuando Abinader se contagió de coronavirus en la recta final de la campaña del 2020. De esa prueba, salió fortalecida pues hizo el trabajo sin cometer errores que pusieran en peligro el triunfo de Abinader en las urnas.

En la transición fue designada coordinadora del gabinete de salud en un momento crítico de la pandemia del covid-19, la tarea más delicada del Gobierno en ese momento. El éxito en el manejo de la pandemia y luego del plan de vacunación, lo reconocen hasta los opositores.

Ante la crisis que se generó en el Ministerio de Medio Ambiente por el asesinato del ministro, Orlando Jorge Mera, Abinader la designó cabeza de la institución de manera transitoria y con ello paró la ola de rumores sobre irregularidades en esa institución, que salieron tras el crimen contra Jorge Mera.

Vicepresidentes que aspiran

Cuando están a solo un paso de la silla presidencial, la historia nacional registra que la mayoría de las figuras que ocupan la vicepresidencia aspiran a colocarse la banda presidencial. El último ejemplo ha sido el de la exvicepresidenta Margarita Cedeño, que luego de llevar años como una de las figuras más populares del PLD, presentó su precandidatura presidencial y no logró imponerse ante Abel Martínez, que ha sido diputado y alcalde de Santiago. El fallecido exvicepresidente en la última gestión de Joaquín Balaguer, Jacinto Peynado, fue candidato presidencial del PRSC para las elecciones del 1996. Logró un 15% de los votos.

Posted in Política
agency orquidea

Más contenido por Yanessi Espinal