PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Tranquilidad ciudadana

En el primer cuatrimestre de este 2014, en comparación con el mismo período en el año 2013, se ha confirmado una ligera reducción en la cantidad de homicidios a nivel nacional, bajando la tasa por cada cien mil habitantes de 19.04 a 18.04.

En el primer cuatrimestre de este 2014, en comparación con el mismo período en el año 2013, se ha confirmado una ligera reducción en la cantidad de homicidios a nivel nacional, bajando la tasa por cada cien mil habitantes de 19.04 a 18.04.

A pesar de que no se siente como tal por el despertar del interés mediático en un tema que en efecto es de trascendencia capital, en lo relativo a las cifras de feminicidios, se ha comprobado una tendencia a la reducción desde el año 2012 hasta la fecha, habiendo cerrado el 2013 con 27 feminicidios menos que el año anterior y con buenas expectativas de cifras más bajas para el cierre del 2014.
Estos datos son alentadores y por primera vez en años permiten hacer buenos pronósticos y tener cierta esperanza en que la reducción de la criminalidad y las muertes violentas en el país es posible.

Sin embargo, aún hay algunas estadísticas preocupantes que, como son las que han mostrado áreas con involución, deberían motivar una atención particular de los actores del sistema, como los datos sobre delitos sexuales que presentan un aumento de aproximadamente 5% en los casos del primer cuatrimestre del 2014 en relación a la misma franja en el año anterior.

De igual forma, es merecedor de un análisis más profundo y estudios detallados el tema de la violencia de género y la violencia intrafamiliar (tanto física como psicológica), porque si bien las muertes de mujeres por razones de género han disminuido, los episodios de violencia denunciados han tenido un aumento porcentual de cerca de un 6% en esta primera parte del año en comparación con el 2013. Y quizás se trata de que se ha logrado un mayor empoderamiento en las víctimas para atreverse a denunciar y por eso el aumento de las cifras, pero esto es algo muy serio como para hacer planteamientos basados en conjeturas y especulaciones y merece un tratamiento especial.

Los organismos y políticas estatales que se orientan a la prevención y a mejorar la seguridad ciudadana merecen un espaldarazo porque su trabajo ha resultado en mejorías objetivas evidenciadas con números. Y esto debe ser motivo de orgullo para los protagonistas de ese escenario pero también de estímulo para enfocarse más en aspectos sensibles que no han tenido avances y dedicarle el mismo esfuerzo. La idea es no conformarse, sino trabajar aún más duro para lograr la tranquilidad ciudadana que República Dominicana tanto necesita.

Posted in Sin categoría
agency orquidea