Dan de alta a una paciente con trasplante hepático pediátrico

La niña junto a los médicos que la atendieron.

Recibió el alta médica ayerla niña de ocho años que fue la primera paciente en obtener el primer trasplante hepático pediátrico de donante vivo en el país el pasado 15 de septiembre.

La pequeña fue intervenida en el Hospital General Plaza de la Salud (HGPS), con un segmento del hígado de su padre, tras llegar al centro asistencial con antecedentes de atresia de las vías biliares.

La doctora Isaura Cornielo, quien es gastroenteróloga pediátrica, informó que luego del procedimiento quirúrgico, la menor pasó a la Unidad de Cuidados Intensivos donde permaneció por 14 días.
Posteriormente, fue trasladada a la sala de hospitalización donde estuvo recibiendo todas las atenciones médicas a cargo de enfermeras y médicos del área.

Aunque ya estará en casa, la especialista declaró que la infante tendrá un seguimiento continuo de parte del departamento de Gastroenterología, que la verá de forma regular semanalmente en los primeros meses, hasta que presente una completa mejoría.

Manifestó que es un procedimiento bastante necesario, sobre todo cuando los niños tienen una enfermedad en el hígado, porque pueden fallecer si no son intervenidos a tiempo.

En ese sentido, señaló que el hospital desarrolló la clínica del hígado para dar atención exclusiva a los menores de edad de cualquier parte del país que tengan una afección hepática.

Nepomuceno Mejía, director médico del establecimiento sanitario, declaró que el objetivo del programa es poder brindarle y devolverles la salud a los niños que necesitan el procedimiento, para mejorar la calidad de vida del paciente y la familia.

Solicita ayuda

Sarah Martínez, madre de la niña intervenida, agradeció al hospital por el esfuerzo realizado para que su hija pueda sobrevivir; pero además pidió apoyo a las instituciones gubernamentales para poder costear el tratamiento médico que requerirá la infante para la completa recuperación.

La progenitora de cuatro niños, expuso que está desempleada por el cuidado que demanda la pequeña y que su esposo, quien trabaja la construcción, no puede laborar en estos momentos porque está de reposo ya que fue el donante.

“Voy a necesitar encarecidamente que la primera dama, el Presidente y todo el que pueda aportar me ayude, porque ahora la niña va a necesitar el aporte”, declaró.

Llamó a todos los padres a acudir inmediatamente a evaluar a sus hijos en un centro sanitario, cuando presenten un color amarillo en la piel o en los ojos para evitar un diagnóstico grave por una enfermedad hepática.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.