Productos agrícolas que iban a exportación ahora se venden en el Merca, por el cierre del país

El Mercado de Abasto de Santo Domingo, conocido como Merca, ha visto multiplicar por lo menos por cinco la cantidad de compradores que acude cada día en procura de adquirir variados productos de la canasta alimenticia.

Lo que ha estado ocurriendo en ese establecimiento, ubicado en el kilómetro 22 de la autopista Duarte (a la derecha si se viaja de la capital al Cibao, en el municipio Pedro Brand) nunca se había visto, desde que dejó abiertas sus operaciones, el 15 de mayo de 2014.

Cada día las estanterías y puestos disponibles en el Merca se han estado vaciando, porque la gente compra todo, según le informó a elCaribe el administrador general, Claudio Jiménez. “Eso quiere decir que cada día hay que llenarlo de nuevo… comenzar desde cero”, explicó.

¿Pero cómo se hace? pregunta este diario. Su respuesta es esta: Bueno, lo que ha tenido que hacer cada suplidor, cada vendedor del Merca es que inmediatamente vende todo lo que tiene, entonces se retira a buscar nuevos productos. A media noche está de nuevo aquí, supliendo todo y cuando los clientes llegan en la mañana el negocio está lleno de nuevo, como si nunca se hubiera vaciado. Aquí no ha faltado nada”, asegura Jiménez, en una conversación sostenida por la vía telefónica, tal como mandan los protocolos en estos tiempos.

Las recomendaciones de los organismos ligados a la salud son de que “mientras menos contactos entre personas, mejor”.

El Merca forma parte de la denominada Red Nacional Agroalimentaria (Rena), que comprende, además  un conjunto de mercados minoristas. La obra tuvo una inversión de RD$5,000 millones.

De acuerdo con los cálculos de Claudio Jiménez, el Merca Santo Domingo tiene un espacio disponible para colocar por lo menos en el equivalente a cinco veces más de lo que se está colocando cada día.

“Por ejemplo, donde se coloca el equivalente a un camión de plátano, ahora estamos colocando tres, y queda espacio libre. La gente se está quedando en su casa por esta emergencia del coronavirus (COVID-19), pero la gente sigue comiendo”, sostuvo.

Un elemento que actualmente se ha sumado a la oferta es que los rubros que mayormente están destinados a la exportación, ahora se comercializan en el Merca, porque del país cerró la entrada de  y salida de su territorio para evitar la propagación del COVID-19.

Entre esos productos están, por ejemplo, los vegetales cultivados bajo techo (invernadero o ambiente controlado) de lugares como Constanza, Jarabacoa y San José de Ocoa.

Como está acudiendo una cantidad grande de clientes, la administración del Merca Santo Domingo dispuso que los compradores deben ir con sus guantes y mascarillas y guardar una distancia de por lo menos y metro y medio entre cada uno.

Sobre los precios, Jiménez aseguró que en el establecimiento están controlados y  que ningún comerciante puede especular, ni comprometer los criterios establecidos.

Dijo que al Merca siguen llegando productos de diversas zonas del país, tal como ha sido siempre, y que lo que ha variado es el aspecto de la disponibilidad, que ahora es mucho mayor, por la situación que vive el país.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.