Juez otorga fianza a los acusados de tener prostíbulo

    13

    Un juez dispuso la libertad, tras el pago de una garantía económica de un millón de pesos, a un padre y su hijo acusados de reclutar mujeres para prostituirlas.El magistrado José Alejandro Vargas, de la Oficina de Servicios de Atención Permanente del Distrito Nacional, impuso la medida de coerción a Miguel y Denny Rodríguez, a quienes se les imputa contratar, entrenar, reclutar y acoger mujeres con fines de prostituirlas para obtener beneficios económicos.

    Según la Fiscalía del Distrito Nacional, Miguel Rodríguez y su hijo son los propietarios de “Venencia Night Club- Café Bar”, ubicado en la calle Pasteur, número 3, del sector Gazcue, lugar donde fueron arrestados por las autoridades de la Procuraduría Especializada contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas, durante un allanamiento con la orden judicial 1262-2013.

    “En dicho allanamiento se encontraron 69 mujeres, incluyendo una menor de edad, semidesnudas, bailando y conversando con los clientes. Además una gran cantidad de tickets que los imputados les facilitaban a las trabajadoras sexuales como constancia para cobrar el dinero de los clientes”,  manifestó el procurador fiscal adjunto Stormy Soto.

    El Ministerio Público calificó el hecho como violación a los artículos 334 numeral 1, 2 y 5 del Código Penal Dominicano y el artículo 410 de la Ley 136-03 que crea el Código de Protección a los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes.

    Además de la garantía económica, el magistrado Vargas impuso presentación periódica e impedimento de salida del país como medidas de coerción.

    El 80% de las víctimas de explotación sexual son mujeres, de las cuales aproximadamente el 20% son menores de edad, según indicó el titular de la Procuraduría Especializada Contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas, Jonathan Baró, haciendo referencia al estudio publicado por la Fundación Tú Mujer, financiado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Población (FNUP).