PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Colombia, un acuerdo perverso disfrazado de paloma

Caballo de Troya castrista era la falsa paloma de la paz en Colombia. Si se leen las 297 páginas del falso acuerdo de paz diseñado por los Castros y las FARC se puede uno dar cuenta de que los negociadores del gobierno de Santos querían entregar…

Caballo de Troya castrista era la falsa paloma de la paz en Colombia. Si se leen las 297 páginas del falso acuerdo de paz diseñado por los Castros y las FARC se puede uno dar cuenta de que los negociadores del gobierno de Santos querían entregar todo a siete mil bandidos, con cargo a 48 millones de colombianos. Ese documento era la “Declaración de Victoria de las FARC” contra Colombia. Y detrás de toda esa falsa estaban los Castros de Cuba, así en plural, porque son dos: el falso profeta Fidel y su momia-regente Raúl. De Fidel Castro nos queda la impresión de que su final pudo haber sido heroico hasta los años 60, y que mucha gente conservaría otra imagen de él. La historia es así de irónica y sarcástica, y le está dando un final que él se construyó, que es el desprecio, el desteñimiento, el apagamiento de un dictador que sometió a un pueblo por casi 60 años a su voluntad única.

La parte económica del falso acuerdo de paz estaba detallada al centavo, María Fernanda Cabal lo describe así “Recibirán ocho millones de pesos colombianos -unos tres mil dólares- a invertir en un proyecto que no sabemos si funcionará. Además por dos años recibirán 90 % del salario mínimo, pero las FARC no entregan un centavo de los millones de dólares que tienen encaletados al ser el cartel más rico del mundo en coca. Tampoco entregan una sola ruta del narcotráfico y el señor Santos les prometió la no extradición a EE. UU. El narcotráfico se convierte en delito político así que, todo el que traficó, compró bienes ilícitos y asesinó quedará impune, mientras quien se robó una gallina, seguramente estará en la cárcel… Todo el dinero del Estado para ellos (los de Santos y las FARC) y ni un peso para que la oposición pudiera hacer su propaganda, extender su mensaje. Los empresarios asustados por el garrote de Santos que es perseguidor y retaliador. Creo que este domingo se dará una pauta. “Si el ‘No’ no obtuviese el triunfo, pero logra movilizar un número importante de votantes, estaremos definiendo las presidenciales del 2018, así que ese día se inicia la carrera a esos comicios…”.

El ‘no’ es un golpe duro para Santos, quien había hecho del plebiscito su causa política reeleccionista. Los colombianos son gente a imitar, se manifestaron en convivencia cívica y normalidad democrática. Las zonas en conflicto, llenas de FARC y con el miedo en el cuerpo han votado SI, como consecuencias del miedo arraigado en tantos años y la desconfianza en los terroristas guerrilleros que asolaron y enlutaron el país por 50 años.

Posted in Sin categoría
agency orquidea