Acoprovi asegura que la política de vivienda del Gobierno está dispersa

637
En el encuentro de ayer en el periódico elCaribe se pasó revista al comportamiento del sector de la vivienda en la República Dominicana.
Plantea como solución la creación de un ministerio que agrupe a unas 26 instituciones que inciden en el sector

La Asociación Dominicana de Constructores y Promotores de Viviendas (Acoprovi) aseguró ayer que la política del gobierno de Danilo Medina en materia de viviendas está dispersa, porque en ella interviene la visión de distintas instituciones, cada una por separado.

La organización reiteró la necesidad de crear el Ministerio para la Vivienda (y Asentamientos Humanos) que vendría a juntar el trabajo de 26 instituciones que inciden en el sector. “Entendemos que una cosa es la visión de Urbe, otra cosa es la visión del Invi, y otra cosa es la visión de Ciudad Juan Bosch, cuando lo correcto es que todos los recursos vayan a un solo fondo y que desde el Ministerio de la Vivienda se trace todo lo que tiene que ver con política y planificación”, planteó María –Susy- Gatón, entrevistada en el Almuerzo Semanal de Multimedios del Caribe, junto a otros directivos de Acoprovi. Ese equipo estuvo compuesto por Jorge Montalvo, primer vicepresidente; Erick Bueno, segundo vicepresidente, y Carolina Steffani, directora ejecutiva de la institución.

Junto a Cuba, República Dominicana es el único país que carece de un Ministerio para la Vivienda, según dijo Gatón. Desde su punto vista, en las políticas y planificaciones trazadas desde el Ministerio de la Vivienda estaría la auto-ayuda, la producción social del hábitat, la vivienda progresiva, los proyectos de lotes y servicios, que permiten que a una persona se le otorgue un solar y éste vaya poco a poco desarrollando su vivienda, las viviendas públicas-privadas, mediante el fideicomiso y las viviendas privadas. “Deben ir todos los recursos a un solo fondo y un solo organismo que trace las políticas y la planificación de la superación del déficit habitacional en un período determinado… No es tan fácil superar el déficit”, apuntó Gatón, respondiendo a preguntas formuladas por el director de elCaribe, Osvaldo Santana, quien dirigió la entrevista.

Según el reciente Estudio de Demanda de Viviendas (Cenac-noviembre 2017) el 89.8% de la demanda real de soluciones habitacionales se concentra entre los 500 mil pesos y los cuatro millones. Mientras, un estudio realizado hace varios años ubicó el déficit cuantitativo de viviendas en unas 900 mil unidades y más de 800 mil en términos cualitativos. Esto último se refiere a viviendas que, por ejemplo, no tienen agua, que están construidas con techos vulnerables, con pisos de tierras y en zonas de alta vulnerabilidad.

Este 2018 Acoprovi cumple 20 años de existencia, representando a unos 250 socios, mayormente productores y promotores de viviendas, además de entidades financieras, suplidores y fabricantes de materiales y a la academia.

La organización indicó ayer que “en ocasión de esa fecha, celebra grandes logros que ha alcanzado, junto al sector y el país”.
Respecto a la vivienda, sin embargo, dejó claro que se enfrenta aún a una serie de retos, que vienen acompañando a la organización desde su fundación. Acoprovi resumió esos retos en 15 temas, considerados de gran importancia. Entre ellos están, por ejemplo, la actualización de normativas y reglamentos que permitan unidades de viviendas de menor tamaño y que puedan acoger más familias por proyecto, permitiendo que los precios de las unidades sean coherentes al poder adquisitivo de la población; lograr tasas y arbitrios que desde las alcaldías sean objetivos a los fines de no encarecer el precio de las viviendas, y que se permita el desembolso de los préstamos interinos con la autorización de “Inicio de obra”, que emite Obras Públicas, sin tener que esperar, para los casos que aplique, la licencia definitiva de construcción, así como que se permita completar el expediente hipotecario para las familias adquirientes sin la necesidad de presentar físicamente la Certificación de no Gravamen, y procurarlo en formato digital.

Ambas disposiciones están contenidas en circulares emitidas por la Superintendencia de Bancos. Acoprovi también pide flexibilizar los requisitos de calificación crediticia para los adquirientes de viviendas de bajo costo. “Con la reciente ley 155-17, las entidades financieras y los sujetos obligados no financieros hemos fortalecido nuestras debidas diligencias y las calificaciones de riesgos, impactando directamente a la población más necesitada y menos bancarizada”, dice la organización.

Acoprovi sugiere que a los adquirientes les sea permitida una declaración jurada de ingresos, como aval de los mismos, con el objetivo de que puedan calificar para los préstamos de largo plazo para las viviendas, entendiendo que la mayoría de la población y las mipymes trabajan de manera informal. “De este modo, se pudieran considerar como otros ingresos las propinas y considerar el ahorro programado”, plantea Acoprovi.

Desde el punto de vista de la institución es importante para el sector construcción que los programas de financiamiento de viviendas a tasas fijas por la vida del préstamo, iniciados por el sistema financiero dominicano hace aproximadamente un año, se mantengan de cara al futuro. Acoprovi criticó la sobrevaloración del Impuesto a la Propiedad Inmobiliaria (IPI), por parte de la Dirección General de Impuestos Internos, que actualmente está por encima del precio de mercado, afectando a los adquirientes que deben pagar transferencia del 3% de este monto y la lentitud en la obtención de los mismos.

Acoprovi le dijo a la DGII, por vía de la entrevista de ayer, que el manejo de los anticipos para su sector debe tomar en cuenta que el ciclo de cierre de proyectos tiene una duración de 24 a 48 meses, que es el tiempo promedio de un proyecto, dependiendo del tamaño y las complejidades. “Eso afecta nuestros flujos, representando un anticipo de por lo menos de tres años antes de poder ver rentabilidades, se debe considerar un tratamiento diferenciado. La DGII a veces considera que si un constructor hizo en un año una cantidad equis de apartamentos, el año pasado hará esa misma cantidad o más. Eso no siempre ocurre así, por tanto no se puede partir de esos cálculos, indicó Jorge Montalvo, el primer vicepresidente de Acoprovi, en un diálogo que duró más de una hora. Por parte del periódico, en la entrevista participaron también el subdirector de elCaribe, Héctor Linares, y el jefe de Redacción de Apertura, Héctor Marte.

Acoprovi pidió la agilización para que un trabajador, por el carácter de móvil-ocasional, pueda pasar de un régimen contributivo a un régimen subsidiado automáticamente.

De los encuentros con el ministro Obras Públicas

El sector construcción ha tenido el segundo lugar en crecimiento en la economía del país en los últimos diez años, con respecto al incremento de los demás sectores. En 2017 creció 9.3% y en lo que va de 2018 presenta un crecimiento de un 13.3 por ciento. Dentro del crecimiento, el ramo vivienda ha sido fundamental, según Acoprovi, porque ocupa cerca del 85%. La parte hotelera hace también un importante aporte a ese crecimiento sectorial. Los datos indican que en los próximos dos años se espera terminar 2,500 habitaciones hoteleras y se van a iniciar y en lo que termina el año otras 2,000. Susy Gatón informó que la institución que dirige se ha reunido con el ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, y dijo que con el tema de la ventanilla única los encuentros han sido positivos.

Adecuación del Fondo de Pensiones Trabajadores

Acoprovi abogó porque se logre la adecuación del Fondo de Pensiones de los Trabajadores de la Construcción, que, desde su punto de vista, se constituye en una doble tributación frente a la Tesorería de la Seguridad Social (ley 87-01) para los trabajadores dominicanos y los extranjeros regularizados.

Susy Gatón favoreció la aplicación de la flexibilización de la proporción del 80-20, en cuanto a la cantidad de trabajadores extranjeros frente a locales contratados en los proyectos de construcción, tal como se permite en el Sector Agroindustrial. De acuerdo con cifras de Acoprovi, el sector que esa institución representa emplea aproximadamente 290,000 personas (ocupando la mano de obra extranjera el 26%), representando el 6.5% de la fuerza laboral del país. En el encuentro de ayer, los directivos de la Asociación de Constructores y Promotores de Viviendas abogaron porque se modifique la Ley de Alquileres para incentivar el mercado de alquiler, es decir, para que inversionistas vean apetitoso colocar sus capitales en esa actividad. Los datos ofrecidos ayer indican que el sector vivienda ha sido afectado por el alza de la varilla, cemento, hormigón y pintura, entre otros, que inciden directamente en los costos de un proyecto y que afecta la adquisición de las viviendas.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorCheché Abreu: “Mi pueblo me ha dado todo”
Noticia siguienteMartha Heredia recibe apoyo de sus colegas para ofrecer concierto