Arte y deportes en las escuelas

    44

    La Asociación Dominicana de Profesores (ADP) ha hecho una propuesta interesante para enfrentar el problema de la violencia escolar, un mal que se extiende y complica con el paso del tiempo.

    El gremio magisterial, un actor fundamental, crucial en la estructura de la educación pública, demandó la incorporación de los talleristas de arte y deportes durante la jornada extendida, como un mecanismo de desincentivo de conductas de violencia que suelen surgir en las escuelas.

    Según argumentó la profesora Xiomara Guante, presidenta de la ADP, la violencia es un problema originado por múltiples causas y que por tanto la solución hay que buscarla en forma integral. Y en esa integralidad plantea la introducción del arte y del deporte en todas sus expresiones en las escuelas.

    Pero la sugerencia de la presidenta de la ADP no se queda ahí. Sugiere que se disponga de una mayor vigilancia de la Policía Escolar dentro de los recintos y que se haga una revisión del manual de disciplina, para que se les devuelva la autoridad a los maestros.

    Por tratarse del sector profesoral, de los maestros, que son los que conviven con los alumnos, observando y tratando de moldear sus comportamientos, las ideas y sugerencias de la ADP, deben ser vistas y asimiladas como un aporte, una contribución importante, entendible y atendible ante un mal que crece, se radicaliza y se extiende no solo a los recintos escolares, sino que llega a las proximidades, a los alrededores. Muchos de los últimos casos de violencia reportados se han producido fuera de los planteles.

    Incluso al aspecto de la sugerencia de la ADP que se refiere a la vigilancia de la Policía Escolar debería motivar a una revisión del esquema operativo y funcional de esa estructura de prevención contra la violencia escolar, comportamiento que como dijo la profesora Guante, es un reflejo y una manifestación de lo que se vive en los hogares y en las calles, porque las escuelas no son un ente aislado de la sociedad.

    Razones y argumentos hay suficientes. Y parece que también existe interés en aportar a la solución. Siendo así, lo mejor es que entre todos los actores del sistema se genere una alianza contra la violencia escolar. Por y para el bien de todos.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorLa NASA firma el primer contrato de construcción de la estación lunar
    Noticia siguienteMilagros Ortiz y el PRM