El Caribe

Editorial

Encadenar la industria

-

El viejo recelo que se incubó con efecto negativo en las relaciones entre la industria manufacturera local y el sector de las zonas francas parece que definitivamente ha quedado en el pasado, sepultado en el olvido.

Y era de esperarse que así ocurriera, pues mantener ese distanciamiento era una absurda decisión que a lo único que contribuía era a desaprovechar grandes oportunidades para hacer negocio entre las partes.

Se alegaba, desde la industria local, que el sector tenía desventajas competitivas, especialmente en materia impositiva, frente a las empresas que operan bajo el esquema de zonas francas.

El argumento pudo haber tenido cierto viso de razón si las empresas de zonas francas destinaran su producción para el mercado local. Pero producen para exportar. Y una ley relativamente joven les concedió la opción para destinar una proporción de su producción para el mercado doméstico, con la condición de pagar los impuestos correspondientes, como forma de evitar ventajas competitivas de un sector sobre otro.

Esa decisión legislativa se unió a iniciativas sectoriales, promovidas y apoyadas por el Estado desde sus agencias vinculadas al quehacer empresarial, que ha dado paso a un decidido esfuerzo en procura de producir sinergias entre los sectores que integran la industria local y las zonas francas.

El fin de semana que acaba de concluir fue realizado el Segundo Encuentro regional entre zonas francas e industria local, en el cual se dieron cita más de 30 empresas, con más de 200 reuniones de negocios.

Fue un encuentro de negocios en la región Norte, donde se concentra una importante proporción de las zonas francas que operan en el país. Empresas locales y de zonas francas buscan con esos encuentros fomentar la integración de redes de negocios, que faciliten a las manufacturas locales suplir de materias primas e insumos a las zonas francas.

Esa iniciativa, que gana terreno a medida que los sectores involucrados entienden que pueden complementarse y convivir haciendo negocios, está llamada a mejorar la competitividad tanto de las zonas francas como de las industrias locales.
Es una actitud racional, que asume la filosofía de que es mejor negociar que pelear, más en el mundo empresarial. l


ADEMÁS EN PANORAMA

  • Bachilleres y el mercado laboral

    ¡Cuántas tareas pendientes tiene la República! Los muchachos que no estudian ni trabajan, el alto índice de deserción escolar, aquellos que abandonan las aulas sin rebasar los niveles primarios o secundarios. O quienes salen de la secundaria…

  • Por la paz en las escuelas

    Durante el año escolar que termina, la familia dominicana se vio conmovida por hechos de violencia en algunas escuelas, entre estudiantes, o en uno que otro caso, con el involucramiento de profesores.

  • La pasión nubló la razón

    Bajo el influjo de las movilizaciones de Marcha Verde, un grupo de ciudadanos ha proclamado que “el objetivo central e inmediato de la lucha ciudadana es producir la renuncia de Danilo Medina por ser un presidente ilegal que se reeligió violando…

  • Lamentable

    No se sabe nunca cómo amanecerá el mundo mientras en Estados Unidos gobierne un ciudadano de la catadura de Donald Trump, cuya presidencia ha involucionado el liderazgo norteamericano de una manera incomprensible. Lastrado por una obsesiva e irrazonable




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente