El Caribe

Editorial

Ley de tránsito

-

La República está implantando en estos días la Ley 63-17 de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, con muchísimas implicaciones. La primera es que decreta el cierre de la Dirección General de Tránsito Terrestre, la Oficina Técnica de Transporte Terrestre, el Consejo de Administración y Regulación de Taxis, la Caja de Pensiones y Jubilaciones para los Choferes y el Fondo de Desarrollo del Transporte Terrestre. No sabemos si también disminuirá la burocracia.

Con la nueva ley surge el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant). Imaginamos que quedarán atrás las duplicidades, no de órganos que ya no existen, sino departamentales y puestos. Sus atribuciones son amplísimas, desde otorgar una licencia de conducir, hasta regular todo lo relativo a transportación terrestre, rutas, seguridad vial, etcétera.

Tiene a cargo, para no entrar en muchos detalles, la planificación, diseño y ejecución de la política nacional de movilidad, transporte terrestre nacional e internacional, tránsito y seguridad vial, según la ley.

Esa es una tarea muy grande, ciclópea, en una República donde el sentido de respeto a las normas es precario. En este preciso momento de moda de la sigla Intrant, cuando se advierte que hasta los peatones serán sancionados si no se someten a las reglas de movilidad urbana, continúan observándose las malas conductas ciudadanas.

Conductores que sin el menor miramiento, como si fuese un placer, cruzan los semáforos en rojo, se estacionan en cualquier sitio e irrespetan las indicaciones de aproximación a las intersecciones. La ley del “más grande” se impone en las calles y carreteras.

La nueva entidad está llamada a resolver los desórdenes en las calles y carreteras, a instituir las regulaciones en la materia, pero no debe olvidarse que son los mismos dominicanos los sujetos que habrán de someterse a su rigor.

Si el Intrant o sus responsables no agotan un período, que ha de ser toda la vida, de educación ciudadana sobre esta materia, será como si no existiese una nueva ley y una intención reformadora.


ADEMÁS EN PANORAMA

  • ¡Increíble!

    Los tribunales de la República despachan cada día cualquier cantidad de personas sometidas a procesos judiciales, mediante medidas de coerción determinadas por el artículo 226 del Código Procesal Penal o bajo el régimen de libertad condicional,̷

  • El interés público debe prevalecer

    El pasado martes la empresa manejadora de Duquesa canceló el derecho de los municipios Santo Domingo Oeste, Pantoja y Los Alcarrizos de verter sus desechos en esa terminal, supuestamente porque sus contribuciones son mínimas y no llenan siquiera…

  • Signos preocupantes

    Se habla de los cambios en la sociedad dominicana en los últimos 50 años. Se resalta el crecimiento económico, industrias, empresas de servicios, comunicaciones, el turismo, la expansión urbana y hasta hábitos de vida, y también cómo el país…

  • ¿Por qué escasea agua en Santiago?

    Para una parte de la población de Santiago y sus más importantes municipios puede resultar incomprensible no tener en las condiciones deseadas el servicio de agua potable. Una ciudad bordeada por uno de los más importantes ríos del país, el YaqueR




GALERIA DE FOTOS:

X
Anterior - 1 de 1 - Siguiente