El partido más votado siempre ocupa la casilla 1

    Compartir

    A pesar de que la ley no es específica sobre la casilla a ocupar por los partidos en la boleta electoral, ha sido tradición hacerlo con base en la cantidad de votos obtenidos en los comicios anteriores.En las elecciones más recientes, tanto presidenciales como congresuales y municipales, cuando eran separadas, la Junta Central Electoral (JCE) ha decidido el orden y numeración que ocuparon los partidos en la boleta electoral usando esa metodología.

    Sobre las elecciones presidenciales, se suman los votos obtenidos por cada partido de manera individual, independientemente de que hayan ido aliados, mientras que cuando la elección inmediatamente anterior ha sido para elegir a legisladores y alcaldes, se calcula una media, consistente en la sumatoria de los votos obtenidos por los partidos a nivel congresual y municipal dividida entre dos. En el 2008 esa fue la metodología utilizada, según consta en la resolución 12-08 de la JCE sobre el orden de los partidos políticos, aprobada a unanimidad por los nueve miembros que integraban el organismo.

    Partidos divididos

    En los últimos días, el tema ha puesto de frente a los representantes de los dos principales partidos políticos, el Revolucionario Dominicano (PRD) y el de la Liberación Dominicana (PLD) que se disputan la casilla número uno. Sin embargo, desde que se registraron las elecciones congresuales y municipales en 2010, el PRD siempre destacó que para estos comicios le tocaba el puesto uno, porque aunque sacó menos legisladores y menos síndicos que el PLD y sus aliados, superó en número de votos a ese partido de forma individual.

    El PLD no se había interesado por el número en la boleta hasta mediados de enero pasado, cuando se supo que la JCE se aprestaba a tomar esa decisión.

    En uno de los considerandos de la resolución 12-08, la JCE indica: “Ha sido norma y así se ha convertido en jurisprudencia electoral el hecho de que para asignar el número y el orden que ha de corresponder a los partidos o agrupaciones políticas en la boleta electoral, sean tomados en consideración dos factores: por el número de votos válidos obtenidos por cada partido en las elecciones inmediatamente precedentes y la fecha de reconocimiento de cada partido”.

    Pero el vacío que deja el artículo 97 de la Ley Electoral sobre el orden que deben ocupar los partidos en la boleta, da espacio a la disputa entre el PRD y PLD por la casilla uno; el primero alega que le corresponde porque obtuvo más votos en las elecciones del 2010 y el segundo porque alcanzó más cargos electivos.

    En los comicios del 2010, en el nivel congresual el PLD obtuvo un millón 380 mil 601 votos válidos y el PRD un millón 272 mil 536 sufragios. En tanto, en el nivel municipal, el partido oficial alcanzó un millón 305 mil 25 votos y el PRD un millón 453 mil 340.

    La sumatoria de los votos obtenidos por el PRD dividido entre dos es de un millón 362 mil 938 sufragios, mientras que el PLD, aplicando esa misma operación, alcanzó un millón 342 mil 813 votos. La media favorece al PRD.

    Los artículos 95, 96 y 97 otorgan a la JCE la facultad exclusiva de decidir todo lo relativo a la boleta electoral. El PRD ha advertido al organismo que no aceptará que se violen las reglas que han primado al momento de decidir sobre el orden de los partidos en la boleta en perjuicio del derecho, que afirma, ha adquirido de ocupar la casilla uno. Ha advertido que en defensa de ese derecho acudiría, si fuese necesario, a cualquier instancia administrativa o jurisdiccional.

    De los partidos más pequeños que acudieron a la más reciente vista pública de la JCE para debatir el tema, 10 favorecen al PRD y 9 al PLD.

    La posición del PRD beneficia a Hipólito

    La dirección del PRD, a cargo de Miguel Vargas Maldonado, se ha mantenido inactiva en la campaña que lleva a cabo su candidato Hipólito Mejía. Sin embargo, en este debate por el número uno en la boleta, es el PRD institucional el que lleva la voz cantante.

    Esto así, porque en las elecciones del 2010, Maldonado se mantenía como líder del partido y su defensa implica a la vez una defensa de los resultados que obtuvo su partido en esos comicios.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir