Construcción: un sector que ha dicho presente en aporte a la economía de RD

345
Esta torre está ubicada en el Ensanche Piantini, del Distrito Nacional.

Cuando se analiza el comportamiento de la economía dominicana en los últimos cinco años y medio, el sector de la construcción ha estado casi siempre entre las cinco principales actividades que han contribuido al crecimiento.

Lo estuvo en 2013, en el año 2014, en el 2015, en el 2016, y en los primeros seis meses de 2018. A veces ha encabezado la lista de los renglones que toma en cuenta el Banco Central para sus mediciones, otras veces no. Pero su aporte ha quedado más que evidenciado en la economía local.

El movimiento que ha tenido el país en la dirección citada ha sido la siguiente: En 2013 el crecimiento de la economía dominicana fue del 4.1% y para entonces el sector con mayor dinamismo fue minería, que por efecto del inicio de la explotación de oro en Pueblo Viejo, creció 151%. Le siguieron la construcción (7.3%), empujada por el aumento del financiamiento que permitió construir 3,450 nuevas viviendas; hoteles, bares y restaurantes (6.3%), intermediación financiera y seguros (10.5%), y agropecuaria (4.4%). Los sectores con crecimientos más modestos fueron manufactura local (0.5%), zonas francas (2.5%), y servicios (3%). En 2014 la economía creció 7.1% y entre las actividades que empujaron ese crecimiento estuvieron la agropecuaria (5.2), minería (20.9%), manufactura local (5%), construcción (11.4%), y comercio (4.7%).

Un año después, es decir, en 2015, por segundo año consecutivo, la economía dominicana lideró el crecimiento de toda la región latinoamericana y de Centroamérica al alcanzar un aumento de 7% de su Producto Interno Bruto (PIB).

Ese comportamiento estuvo sustentando en el crecimiento alcanzado por la construcción pública y privada, que creció 18.2%, seguido de las actividades Intermediación Financiera (9.2%) el comercio en 9.1% y Enseñanza 8.6%. Mientras, Transporte y Almacenamiento aportó 6.4%, Hoteles, Bares y Restaurantes 6.3%, Zonas Francas 5.8%, Salud 5.8%, Manufactura Local 5.5%, y Otros Servicios 4.1%, que en conjunto representaron el 80.1% del crecimiento en el año 2015. En 2016, la economía creció 6.6% y entre las actividades que tuvieron mayor dinamismo estuvieron Minería (26.5%), Intermediación Financiera (11%), Agropecuaria 9.6%, Construcción 8.8%, otros servicios 6.8.

En 2017, la economía tuvo un crecimiento mejor de lo esperado (4.6%). Los sectores de mayor actividad fueron Hoteles, Bares y Restaurantes (6.8%), Servicios Financieros (6.2%), Agropecuario (5.9% y Zonas Francas (5.5%).

A esas actividades les siguieron los ramos Transporte y Almacenamiento (5.1%), Construcción (3.7%), Manufactura local (3.0%) y Comercio (3.0%), de acuerdo con el informe dado a conocer para entonces por el gobernador del organismo, Héctor Valdez Albizu, en rueda de prensa.

La economía registró una expansión interanual de 7.3% durante el mes de junio, lo que ubicó el crecimiento para el período enero-junio de este año 2018 en un 6.7%. Las actividades económicas de mayor incidencia en los pasados seis meses de este año fueron: Construcción (13.2%), Zonas Francas (11.0%), Salud (8.2%), Comercio (8.1%), Manufactura Local (6.8%), Transporte y Almacenamiento (6.8%), Energía y Agua (6.4%), Servicios Financieros (5.8%), Comunicaciones (5.6%), Agropecuario (5.3%), Hoteles, Bares y Restaurantes (5.2%) en términos de valor agregado, entre otras.

El dinamismo del sector Construcción, según el Banco Central de República Dominicana, responde principalmente a iniciativas privadas de proyectos habitacionales que buscan solventar el déficit existente en el Gran Santo Domingo, así como en otras áreas de la geografía nacional.

Asimismo, incide de manera importante la ejecución de proyectos en el sector turístico y el desarrollo de obras de infraestructura para la diversificación de la matriz de generación de energía eléctrica. Adicionalmente, se destacan las construcciones en el sector comercial y la restauración de obras infraestructura vial por parte del Gobierno Central. De igual forma, el comportamiento de esa actividad durante el primer semestre del año se ve reflejado en la variación interanual de los volúmenes de venta de los principales insumos para la construcción, como el cemento.

El agro ha estado dentro del círculo de principalía

El sector agropecuario es otro de los que ha estado entre las cinco actividades que aportan al crecimiento general de la economía de República Dominicana.

Por ejemplo, en 2017 experimentó un crecimiento del 5.9 %, según informó la institución en una rueda de prensa efectuada para tratar sobre el tema el pasado año. Los rubros de mayor crecimiento fueron el arroz, al pasar de 12.2 millones de quintales en 2016 a 12.9 millones en 2017, lo que significó un 5.7 %; y el plátano, que pasó de 2,399 millones de unidades en el año 2016 a 2,530 millones en 2017, lo que significó un 5.4 % de crecimiento.

La producción de leche creció 10.58 %, al pasar de 755 millones de litros en 2016 a 835 millones al finalizar 2017, mientras que la producción de huevos fue de 1,714 millones de unidades en 2016 y en 2017 aumentó a 1,867 millones de unidades, lo que reflejó un 8.8 % de crecimiento. Ese dato fue revalidado por dueños de granjas del país.