Recuperan otros tres cuerpos de náufragos; yola duró 45 minutos en naufragar

    La Defensa Civil recuperó ayer otros tres cadáveres de los hombres que estaban desaparecidos desde el domingo en Samaná, luego de que naufragara la embarcación en la que viajaban nueve personas, cuatro parejas y el capitán.

    De acuerdo con Moraima Ramón, directora de la Defensa Civil en la provincia Samaná, los cuerpos fueron encontrados aproximadamente a las 5:30 de la tarde: uno en la desembocadura del río Yuna y los otros dos fueron a dos kilómetros de la localidad de La Ceja, de la misma provincia.

    Moraima Ramón precisó que los cuerpos recuperados son de Félix María Quezada, Francisco Antonio Almonte y Santiago Rivera Núñez, y que los mismos fueron trasladados al Instituto Nacional de Patología Forense en la capital.

    Además, dijo que por dos horas suspendieron la búsqueda debido a la falta de claridad y las malas condiciones del clima. Por el momento solo queda desaparecido Yovanny Quezada, quien es pariente de Félix María.

    Los demás cuerpos que habían sido recuperados antes son los de la doctora Rosanna Vargas, de 30 años, quien era la esposa de Francisco Almonte, y los de Karla Mabel Reyes y Milqueya Vásquez.

    Testimonio de una sobreviviente

    El pasado lunes Ruth Esther Capellán, quien era la esposa de Santiago Rivera Núñez y quien sobrevivió al naufragio, junto a Petilio Núñez, capitán de la embarcación y bajo custodia del Ministerio Público, dijo a la televisora NCDN que vio ahogarse a su pareja y al resto de sus compañeros.

    “Ellos se ahogaron, yo los vi ahogándose a todos, gritando ayuda y pidiendo auxilio”, afirmó Capellán. Al hablar de su pareja, recordó que éste le decía: “Mami, te amo, me ahogo, eso me decía, además de que luchara para salvar mi vida y que lo dejara en el mar”.

    También dijo que cuando la yola se estaba llenando de agua, en la bahía de Samaná, trataron de llamar al Sistema Nacional de Atención a Emergencia 911, pero se cayó la llamada.

    “Intentamos nuevamente, pero el touch del teléfono se mojó y no funcionaba, cuando intentábamos marcar, nos mandaba al área de juegos. En eso estuvimos como 40 o 45 minutos y la yola comenzó a hundirse por el peso de todos nosotros. Ya dentro del agua, ellos trataron de voltear la yola, pero fue imposible. Gastaron mucha energía y ya a partir ahí, no había esperanza; todos tratamos de sobrevivir como pudiéramos”, narró Capellán, quien tiene dos hijos con Santiago Rivera, encontrado ahogado ayer.

    Parejas acostumbraban a salir juntas todos los años

    Las cuatro parejas salieron la tarde del viernes desde la Capital para la zona Nordeste del país, ya que todos los años acostumbraban a salir de excursión. El sábado estuvieron en el Salto del Limón, en Samaná, pasaron la noche en esa ciudad y el domingo rentaron una yola y salieron a las 8:00 de la mañana del municipio de Sánchez con destino a Los Haitises, en momentos en que existía una alerta de onda tropical.

    Mantente informado!

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias más importantes de la actualidad.