La arborización urbana es prioridad estratégica

Santiago tiene 51 hectáreas de área verde por 100,000 habitantes.

Santiago. Diversas instituciones se han unido en una campaña para sembrar alrededor de 100 mil árboles en las principales vías de Santiago, un proyecto que iniciará en la avenida Circunvalación Norte.

La Gobernación, el Ayuntamiento de Santiago y otras alcaldías metropolitanas, en coordinación con el Ministerio de Medio Ambiente y Agricultura y el Consejo de Desarrollo Estratégico (CDES), emprenderán esta acción que busca, además, proteger el sistema montañoso de toda la provincia. En los últimos 20 años, Santiago ha pasado de tener 600 kilómetros lineales de vía en el 2001, a más de 1,443 al 2010 y alrededor de 2,100 en el 2021. La propuesta contenida en el Plan Estratégico Santiago 2030, es que la ciudadanía asuma las calles como auténticos espacios públicos que facilitan la sombra. Con la arborización vial integral se reducirá la temperatura y la ola de calor será más tolerable. Además de purificar el aire, estudios demuestran que las especies autóctonas de árboles ayudan a disminuir la temperatura ambiente hasta en 8 grados Celsius.

De acuerdo a las informaciones suministradas por Reynaldo Pequero, director ejecutivo del CDES, actualmente Santiago está mejor conectado que antes, sin embargo, se requiere aumentar el verde, la sombra y la permeabilidad urbana de las vías. Los resultados de diversos estudios indican que el índice de permeabilidad calculado para todo el municipio en su conjunto es de 0.33, dos puntos menos que el estándar recomendado a nivel internacional (0.35-0.40).

Y agrega que la arborización vial es una iniciativa estratégica de regeneración urbana que pretende asegurar la reducción de gases efecto invernadero (GEI), dado que cada ciudadano de Santiago anualmente genera 3.32 millones de GEI formados principalmente por Dióxido de Carbono Equivalente (CO2e), lo que se debe reducir a valores menores de 2.0 millones de GEI por personas al año 2030.

Avances

Con el acceso a las áreas verdes que aporta el Parque Central, el Jardín Botánico y otros parques y espacios ecológicos, la ciudad de Santiago alcanzó las 51 hectáreas de verde por 100,000 habitantes, lo que está ligeramente por encima del indicador de 50 hectáreas/100,000 habitantes que Naciones Unidas considera como sostenible. Con la arborización de la avenida Circunvalación Norte, las vías primarias, el acceso al verde de las riberas del río Yaque, se podría alcanzar 73.2 hectáreas (0.73 km2/100 mil habitantes), lo que mejorará la calidad ambiental.

Peguero indicó que se pretende robustecer el verde con árboles autóctonos, y elevar la permeabilidad del suelo. Para lograr el éxito de esta propuesta contarán con recursos nacionales e internacionales. El rescate ambiental también contempla soterrar el cableado en acuerdo con las telefónicas y empresas de cable. También es prioridad preservar patrimonio arquitectónico, abrir el acceso visual hacia al Pico Diego de Ocampo y al Monumento para aprovechar sus atractivos y paisajismo.

Proyecto de siembra protegerá montañas

Para los próximos 10 años se pretende realizar 540 acciones de siembra que serán reguladas por una nueva normativa de arborización urbana. La iniciativa está dirigida también al aporte de sostenibilidad del sistema montañoso y verde. La mancha urbana del municipio es un asentamiento de 115.11 kilómetros cuadrados de superficie, limitado al norte y al sur por dos sistemas montañosos de más de 1,500 Km de extensión. El proyecto aportará fuerza a la incursión de Santiago en políticas de protección de montañas asumidas por el sistema de Naciones Unidas.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d4