PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Danilo enfrenta el gran reto de “concertar para gobernar”

Asumido el poder, el presidente Danilo Medina parece obligado a hacer grandes pactos políticos y sociales para garantizar la gobernabilidad…

Asumido el poder, el presidente Danilo Medina parece obligado a hacer grandes pactos políticos y sociales para garantizar la gobernabilidad y e iniciar la transformación de un país que se ha creado grandes expectativas, pero que de acuerdo a evaluaciones de organismos internacionales tiene más de una década sacando las peores notas en temas como transparencia, desigualdad, educación y confiabilidad en el Estado.

En efecto, si Medina opta por apoyarse exclusivamente en el total dominio de su partido en todos los estamentos de poder y en las fuerzas que le dieron lo que muchos cientistas sociales entienden como una precaria victoria el 20 de mayo, estaría acentuando un escenario socialmente volátil y políticamente adverso.

Y es que la diferencia entre hacer un país gobernable y uno ingobernable radica en la capacidad del mandatario de establecer escenarios de diálogos y concertación más allá del poder que el control de la totalidad de los órganos públicos otorga.

A lo largo de su campaña Danilo Medina asumió una serie de compromisos con diversos sectores sociales, los cuales para darle cumplimiento necesitan de la erogación de recursos de los cuales el Estado no dispone y que se necesitan identificar las fuentes para obtenerlos.

Entre esos compromisos se encuentran el 4% del producto interno bruto para la educación, excluyendo la superior; la erradicación del analfabetismo en dos años, creación de más de 400 mil empleos, sostenibilidad alimentaria, salud, vivienda y sobre todo sacar de la pobreza a más de un millón de dominicanos y llevarlos a clase media.

Pero igualmente, una vez se conoció ganador, Medina asumió el compromiso de impulsar el pacto eléctrico y una reforma fiscal integral, ambos incluidos en su programa de gobierno y en la Ley Orgánica Estrategia Nacional de Desarrollo, recientemente promulgada, y que le toca a él iniciar su implementación.

Concertar para gobernar

Al respecto, Fidel Santana, excandidato vicepresidencial, vocero del Frente Amplio y con amplia experiencia en el movimiento social, señala que dado el alto nivel de cuestionamientos conque Medina ganó las elecciones, es indicador de que su legitimidad es más que precaria, por lo que tiene que hacer un gran esfuerzo para ganar la confianza de los diferentes sectores del país.

En cambio, asegura, que si el gobierno que inicia el 16 de agosto se inclina solo por sus propias perspectivas, dado que tiene en sus manos todos los poderes, “en vez de mandar una señal de gobernabilidad estaría entonces poniendo a la sociedad en estado de agitación, dejando solo el camino de la movilización para reclamar sus demandas”. “Creo que el camino para ganar esa legitimidad y para crear un gobierno de gobernabilidad tiene que hacer pacto con la sociedad, tiene que producirse un gran acuerdo social, de modo que el suyo no se convierta solo en el gobierno del Partido de la Liberación Dominicana, o lo que ya se conoce como Corporación PLD”, apunta.

El sociólogo Ramón Tejada Holguín, quien forma parte del equipo técnico del presidente electo, entiende que el primer reto de Medina será dar respuestas a una serie de déficits sociales insostenibles para la población y que se han agudizado con la crisis económica.

“Se necesita un alianza con la sociedad dominicana en su conjunto, estableciendo reglas claras, ya que se necesitan liderazgos fuertes, fuerzas como el Partido Revolucionario Dominicano, que ganó casi la mitad del electorado, en este caso Danilo debe tener claro quiénes son sus líderes”, observa. Como partido, el PRD ganó al PLD en 28 de las 32 provincias del país, mientras que sumándole las alianzas obtuvo la victoria en 14.

Situación del PRD

Tras los comicios el PRD se ha enfrascado en una lucha intestina que pudiera limitar su acción opositora, aunque la facción del PRD que tiene como cabeza visible al expresidente Hipólito Mejía apunta a convertir el jacho, símbolo del partido, en un hacha de guerra y hacer de la línea de masas su arma política, encomendándole a la exvicepresidenta Milagros Ortiz Bosch contactar con la sociedad civil y grupos de base para orquestar una oposición de acción firme contra el gobierno.

Para algunos analistas, la estrategia trazada por los seguidores de Mejía, de cuyo lado parece estar el grueso de la militancia y dirigencia del perredeísmo, pudiera ser errática, alejándola de la gracia de sectores que en la actual coyuntura apuestan al establecimiento de un clima de estabilidad que permita sentar las bases para la concertación.

Sin embargo, la lucha por el control del PRD se encuentra en el plano jurídico, y el Tribunal Superior Electoral apunta a dejar en manos de Miguel Vargas la dirección jurídica del partido, decisión que está por verse cómo contribuiría o perjudicaría la gobernabilidad.

Reclamos salpican y presionan a Medina

Aunque su discurso marcaba distancia con la gestión del presidente Leonel Fernández, Medina hereda la inconformidad de más de un 64% de la población que las encuestas de antes de las elecciones señalaban, y que se expresan en reclamos locales que, como los de Salcedo, han arrojado al menos tres muertos, al tiempo que otros sectores y comunidades anuncian movimientos huelgarios. Evitar que hechos como esos se repitan es uno de los principales retos de Medina.

Las cifras

1,000,000
Es el número de pobres que Medina se comprometió a llevar a clase media durante su gestión.
400,000
Viviendas y soluciones habitacionales se comprometió a impulsar Danilo para paliar el déficit del país.
4%
Del producto interno bruto debe ser asignado al sector educativo no universitario para el 2013.

Posted in Sin categoría
agency orquidea