Buscan reducir la presencia de niños en vertedero Rafey

    Compartir

    Santiago. La Fundación Ecología y Salud puso en marcha el programa Prevención del Trabajo Infantil, en el barrio Santa Lucía del sector Cienfuegos, para evitar la presencia de menores en el vertedero de Rafey.El programa ofrece a 70 niños un plan que les permite ser alimentados y recibir docencias después de comer, como una opción para evitar que vayan al basurero de Rafey a realizar una labor calificada por la Organización Mundial del Trabajo (OIT) como una de las peores formas de trabajo infantil.

    La Fundación Ecología y Salud lamentó que no haya muchas instituciones dedicadas a esta tarea de prevenir para que decenas de niños no tomen como espacio de  trabajo el basurero municipal.

    Nelson Duarte, presidente de la entidad, dijo que este mal hace mucho daño a los menores, debido a la contaminación y el peligro al que se exponen, además de que les roba la oportunidad de estudiar, con lo que se crea un camino fácil para la pobreza y las desigualdades sociales.

    Contra los abusos

    Duarte dijo  que los niños que son sometidos a las peores formas de trabajo infantil, como es ir al vertedero de Rafey, sufren de discriminación, depresión, enfermedades transmisibles, drogadicción y tienden a ser delincuentes juveniles con mayor frecuencia que los demás.

    Indicó que esos menores  tienen más riesgos de deserción escolar, analfabetismo y que la vulnerabilidad para estos males es más alta.

    “Además de todo esto, les arrebatamos la oportunidad de disfrutar de su niñez y les quitamos la posibilidad de jugar, sometiéndolos a un estilo de vida para el que no están preparados a nivel biológico, social ni mental”, puntualizó.

    La Fundación Ecología y Salud espera contribuir para que estos niños rompan el ciclo y puedan, en el futuro, con su aprendizaje, responder a los retos de la sociedad en que les toque vivir.

    Recordó que en República Dominicana, según la Encuesta en Hogar, publicada en el año 2011, trabajan 381 mil niños, niñas y adolescentes y el 80 por ciento realiza labores que no son aptas para sus edades y más de la mitad (212,754) se dedica a actividades peligrosas. Sin embargo, la legislación dominicana vigente prohíbe el trabajo a los menores de 14 años.

    La institución presentó el programa en el nuevo local que construyó en la calle Principal del barrio Santa Lucía, donde los niños disfrutaron de brindis y la participación del Payaso Payamín. En la actividad estuvieron  presentes directivos, voluntarios y los niños que se benefician del mismo.

    Buscan el bienestar de la población infantil

    En el barrio Santa Lucía también funciona el programa de Niños con una Esperanza,  en el cual 250 niños reciben enseñanza y nutrición. También en Santiago, está la Fundación Educativa Acción Callejera que trabaja con niños que viven en las calles y que  suple, además de comidas y educación, programas de salud. Sin embargo, ambas entidades carecen de asignaciones en el Presupuesto Nacional y trabajan con muchas precariedades.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.

    Compartir