FDD: la institución que ha beneficiado a un millón de personas

Amelia Reyes habló extensamente sobre cómo la FDD ha trabajado para cambiar la vida de personas que han accedido a un crédito.
Maneja casi 400 millones de pesos en su cartera anual y actualmente llega a 20 mil clientes de microcrédito en RD

La Fundación Dominicana de Desarrollo (FDD) ha recorrido un largo camino en el otorgamiento de microcréditos y en la capacitación y acompañamiento financiero en el país y cada día robustece sus acciones.

Tiene 53 años de historia, un tiempo en el que se ha puesto de manifiesto el compromiso del empresariado dominicano, y llega actualmente a 20,000 clientes de microcrédito. La institución maneja casi 400 millones de pesos en cartera anual y en toda su trayectoria ha beneficiado a un millón de dominicanos.

La FDD, que otorga solo microcrédito individual y está presente en nueve provincias del territorio nacional a través de 15 oficinas, ubicadas -básicamente-, en el Gran Santo Domingo (Distrito Nacional y provincia Santo Domingo), en la región Norte del país y en San Cristóbal (región Sur).

El crédito promedio de la institución es menor de 19,000 pesos. “Cuando hablamos de la Fundación Dominicana de Desarrollo estamos hablando de reducción de pobreza, de reducción de desigualdad económica, de creación de oportunidades para aquellos que son más vulnerables y de permitir que aquellos que no tienen acceso al sistema financiero formal puedan acceder al crédito”, le dice Amelia Reyes Mora, presidente de la organización, al periódico elCaribe.

Acudió a una entrevista acompañada del vicepresidente Jaime Roca y de Mariano Frontera, director ejecutivo. La FDD posee siete productos, estructurados de tal manera que van vinculados al monto prestado y a la evolución de la empresa. Se comienza con productos para microempresa inicial –que parten desde 5,000 pesos- y el monto máximo que otorga es de 500 mil pesos, que es lo denominado credi empresa plus, o empresas que vienen con un ciclo de dos o tres créditos previos , tomados a la institución, y que han ido creciendo con ella.

También tiene un producto llamado “Mi casa bonita”, para personas microempresarias que no tienen empleo formal, sino que dependen de su propio negocio o de la actividad que de manera independiente realizan, pero quieren ir construyendo su casa. Cerca del 35% de la cartera de la FDD va dirigida a microempresarios que van mejorando su inmueble.

Amelia Reyes, respondiendo a preguntas formuladas por Osvaldo Santana, director de este diario, quien dirigió la entrevista, rememoró cómo en 1966, dando respuesta a la necesidad de una República Dominicana en la que reinara la paz y la dignidad, un grupo de 23 empresarios, motivados por José Armenteros Seisdedos y Rafael Esteva, unieron sus esfuerzos para ser el motor técnico que eliminaría la desigualdad económica, manifestada con la caída de la dictadura de Rafael L. Trujillo y la guerra civil de 1965.

“Para entonces, necesitábamos crear un entorno que favoreciera el desarrollo. Esta iniciativa habla muy bien del empresariado dominicano… de gente que ha pasado por ahí, como don José León, don Alejandro Grullón, don Enrique Armenteros y de muchos otros que han hecho gran aporte. Pudiéramos hablar, incluso, de 49 pasados presidentes. Yo me siento con un compromiso sentándome en una silla que tiene un precedente tan relevante en la República Dominicana. Porque a partir de 1982 se introdujo el microcrédito en el país y en esto somos pioneros”, apuntó Reyes Mora.

Sostuvo que eso significa un gran avance, porque para países pobres lo que hace la FDD es ser una herramienta muy importante, que representa una esperanza para salir de la pobreza. “En países como el nuestro, también necesitamos empoderar a la mujer”, expresó, poco antes de informar que casi el 60% de la cartera de crédito de la FDD está dirigida a ese segmento poblacional.

“La FDD es el resultado del sentimiento de fraternidad y solidaridad que une a los dominicanos de todos los sectores socio-económicos de la República Dominicana. Surgió entonces como la primera iniciativa de su tipo en el país, expresión genuina de los deseos de líderes empresariales, de estrenar una forma distinta de aporte a la recuperación económica dominicana y auspiciar una nueva experiencia social sin ingredientes partidistas y sin disputarle su rol al estado, planteó.

A las personas que tienen un emprendimiento o ideas, la institución les asigna un consultor especializado en emprendimiento, que le acompaña de manera exclusiva, se sienta con ellos, le ayuda a hacer su plan de negocio, lo guía a identificar el mercado, a hacer sus proyecciones financieras y a estructurar la organización que necesita para llevar a cabo su negocio. “Vamos a decir que es un tú a tú, cara a cara entre el consultor y la persona que desea emprender”, explicó Mariano Frontera.

Eso que dice es una novedad en la organización, que se implementa desde el pasado año 2018. “Pero hay un proyecto que a mí de manera especial me toca, que vamos a retomar y que va dirigido para aquellas personas que están privadas de libertad”, expuso en otra parte de diálogo Amelia Reyes.

Dijo que cuando un individuo está en prisión necesita reinsertarse social y laboralmente, pero eso se hace difícil; mucho más si no tiene capacitación. “Estamos haciendo los programas de capacitación para mujeres-hombres en Najayo, por ejemplo, para capacitarlos en educación financiera y desarrollo empresarial. Es algo que tenemos que desarrollar mucho más en el país”, sostuvo.

Los ejecutivos de la organización pasaron revista, junto a elCaribe, a los disintos temas en los que se involucran constantemente en RD.

Entre 99 entidades logró excelente puntaje

Recientemente la FDD recibió un premio de la Red Centroamericana y del Caribe de Microfinanzas. Se trata de una distinción relevante, si se toma en cuenta que de 99 instituciones que son evaluadas, basadas en los estados financieros, la entidad dominicana fue seleccionada en el cuarto lugar, en el segmento de Escala y Alcance, que habla del crecimiento de la cartera.
“Ellos comparan y hacen una relación entre ingreso per cápita y el monto de los préstamos”, explicó Amelia Reyes Mora. Mientras, Mariano Frontera explicó que mundialmente hay dos metodologías conocidas en materia de préstamo, que son microcrédito individual y microcrédito grupal. “En nuestro país la metodología de individual ha probado ser más exitosa”, expuso.

La experiencia de años en los diversos campos

Amelia Reyes pidió a los empresarios dominicanos que se involucren con la labor que realiza la FDD, que -según ella- va más allá de una institución”.

“Es una labor que ha probado ser efectiva durante 53 años y que la han llevado bajo su responsabilidad los más reconocidos empresarios dominicanos, a una generación más reciente, que ha estado involucrada. Eso habla de la transparencia y del compromiso, de la integridad con la que se ha llevado esta institución”, apuntó.

Aseguró que la FDD cuenta con un consejo integrado por once empresarios, que de manera voluntaria dan su tiempo, conocimiento, asesoría y recursos económicos, con el fin de apoyar la labor de la organización. Amelia tiene más de 25 años de experiencia en empresas multinacionales y nacionales líderes, en las que dirigió áreas como Recursos Humanos, Comunicación y Asuntos Corporativos, Publicidad, Seguridad Industrial, Salud y Medioambiente. Ha sido invitada como conferencista a varios foros, congresos y seminarios nacionales e internacionales.
Adicional a sus funciones en el Consejo Directivo de la FDD, es vice presidenta de la Junta Directiva de la Asociación Dominicana de Turismo de la Salud, presidenta de AF Comunicación Estratégica y co-fundadora de la Fundación Cemex Dominicana.

La Fundación Dominicana de Desarrollo cuenta con alrededor de 100 oficiales, prestos para asesorar a los pequeños empresarios en sus negocios.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorInformar transparenta
Noticia siguienteLos resultados de las primarias